Despliega el menú
Aragón

Economía

El 'Plan Remonta' dispondrá de 4 millones para contratar de 3 a 5 meses a los afectados por el cierre de las estaciones

Podrán adherirse aquellas personas que hayan instado inscritas como demandantes de empleo en el Inaem al menos 15 días antes a la fecha de su contratación.

Gracia, Lambán y Rando, este miércoles en la firma del convenio del 'Plan Remonta'
Gracia, Lambán y Rando, este miércoles en la firma del convenio del 'Plan Remonta'
Francisco Jiménez

La DGA ha presentado este miércoles un plan de empleo para los trabajadores afectados por el cierre de las estaciones de esquí. El bautizado como ‘Plan Remonta’ contará con un presupuesto inicial de cuatro millones de euros. Hasta 2,5 vendrán por parte del Ejecutivo autonómico a través del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem), mientras que los 1,5 restantes corresponderán a ayuntamientos y diputaciones provinciales. 

Los contratos, según ha precisado la consejera de Economía, Marta Gastón, podrán ser a tiempo completo o parcial, y podrán extenderse, como máximo, hasta el 30 de junio. Tendrán una duración mínima de tres meses, aunque podrán irse hasta los cinco. A la iniciativa, pensada para los municipios y entidades locales menores de las comarcas de la Jacetania, el Alto Gállego, el Sobrarbe, la Ribagorza y Gúdar-Javalambre, podrán adherirse aquellas personas que hayan instado inscritas como demandantes de empleo en el Inaem al menos 15 días antes a la fecha de su contratación. 

También se exigirá a los candidatos figurar empadronados en el municipio en que vayan a desarrollar la actividad “desde, al menos, el día anterior a la fecha de la subvención”. Otro requisito será el haber finalizado dentro de los 12 meses anteriores al contrato “una relación laboral por cuenta ajena en una empresa que pertenezca a alguno de los sectores de actividad afectados”, desde monitores de esquí a hosteleros o comerciantes, entre otros. 

El objetivo, según han explicado desde el Gobierno de Aragón, es “paliar los efectos adversos” provocados por la covid-19 y fomentar la contratación de aquellas personas que se encuentren en una situación de mayor vulnerabilidad. El presidente autonómico, Javier Lambán, ha destacado la “importancia capital” que este sector tiene para la Comunidad. “Las restricciones les afectan de una manera brutal, y ni siquiera levantando los confinamientos perimetrales resolverían del todo su situación, ya que Teruel depende casi de manera exclusiva de los esquiadores valencianos y la provincia de Huesca, de los navarros, vascos, catalanes y madrileños”, ha dicho. No ha ocultado el líder regional que esta es una situación “delicada y difícil” y ha confiado en que este plan de empleo, al que sucederán otras ayudas, empiece a funcionar “de manera inmediata”. 

Por su parte, Gastón ha recalcado que “serán los propios ayuntamientos” quienes definirán los trabajos, que irán desde tareas forestales o medioambientales a otras líneas de colaboración municipal. Los contratos serán “por obra y servicio” y no tendrán que ceñirse a meses completos, sino que podrán ir por días sueltos. “Se ha pretendido ser lo más flexible posible”, ha apuntado. En el caso de que puedan abrirse las estaciones, podrá extinguirse el contrato. Entonces, los ayuntamientos tendrán dos opciones: buscar a un sustituto o devolver la parte proporcional de la subvención. Por el momento se desconoce a cuántas personas podrá llegar el ‘Plan Remonta’, ya que, según ha destacado la consejera, todo dependerá “de la categoría y el grupo de cotización” al que pertenezca cada trabajador. 

El presidente de la Diputación Provincial de Teruel, Manuel Rando, presente en la firma del convenio entre la DPT y el Gobierno aragonés, ha destacado la “excelente coordinación” existente entre las distintas administraciones aragonesas. “Ya se están recopilando datos por parte de todos los ayuntamientos de la comarca. Es un sector prioritario para la provincia”, ha incidido.

En esta línea, su homólogo en la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, ha admitido las “dificultades tremendas” que están encontrando cientos de vecinos del Pirineo al no poder poner en marcha su negocio. También ha querido agradecer las voces que, “desde el sentido común”, están abordando el problema y tratando de buscar soluciones, una actitud que ha contrastado con las “voces discordantes”.

La previsión es que el plan se ponga en marcha en los próximos días, ya que a él podrán acogerse aquellas contrataciones que se inicien a partir del 1 de febrero.

Etiquetas
Comentarios