Despliega el menú
Aragón

crisis del coronavirus

Los hospitales van retomando la actividad quirúrgica, aunque la presión de las ucis sigue alta

Los intensivistas confían en que en dos semanas baje la ocupación en las unidades para pacientes críticos. La cuarta ola dispara en Aragón un 8% las listas de espera quirúrgicas.

Las unidades de cuidados intensivos de Aragón, en la foto, la del hospital Miguel Servet, llegaron a disponer de 298 camas en el pico de la pandemia y siempre hubo un 30% libres.
Las unidades de cuidados intensivos de Aragón, en la foto, la del hospital Miguel Servet, llegaron a disponer de 298 camas en el pico de la pandemia y siempre hubo un 30% libres.
Luis Correas

La tendencia a la baja de los contagios en Aragón y el descenso de pacientes ingresados por coronavirus permiten a los hospitales ir recuperando su actividad, aunque la presión por covid se mantiene en las ucis, con 86 enfermos con esta patología. Hay, además, 389 en planta. El Servet, el Clínico y el Royo Villanova, en Zaragoza, atienden al 78% de los enfermos críticos de la Comunidad.

El Servet continúa con más de la mitad de los quirófanos del bloque quirúrgico abiertos, reservando el resto ante la evolución de la crisis y en previsión de disponer de recursos de uci y personal. Sin embargo, el ritmo de intervenciones que no requieren ingreso es alto. Del 8 al 14 de febrero se hicieron 949 operaciones, cerca de las 1.100 semanales de la era precovid. Ha bajado la ocupación y, en estos momentos, destina dos plantas y media a esta patología. El Clínico realiza unas 70 intervenciones diarias, con 15 quirófanos de mañana y siete de tarde, y los viernes, entre cuatro y cinco.

El Obispo Polanco de Teruel reanudó la semana pasada las intervenciones quirúrgicas tras un parón de 22 días para disponer de profesionales sanitarios y más espacio. Empezó con la cirugía mayor ambulatoria y seguirá esta semana con las intervenciones más complicadas. La gerente del sector sanitario de Teruel, Perla Borao, explicó que se llevaron a cabo operaciones que requieren una hospitalización corta. Desde ayer se ha retomado ya la cirugía programada de forma "normalizada y hasta donde se pueda llegar". El Hospital Comarcal de Alcañiz también recuperó la actividad quirúrgica la semana pasada.

Loading...

En la provincia de Huesca, los dos principales hospitales (San Jorge y Barbastro) ya retomaron la actividad a finales de enero gracias al descenso de la presión. El San Jorge reabrió quirófanos (hasta tres por la tarde) para reducir las listas de espera. También se ha podido aumentar la actividad en el de Jaca con operaciones menos graves de pacientes trasladados desde Huesca.

El Hospital Miguel Servet es el centro que más pacientes covid atiende en la uci, 32. El Clínico tiene la uci al completo con enfermos con coronavirus y de otras patologías. Para Leticia Fernández, intensivista y secretaria de la Sociedad Aragonesa de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias (Sarmicyuc), los pacientes covid más graves ingresan en la uci "unos diez días después del contagio". En este sentido, añadió que si se mantienen los positivos en cifras bajas, la presión en las unidades de cuidados intensivos se podría aliviar dentro de dos semanas, "porque habrá menos ingresos pero seguirá habiendo enfermos hospitalizados, ya que las estancias son largas". De la misma opinión se mostró Enrique Bernal, investigador sénior del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) y asesor de la Consejería de Sanidad, para quien "la ocupación de camas de uci va bajando lentamente, pero va bajando". En este sentido, añadió: "Las previsiones que tenemos nos hablan de que en las próximas dos semanas estaremos en cifras parecidas a las de la ola previa". "Esta lentitud en la bajada aconsejaría un alivio muy gradual de la movilidad", indicó, al mismo tiempo que alertó de que "una quinta ola es posible, pero con una población vulnerable con alta cobertura de vacunación, el impacto debería ser menor en cuanto a casos graves y ocupación de los hospitales".

Loading...

8.364 operaciones pendientes

La cuarta oleada de la pandemia de coronavirus ha vuelto a disparar un 8% la lista de espera quirúrgica en Aragón, que se cerró en enero con 8.364 pacientes con demoras de más 180 días. Si se toma como referencia el mes de agosto, en el que se produjo el mayor pico de demora, las esperas de más de 180 días se han reducido en un 24%, informaron desde la Consejería de Sanidad.

El 40% de la demora corresponde a Traumatología; seguida por Cirugía General, con un 19%, y Neurocirugía y Oftalmología, con un 9%, respectivamente. El incremento de las listas de espera es la consecuencia de la necesidad de reservar camas y personal para los pacientes covid. Aun así, los hospitales han hecho un esfuerzo por mantener la actividad quirúrgica. De hecho, en enero se han realizado 3.919 intervenciones quirúrgicas procedentes de lista de espera (en el mismo mes del pasado año fueron 5.082).

Etiquetas
Comentarios