Despliega el menú
Aragón

coronavirus en aragón

La uci del Royo Villanova de Zaragoza lleva más de un mes con una ocupación por covid al límite

A las 10 camas habituales del servicio se suman las seis plazas que se habilitaron en la capilla, que se reabrió en enero.

Hora de visita de familiares a la uci covid del Royo Villanova.
Hora de visita de familiares a la uci covid del Royo Villanova.
José Miguel Marco

La fuerte presión por la covid que se registra en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales aragoneses se refleja en el Royo Villanova, que lleva desde hace más de un mes con ocupaciones que superan el 110% y alcanzan, incluso, el 160%. A sus 10 camas habituales, prácticamente llenas todos los días con enfermos con coronavirus, se suman las seis plazas que se habilitaron en la capilla.

Una situación que complica la organización diaria del sistema, tal y como explica el jefe de la uci de este centro sanitario, Gabriel Tirado: "Desde el 18 o 20 de enero tenemos todos los días en torno a diez pacientes covid", además de los enfermos de otras patologías. El Royo Villanova reabrió en enero la capilla, que se acondicionó con seis plazas de críticos en noviembre: "En estos momentos (este martes por la mañana), tenemos nueve pacientes covid y en la capilla hay enfermos que ya han negativizado el virus (tras realizarles las pruebas PCR), y que se trasladan para tener camas libres". 

Al contrario de lo que pasó tras la primera oleada, recuerda, cuando la uci se quedó libre de covid durante "mayo, junio y parte de julio", los ingresos se han mantenido. De hecho, esta cuarta onda epidémica la empezaron "con tres enfermos que todavía estaban en la uci desde la anterior". Son pacientes que requieren largas estancias ya que, de media, permanecen unas tres semanas en la uci. En los últimos 10 días han ingresado siete enfermos covid: "No da tiempo a que se vacíen las ucis". La tasa de supervivencia "depende de muchos factores" y la mayoría de quienes llegan a la uci requieren intubación. "El servicio de Neumología está asumiendo muchos enfermos con terapia de alto flujo y eso permite que tengamos más margen de camas para los enfermos más graves", explica.

Al mismo tiempo, según reconoce el doctor Tirado, "tener dos ucis en distintas plantas le confiere mayor dificultad a la organización". A esto se une, relata, "trabajar con poco margen de camas". La uci única que funciona en Aragón "permite una mejor gestión de los enfermos graves". La ocupación de las unidades de cuidados intensivos en Aragón "sigue estando muy comprometida".

Etiquetas
Comentarios