Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

baloncesto

Un campo de pruebas para las futuras estrellas del baloncesto  

El primer centro de tecnificación de Aragón abre sus puertas este fin de semana en Cuarte de Huerva. Impulsan el proyecto los exjugadores del CAI Matías Lescano y Diego Ciorciari.

Ciorciari, Lescano, Ereña y Grasa, en las instalaciones de Cuarte.
Ciorciari, Lescano, Ereña y Grasa, en las instalaciones de Cuarte.
Heraldo

“Vi que Ricky Rubio en Badalona había montado una academia de baloncesto y me llamó la atención. Después llegó la pandemia, nos confinaron y durante la cuarentena tuve tiempo de darle vueltas a la idea”, cuenta Matías Lescano. ¿Y cuál era esa idea? La de montar el primer centro multidisciplinar de baloncesto de Aragón. “Estábamos encerrados, teníamos muchas ganas de salir a la calle y volver a jugar, pero no era sencillo que abrieran las canchas o que te alquilaran un pabellón. Pensé en que este tipo de academias están por muchos sitios, las hay en Oviedo o en Cáceres, pero no había en Zaragoza". Fue así como el exjugador del CAI, conocido por la Marea Roja como ‘El bicho’, se lió la manta a la cabeza y decidió construir una cancha de baloncesto en una nave de un polígono industrial de Cuarte. Este fin de semana levantará la persiana con jornadas de puertas abiertas (previa cita y aforos reducidos) y confían en que The Factory Basket Lab -que así se llama el proyecto- tenga larga vida porque “en Zaragoza se vive el baloncesto como en pocos sitios”.

“No es solo una cancha de 15 x17 metros con tres canastas. En las instalaciones también hay un espacio reservado para la preparación física, una parte de oficina, aseos, taquillas y una especie de sala de espera o de estudio”, puntualiza Lescano, que vistió la camiseta del CAI de 2003 a 2010. El argentino no está solo en esta aventura de crear el primer centro de tecnificación de básket de Aragón, pues desde el inicio hay un póker de ases respaldando la apuesta. Jorge Grasa, entrenador ayudante en ACB y LEB; Rafael Aguelo, fisioterapeuta que militó en el cuerpo médico del Basket Zaragoza y el Real Madrid; y Diego Ciorciari, base del CAI en los años 2003 y 2004, con el que se logró la Copa del Príncipe, forman parte del ‘staff’. Además, el proyecto cuenta con ‘el maestro’ José Luis Ereña como asesor deportivo.

La nave tuneada tiene 500 metros cuadrados y se ubica en la calle río Gállego del polígono de Cuarte de Huerva, “a escasos doce minutos de la Romareda”. “En Zaragoza, por normativa, no se pueden usar naves para estos fines y por eso en Cuarte y María hay tantos gimnasios y box de crossfit en los polígonos”, explican los promotores de este laboratorio baloncestístico. La inversión ha sido importante, sobre todo, a la hora de instalar el parqué -con sus rayas en blanco, rosa y celeste- y de adquirir la última incorporación: una de esas máquinas de tiro para ensayar el 6,75, que recoge y vuelve a escupir el balón, y que se ven en tantos entrenamientos de la NBA.

"Es difícil emprender en pandemia, pero tampoco queríamos escudarnos en excusas"

Sobre el riesgo de emprender en mitad de una pandemia, Lescano asegura que “el momento es el momento”. “Si uno busca excusas siempre las va a encontrar, aunque sea que hay una crisis o que el día ha salido nublado. Es verdad que tenemos que trabajar con grupos reducidos, mascarillas y mucha prevención, pero pensamos que era la hora de sacar esto adelante”, dice el alero que consiguiera dos ascensos vistiendo la camiseta rojilla.

En la web de la nueva empresa se pueden consultar las modalidades de entrenamiento y las tarifas (hay descuentos para el mes de marzo) y existe la posibilidad, incluso, de alquilar la nave para cumpleaños o torneos. “No somos un club ni un equipo de colegio ni competimos contra ellos. Todo lo contrario. La idea es reforzar ese trabajo, ayudar a perfeccionar la técnica, porque muchas veces en los patios de colegios se entrena a 12 chavales de vez y es difícil bajar al detalle o hacer prácticas específicas para cada cual”, comentan. The Factory Basket Lab ofrece a los jugadores “la posibilidad de realizar un entrenamiento extra y personalizado con el que poder corregir fallos o sumar conocimientos a los que ya traen incorporados de sus clubes”, también se completa la oferta con el desarrollo de las habilidades físicas y terapias adecuadas a la práctica deportiva, para lo que cuentan con un departamento de fisioterapia -el capitaneado por Aguelo que tiene un máster en Medicina Tradicional China-, en el que se pueden hacer trabajos de rehabilitación y de prevención.

Su amor por el baloncesto se percibe en cada detalle, desde el lema motivacional ‘Sueña sin miedos, entrena sin límites’ hasta la decoración de las mesas, como una pizarra de entrenador, que parece un tablero de Risk pero en el que los ejércitos son las posiciones de pívot, escolta, alero, etc.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión