Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

turismo ornitológico

Ruta ornitológica: Las cuatro especies de buitres del sur de Europa se pueden avistar en el Aranda

La comarca, comprendida entre los ríos Aranda e Isuela, es uno de los mejores lugares de Aragón para el turismo ornitológico. En ella habitan 131 variedades aviarias.

El buitre negro es una de las variedades de estas rapaces que se puede ver en el Aranda.
El buitre negro es una de las variedades de estas rapaces que se puede ver en el Aranda.
A. Portero

Es uno de los pocos lugares donde se pueden avistar las cuatro especies de buitres que habitan en el sur de Europa. Solo en el Aranda se pueden ver leonados, alimoches, quebrantahuesos y buitres negros. Ésta es parte de la riqueza de la fauna de este territorio aragonés, uno de los mejores para practicar turismo ornitológico.

Para guiar al visitante en esta actividad, que consiste en desplazarse de un lugar a otro para contemplar distintos tipos de aves en su hábitat natural, el turista tiene a su disposición un mapa con los puntos clave para esta práctica.

El plano, que se puede descargar en la web de la comarca, divide el territorio en tres ecosistemas diferentes. Por un lado, los forestales, que abarcan las sierras del Moncayo, de la Virgen y del Tablado. Por otro lado están los cortados, cañones y barrancos formados por los ríos Isuela y Aranda. Y, finalmente, también se dan ecosistemas húmedos y bosques de ribera, a orillas del embalse de Maidevera y de otros ríos de la comarca.

Con esta variedad ambiental no es de extrañar que la zona del Aranda sea prolífica en aves, más que por su cantidad, por su variedad. Junto a los ya citados buitres, es fácil avistar águilas reales y perdiceras, halcones peregrinos, búhos reales, gavilanes o azores. Y así hasta más de 130 especies diferentes de pájaros habitan en este territorio, ya sea de forma permanente o sobrevolándolo en determinadas épocas del año.

Una vez situados en el mapa, la experiencia aviaria en la comarca del Aranda se vive prismáticos en mano y con ganas de pasear tranquilamente. Solo así se podrá disfrutar de estas aves no solo con la vista, sino también con los oídos.

Los bosques del Moncayo, La Virgen y el Tablado

La ruta ornitológica por el Aranda comienza recorriendo los ecosistemas forestales, donde habitan de forma permanente águilas reales y azores comunes. También se pueden ver picogordos en invierno, que destacan por su cuello y cabeza de gran volumen, o culebreras españolas, caracterizadas por comer reptiles, en la época estival. Estas variedades se pueden avistar en los bosques de las sierras del Moncayo, en las proximidades de Calcena; en la de La Virgen, tomando como referencia Illueca, donde se cuenta con un panel informativo sobre este tipo de ecosistemas; y en la del Tablado, en las inmediaciones de Purujosa.

Los cortados y cañones de los ríos Isuela y Aranda

Los ríos Isuela y Aranda atraviesan la comarca dejando a sus alrededores un paisaje de cortados, cañones y barrancos donde habitan de forma permanente buitres leonados y águilas perdiceras, entre otras rapaces. En verano, también se pueden ver alimoches, que durante el invierno emigran a África, en busca de temperaturas más cálidas. Todas ellas son aves que viven en zonas rocosas y en el Aranda se pueden encontrar en las inmediaciones de Purujosa, donde se cuenta con un panel informativo, así como en el entorno de otras localidades próximas al río Isuela, como Trasobares o Mesones de Isuela, y al Aranda, como Brea de Aragón.

Varios paneles informativos colocados sobre el terreno guían al visitante en el avistamiento de aves.
Varios paneles informativos colocados sobre el terreno guían al visitante en el avistamiento de aves.
Comarca del Aranda

El ecosistema ribereño del embalse de Maidevera

A orillas del embalse de Maidevera habitan aves acuáticas, como el mirlo, que reside en esta zona del Aranda de forma permanente, o la Oropéndola, que pasa en ella la primavera y el verano, emigrando después al continente africano. Esta zona está predominada por bosques de ribera y ecosistemas húmedos, que propician el asentamiento en ellas de patos azulones o martines pescadores. Un panel interpretativo instalado en el citado embalse informa al turista de las características de este ecosistema y de las variedades aviarias que se pueden avistar tanto allí como en cualquier otro punto a orillas de los ríos que pasan por la comarca.

Para facilitar la experiencia, en el territorio se cuenta con tres paneles colocados sobre el terreno en los que se marcan en el mapa las mejores zonas para la observación de aves.

Tanto el mapa como los paneles se lanzaron en 2017, en una acción de la comarca con la colaboración de la Guardería Forestal del Gobierno de Aragón. Juntos con estas herramientas, se organizan anualmente actividades para familias y grupos que acercan al turista común al mundo de las aves, como primera toma de contacto con la ornitología.

En los últimos meses, no se han podido celebrar este tipo de acciones pero la variedad natural del Aranda siempre está ahí, abierta y disponible para disfrutarla con respeto.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión