Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Casademont Zaragoza, en el camino de vuelta de Pau Gasol

El partido fijado para el 13 de marzo entre el FC Barcelona y el conjunto aragonés apunta a ser el primero en la liga Endesa del regreso de la leyenda. Pau nunca se enfrentó al equipo de elite de Zaragoza: su adiós a la NBA coincidió con el nacimiento del actual proyecto. Elías Harris fue su compañero en Los Ángeles Lakers.

Pau Gasol, en el partido que España jugó el pasado 30 de agosto en Zaragoza.
Pau Gasol, con la selección española, en el Príncipe Felipe.
Asier Alcorta/Heraldo

Javi García contaba con poco más de dos meses de vida cuando Pau Gasol pisó por última vez el parqué de un partido de la liga ACB, en junio de 2001. El base zaragozano pertenece, precisamente, a una generación de jugadores españoles nacida, crecida y moldeada al calor de la edad de oro de nuestro baloncesto y de esa senda abierta en la NBA por Pau desde otoño de 2001. El ‘16’ lo cambió todo, y, después de 20 años en esa diáspora a la que se fueron uniendo muchos otros antes y después (Navarro, Garbajosa, Calderón, Ibaka, Mirotic, Marc…), el mayor de los Gasol regresa a España.

Para muchos jugadores, como Javi García, el retorno de Pau representa el cierre de un círculo vital y la oportunidad soñada de poder tenerlo delante en una cancha, como rival, con 40 años amasados como una leyenda, como jugador más importante de la historia del baloncesto español. Una vuelta con un significado amplio y profundo, mucho más que el simple regreso de un hijo pródigo del Barcelona: es un hijo pródigo de todo el baloncesto nacional, patrimonio del deporte español.

Gasol vuelve a la liga ACB con la intención de foguearse en competición, ganar ritmo y recuperar sensaciones debajo de la canasta después de dos años de batalla contra una lesión, con el objetivo de disputar sus quintos Juegos Olímpicos. No juega desde hace justo dos años, desde el 10 de marzo de 2019, y es, precisamente ese día, el que aparece en el horizonte como frontera para el regreso efectivo de Pau Gasol a la pista.

Su recuperación ya ha cruzado las fases finales, de ahí su compromiso para competir con el Barcelona en Euroliga y ACB hasta el próximo mes de junio, y la semana del 10 de marzo emerge, según las informaciones trascendidas con el anuncio de su regreso, como el momento en el que Pau podrá volver a atarse las zapatillas para un partido. El plan sería que en las dos próximas semanas el jugador barcelonés gané presencia y físico en los entrenamientos colectivos bajo las órdenes de Sarunas Jasikevicius para reaparecer en el partido previsto para el 10 de marzo en Euroliga contra el eterno rival, el Real Madrid. El siguiente encuentro, de la liga Endesa, está emplazado el día 13 de marzo en el Palau Blaugrana… Y ahí emerge el Casademont Zaragoza como adversario.

El conjunto zaragozano podría ser así el invitado de lujo para el regreso de Pau a la ACB, un momento histórico que cobra aún más valor íntimo para el equipo aragonés: Gasol nunca se ha enfrentado a ninguna de las versiones de Basket Zaragoza. El jugador más relevante de la historia del baloncesto español no se ha cruzado nunca con uno de los equipos de afición con mayor solera, tradición y número del país.

Cuando Pau fue elegido en el draft de la NBA y emprendió la aventura americana en septiembre de 2001, el baloncesto profesional de alto nivel estaba arrasado en Zaragoza. Por entonces, la recuperación de un proyecto zaragozano se encontraba en un estado larvario que culminaría meses después, en 2002, con el florecimiento del Basket Zaragoza como heredero natural y depositario de la tradición del viejo CAI.

Mientras durante 20 años ese proyecto crecía, picaba la piedra del ansiado retorno a la ACB y volcía a asentarse en la cima, Pau Gasol trufaba su trayectoria de éxitos en la NBA (dos anillos, presencias en el All Star, paso por clubes míticos como Los Ángeles Lakers o Chicago Bulls…) y con la selección española (Mundial, medallas olímpicas, Europeos…). Gracias a su compromiso con el combinado nacional, Pau Gasol sí pudo jugar partidos de preparación en Zaragoza, en el Príncipe Felipe, como en los veranos de 2015 y 2016, pero nunca llegaría competir contra el primer equipo zaragozano.

Ahora, esa deuda histórica de Casademont Zaragoza podría cobrarse en Barcelona el 13 de marzo si se cumplen lo plazos. Para un posible paso de Pau Gasol por el Príncipe Felipe habría que esperar a unos hipotéticos play off o a una prórroga de su vinculación actual a otra temporada más, algo improbable ante la intención del jugador de retirarse tras los Juegos Olímpicos de Tokio. Será difícil, más en una situación excepcional como la actual debido a la pandemia y sus restricciones, que la afición zaragozana pueda despedir como merece a Pau en una pista, pero, al menos, podría ver al mito jugarle unas canastas a su equipo en partido oficial.

 Quizá el 13 de marzo sea la fecha esperada, con Pau Gasol levantándose sobre un Casademont de viejos rostros conocidos para él, como el Oveja Hernández, quien fuera el seleccionador argentino en la semifinales del Mundial de Japón 2006, en Saitama, cuando Pau se lesionó en la victoria de España y se perdería luego la final contra Grecia. O Elías Harris, uno de los pocos jugadores de la ACB actual que pueden presumir de haber compartido vestuario con Pau Gasol, en los Lakers, durante la temporada 2013-2014. El alero alemán era por entonces un miembro más de la rotación del equipo, con muy pocos minutos, apenas participó en dos partidos, pero habitual en el banquillo y los entrenamientos como compañero de Pau Gasol, una leyenda de vuelta a casa. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión