Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

emprendedores

Iberia Composites Manufacturing se instala en Calatayud y prevé invertir 380.000 euros

La empresa, recién creada, se dedica a la fabricación de piezas con kevlar, fibra de vidrio y fibra de carbono para automoción, aeronáutica, robótica y construcción. Su objetivo es empezar a trabajar en junio y crear inicialmente cinco puestos de trabajo.

Vista general del polígono industrial de La Charluca de Calatayud.
Vista general del polígono industrial de La Charluca de Calatayud, donde se instalará la nueva empresa.
Jesús Macipe

El Pleno del Ayuntamiento de Calatayud ha dado este lunes el visto bueno a la adjudicación de una nave de 1.200 metros cuadrados en el polígono de la Charluca al proyecto presentado por la empresa Iberia Composites Manufacturing. Se trata de una compañía de reciente creación, fundada por el zaragozano Víctor Sanz y el barcelonés Andreu Arcon, que se va a dedicar a la fabricación de piezas con kevlar, fibra de vidrio y fibra de carbono con destino a aplicaciones en la automoción, aeronáutica, robótica y construcción. 

Su objetivo es arrancar en junio de este año, invertir cerca de 380.000 euros y crear inicialmente cinco puestos de trabajo, incluidos los suyos.

"Es un sector muy poco conocido, pero con unas posibilidades de aplicación inmensas y cuyo uso es una tendencia al alza y de forma exponencial", sostiene el propio Sanz. Tanto él como su socio acumulan varios años de experiencia en empresas de esta especialización y en enero de este año optaron por asociarse y dar el paso por su cuenta. En ese tiempo en común, explica, han realizado trabajos tan dispares como cascos y botavaras para embarcaciones, morros de aviones, piezas para coches y radares, vigas, y brazos para robots, entre otras. "Son materiales que se usan para sustituir el acero y el aluminio: son más resistentes y pesan menos, pero son más caros", puntualiza.

En su decisión de optar por Calatayud, Sanz reconoce las ganas de estar cerca de casa después de unos años fuera de Aragón y agradece la colaboración tanto del Consistorio bilbilitano como de la Cámara de Comercio de Zaragoza. 

"Nos han ayudado mucho desde el primer momento. Estudiamos la posibilidad de instalarnos en el área de Barcelona, pero vimos que los costes fijos iban a ser muy elevados y por experiencia sabemos que la ubicación de la planta no es determinante", explicaba. Con vistas a arrancar la producción, Sanz apunta que "nuestra idea es empezar en junio, porque ya tenemos clientes interesados en que trabajemos con ellos".

Como paso previo, asume que tendrán que realizar "obras y reformas" en las instalaciones municipales y posteriormente llegará el montaje de las máquinas necesarias para iniciar su labor. "Es un proceso muy manual, muy artesanal", detalla el gerente de la compañía. Así, explica que las piezas no se realizan en una línea de producción al uso sino que el proceso, ya sea mecanizado o laminado dependiendo de la pieza en sí, necesita de la colaboración de varias personas.

Dentro del plan empresarial presentado al Ayuntamiento, explican que cuentan con financiación propia, bancaria y que optan a ayudas Leader, europeas y municipales por creación de empleo. Además contemplan colaboraciones con la Universidad de Zaragoza y la Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia (Eupla), así como realizar cursos de formación a personal local cualificado en colaboración con el Inaem.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión