Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

el impacto de la covid en el sector turístico

Los alcaldes de la nieve urgen a la DGA el plan de empleo para dar cobertura ya a los afectados

El Inaem ultima las bases de la convocatoria, limitada a empadronados que no cobren el paro ni acogidos a un ERTE. Hasta 120 personas se podrían acoger en Gúdar-Javalambre.

Protesta en Benasque. Unas 200 personas han participado este jueves en la cacerolada convocada por la plataforma SOS Pirineo para reclamar un plan de reactivación económica ante el parón del turismo y el cierre de las estaciones.
Protesta en Benasque. Unas 200 personas han participado este jueves en la cacerolada convocada por la plataforma SOS Pirineo para reclamar un plan de reactivación económica ante el parón del turismo y el cierre de las estaciones.
Ángel Gayúbar

Los alcaldes de los municipios pirenaicos y turolenses afectados por el cierre de las estaciones de esquí reclaman al Gobierno de Aragón que apruebe ya el comprometido plan extraordinario de empleo para que los afectados tengan cobertura a partir del próximo mes.

Fuentes oficiales de la DGA han asegurado que los técnicos del Inaem ultiman las bases de la convocatoria, limitada a los trabajadores de los valles pirenaicos y de Gúdar-Javalambre que no cobren ni el paro ni estén acogidos a un ERTE. Y aún se debe elaborar el censo de afectados en los municipios.

Los alcaldes del Pirineo quieren empezar las contrataciones en febrero, por lo que urgen acelerar los trámites. "El plan está en marcha", sostiene el de Canfranc, Fernando Sánchez, que además es diputado provincial de Hacienda. Esta institución ayudará económicamente a los ayuntamientos, "en función de la capacidad financiera de cada uno".

Los municipios no tienen aún un censo cerrado de trabajadores, porque dependerá de las condiciones impuestas por el Inaem. En Jaca se han apuntado en una semana 125, "pero es un dato muy aproximado", precisa la concejala Olvido Moratinos. En la comarca del Alto Gállego se ha repartido una ficha para sondear el número de beneficiarios, con datos relativos a la antigüedad en el padrón, habilidades para desempeñar un trabajo u otro y las cargas familiares, explica su presidenta, Lourdes Arruebo. Y en la Ribagorza se está ultimando.

Benasque abrirá una ventanilla. Su alcalde, Ignacio Abadía, dice que se trata de dar empleo a los que no tienen ninguna cobertura, teniendo en cuenta que en las estaciones hay fijos o fijos discontinuos acogidos a un ERTE. Tanto él como el de Canfranc coinciden en que "tareas por hacer no faltarán" en mantenimiento de viales, edificios o caminos.

El trabajo está más avanzado en la comarca de Gúdar-Javalambre, cuyos alcaldes han hecho una primera estimación y apuntan que se podrían acoger hasta 120 trabajadores que no reciben subsidio. El consejero comarcal y alcalde de Mora de Rubielos, Hugo Arquímedes (PAR), indica que en los negocios de la zona se llegarán a beneficiar unas 70 personas, a las que se sumarán otras 50 que trabajan en la estación de forma temporal. A estos se podrían añadir más si se incluyen los que en la pasada temporada iba a trabajar en autobús desde la capital turolense. "El problema va a ser qué trabajo les vamos a dar desde los ayuntamientos. Si en Mora tengo que coger a una veintena no sé a qué se podrán dedicar. Es un inconveniente muy serio", asevera.

La alcaldesa de Gúdar, Yolanda Sevilla (PP), es crítica con la iniciativa, aunque no niega que servirá para atender a trabajadores sin empleo. A su juicio, el verdadero problema es la imposibilidad de tener actividad en los cuatro hostales cerrados de su municipio, así como en los cinco restaurantes o en la lavandería. "Nuestro principal cliente es el valenciano y no puede acceder. Hay que abrir un corredor para turistas que cuenten con reserva para mover la economía. Estamos totalmente asfixiados", reivindica.

Reparto del coste por pactar

La financiación se debe concretar más allá del anuncio que hizo la semana pasada el presidente aragonés, Javier Lambán, de afrontar el 60% de la financiación del plan de empleo. La contratación correrá a cargo de los municipios, pero el 40% restante lo asumirán diputaciones, comarcas y ayuntamientos sin que aún se haya cerrado el porcentaje de cada administración.

Tanto el presidente de la comarca de Gúdar-Javalambre, Ángel Gracia (PSOE), como el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo (PAR), están dispuestos a cofinanciar, a la espera de saber la cuantía necesaria para saber hasta dónde pueden llegar. "En un principio dijimos que un 20%, pero haremos todo lo posible en función de nuestras posibilidades presupuestarias", garantiza Izquierdo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión