Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

El Matarraña recibe el aumento de visitas como "un balón de oxígeno"

Las oficinas de turismo, comercios y alojamientos notan la presencia de viajeros procedentes de todo Aragón.

Numerosos visitantes, el viernes, en la plaza de Beceite, en la comarca turolense del Matarraña.
Numerosos visitantes, el viernes, en la plaza de Beceite, en la comarca turolense del Matarraña.
Javier de Luna

La comarca turolense del Matarraña encara la recta final de una Semana Santa que salva con cierta motivación debido a la afluencia de visitantes a pesar de la situación. El confinamiento perimetral de Aragón ha hecho que el perfil del visitante en una comarca limítrofe con Cataluña de donde proceden tradicionalmente la mayoría de sus turistas sea estos días autóctono de la Comunidad.

Por esta situación, se han hecho notar las excursiones en el día especialmente en las oficinas de turismo y en la hostelería a las horas de las comidas. En Valderrobres, terrazas y comercios ya trabajaron Jueves Santo gracias a los visitantes pero también a los clientes locales y de municipios cercanos tanto del Matarraña como del Bajo Aragón. Que en la Ruta no hayan salido a la calle tambores ha provocado que muchos bajoaragoneses hayan elegido el Matarraña para una escapada.

Para la Asociación de Empresarios del Matarraña, estos días son "un balón de oxígeno" porque incluso algunos establecimientos que permanecían cerrados se han animado a abrir. "Hemos tenido trabajo, después de unos meses tan duros estábamos con cierto desánimo y esta Semana Santa nos da ilusión", dijeron este sábado desde la oficina de Valderrobres. Atendieron principalmente consultas y visitas de núcleos familiares y parejas de las tres provincias y, sobre todo, de Zaragoza

Uno de los retos de los últimos años ha sido captar la atención del público zaragozano, que siempre suele mirar hacia el Pirineo. En cuanto a la gente de la propia provincia, la campaña de Diputación de Teruel ha ido dirigida precisamente a la promoción interna. Una situación similar se vivió en Calaceite, capital cultural del Matarraña, que ya el miércoles comenzó a recibir una afluencia constante de personas, principalmente zaragozanos y oscenses. Este goteo no cesó y, desde la oficina de Valderrobres, calificaron de "sensacionales" Jueves y Viernes Santo y entre las visitas que acudieron en el día y las que lo hicieron con alojamiento destacaron los usuarios de autocaravana quienes disponen de un área específica en el pueblo.

En Beceite, este sábado por la tarde quedaba disponible "alguna entrada suelta" al Parrizal para la tarde de este domingo. "Se vendieron los cuatro días enseguida. No es como cualquier Semana Santa normal, pero hay más gente de lo que yo esperaba en el pueblo", valoró ayer el alcalde, Juan Enrique Celma. El Ayuntamiento decidió poner en marcha el control de regulación de acceso de El Parrizal en marzo y a mitad de semana ya estaba casi al completo. Celma hizo un llamamiento a "cumplir en todo caso" las normas de distanciamiento social.

También las empresas de turismo activo comenzaron a recibir llamadas pocos días antes del puente. Algunas tuvieron que reinventarse para atraer clientes que demandan actividades en la naturaleza y que, debido a la prohibición de cambiar de comunidad autónoma, se han visto alteradas. Es el caso de Matarraña Aventura, que trabaja en la Vía Verde Val de Zafán que une Aragón con Cataluña. Son ellos los que se desplazan con su justificante entre Cretas y Arnes para trabajar con los dos públicos. Las previsiones de lluvia hicieron que negocios como este hayan tenido que ir trabajando al día. "Se anunciaba el diluvio y luego nada y eso ha animado las reservas casi día a día. Nosotros, contentos de trabajar", apuntó Javier Arias, de Matarraña Aventura.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión