Aragón
Suscríbete

La pandemia dispara un 140% las atenciones en el teléfono del mayor, que seguirá en 2021

Cuatro de cada diez personas que utilizan este servicio lo hacen para establecer una conversación.

Imagen de archivo de ancianos.
Imagen de archivo de ancianos.
Pixabay

La pandemia de coronavirus aumenta la melancolía y el aislamiento de los mayores que viven solos, tanto aquellos que lo están por decisión propia como aquellos a los que las circunstancias de sus vidas les han abocado a esta situación. Las restricciones que les mantienen socialmente alejados de sus familias o amigos les afectan tanto en el plano físico como en el psicológico y son muchos los que demandan ayuda emocional.

Así lo refleja el teléfono del mayor (900 25 26 26), un servicio que puso en marcha el Departamento de Ciudadanía y Servicios Sociales del Gobierno aragonés en junio de 2019 y que durante la pandemia ha aumentado un 140% el número de atenciones, según los datos facilitados por la DGA y la Fundación DFA que lo gestiona.

Entre marzo y finales de noviembre de 2019 llevó a cabo 1.198 comunicaciones, entre consultas que recibió y llamadas que hicieron los operadores, además de gestionar buzones de voz, derivar algunos casos a servicios sociales y responder a correos electrónicos. En este mismo periodo de 2020, coincidiendo con la crisis sanitaria, el total de comunicaciones se elevó a 2.881, lo que supone un incremento de un 140%. Son significativas las 1.201 llamadas que se atendieron en marzo cuando se declaró el estado de alarma, las 1.066 de abril y las 684 de mayo, aunque no se puedan comparar con los mismos meses de 2019 en los que no funcionaba. Estos periodos que coinciden con la época más dura del coronavirus arrojan las cifras más elevadas.

A lo largo del año pasado este teléfono atendió un total de 7.105 consultas. Desde principios de junio, coincidiendo con el primer aniversario de este proyecto, la atención se ha normalizado. Las comunicaciones poco a poco se han ido reduciendo aunque en agosto y septiembre seguían superando el medio millar mensuales (564 cada mes) y en octubre (271) y noviembre (281) han bajado de las 300.

Ciudadanía ha prorrogado el contrato con la Fundación DFA hasta finales del año que viene. Actualmente, cinco agentes y una trabajadora social gestionan las diversas situaciones que llegan.

El perfil más habitual de usuarios presenta una media de edad de 78,1 años, más mujeres que hombres y principalmente de Zaragoza. Un 32% viven en soledad. Durante el año pasado se atendió a 1.656 personas, de las que la gran mayoría (1.596) fueron nuevos usuarios.

De los servicios prestados se evidencia que las personas que recurren a este teléfono lo hacen principalmente por dos motivos: para solicitar información y orientación (el 48,1%) y para entablar conversación y recibir apoyo emocional (39,7%).

«Estas dos temáticas son las más frecuentes desde el inicio del servicio en junio de 2019, si bien durante la crisis del coronavirus se ha producido un incremento notable en la demanda de información relacionada con servicios de mayores, recursos y prestaciones», señala la trabajadora social y responsable del servicio, Ángeles Cepero.  "Había mucha gente que llamaba preguntando a quién tenían que dirigirse para que se atendiera a parientes ancianos a los que no podían visitar", añade.

El 900 25 26 26 atiende llamadas desde las 15.00 hasta las 7.00, y 24 horas los sábados, domingos y festivos. Fuera de ese horario, el servicio permanece operativo a través de un buzón de voz. A él también ha llegado algún caso de violencia de género y malos tratos que se ha derivado al 112. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión