Despliega el menú
Aragón

Muestras de apoyo a Javier Lambán en una sobria cumbre empresarial en Zaragoza

El presidente aragonés recibió el afecto de las personalidades presentes tras haber revelado que padece cáncer de colon.

La ministra Nadia Calviño, Felipe VI y Javier Lambán llegan a la Sala de la Corona.
La ministra Nadia Calviño, Felipe VI y Javier Lambán llegan a la Sala de la Corona.
Guillermo Mestre

Javier Lambán vivió este viernes una mañana entrañable, tanto por la naturaleza de un evento sobrio, marcado por el reconocimiento al trabajo realizado por quienes se movilizaron para hacer frente a la pandemia, como por las muestras de afecto a su persona tras haber revelado que padece cáncer de colon. El rey Felipe VI tuvo palabras de ánimo para él tanto en público como en privado, y fueron muchos los asistentes que se interesaron por su salud. "Quiero transmitirte un agradecimiento especial -de mi parte y me tomo la libertad de hacerlo también en nombre de todos cuantos estamos aquí- por tu presencia entre nosotros. Sabes que tienes todo nuestro afecto, nuestro apoyo y nuestro ánimo", dijo el monarca. Un fuerte aplauso se produjo a continuación.

Más intenso se mostró al respecto Ricardo Mur, presidente de CEOE Aragón: "Me van a permitir que rinda homenaje y reconocimiento a una persona con la que durante este año tan complicado hemos compartido momentos difíciles". Acto seguido, le profesó su apoyo y la confianza en que superará la enfermedad.

Pandemia obliga, la jornada estuvo marcada por el control del aforo y la brevedad. El Rey llegó puntual al acto, que comenzó a las 12.00 y se fue 45 minutos después de su discurso de clausura tras charlar de modo distendido con los empresarios presentes.

La vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, se mostró contenta de salir de Madrid en estos momentos de escasa movilidad. Habló con mucha gente y se fotografió con mujeres directivas, con empresarios (Mur y Jorge Costa) y con los líderes sindicales Daniel Alastuey y Manuel Pina. Muy cerca de ellos departían Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, representantes políticos y otros dirigentes empresariales. Por parte de Ibercaja, patrocinadora del encuentro, estaban José Luis Aguirre, Amado Franco, Víctor Iglesias y Francisco Serrano. También estuvo el presidente de HENNEO, Fernando de Yarza López-Madrazo.

El protocolo, en cualquier caso, se cumplió a rajatabla. En la Sala de la Corona del edificio Pignatelli, sede de la DGA, los asistentes guardaban las distancias, una escena poco habitual para este tipo de actos en la era precovid. 

Etiquetas
Comentarios