Despliega el menú
Aragón

Las residencias mantendrán las visitas en el puente y podrían flexibilizarlas en Navidad

La DGA estudia medidas «excepcionales» de cara a final de año ligadas al número de contagios.

Imagen de la desinfección realizada a finales de octubre en la residencia Ballesol Mariana Pineda.
Imagen de la desinfección realizada a finales de octubre en la residencia Ballesol Mariana Pineda.
Guillermo Mestre

Las residencias de ancianos de la Comunidad mantendrán las visitas de familiares para el puente de la Constitución y podrían flexibilizarlas de cara a la Navidad. Aunque en su día se habló de la posibilidad de ‘blindarlas’ para evitar repuntes, el secretario general técnico de la Consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales, José Antonio Jiménez, confirmó a este diario que en principio, y dada la evolución de los contagios, no habrá cambios.

Las visitas solo se autorizarán, como viene ocurriendo hasta la fecha, en aquellos centros que no tengan positivos entre residentes o trabajadores. En estos momentos, recordó Jiménez, es necesaria cita previa y están limitadas a una persona y una hora. También se permiten y se permitirán paseos, siempre que se cumplan todos los protocolos de seguridad y que la salud del usuario sea buena, ya que no se quiere que los mayores tengan la sensación de que están totalmente aislados de la sociedad.

Las restricciones actuales, no obstante, podrían aliviarse de cara a las navidades. Aunque desde el Departamento se subraya que «por el momento no hay ninguna decisión tomada», no se descarta, por ejemplo, ampliar el máximo de visitantes o que haya novedades en cuanto a las salidas.

La Consejería quiere consensuar cualquier modificación con las asociaciones del sector, ya que, como recalcó el secretario general técnico, hay múltiples factores a tener en cuenta, desde el espacio disponible y las distancias que se tienen que respetar a la propia capacidad organizativa del centro. «No es lo mismo una residencia de 200 plazas que otras que tienen unas dimensiones mucho más reducidas», indicó Jiménez.

La decisión final se conocerá en las próximas semanas. «Todo dependerá de la curva de contagios. Si está muy alta tendremos que adoptar actitudes restrictivas. Si baja mucho, lo que tampoco podemos hacer es flexibilizar demasiado, no vaya a ser que se corte la tendencia. De momento, las medidas van funcionando, pero queda aún todo el invierno. Hay que pensar que los contagios van a bajar y que, posteriormente, subirán. Esto va a ser así», auguró el secretario general técnico.

Cualquier medida que se adopte, en todo caso, se aplicará única y exclusivamente durante el periodo navideño. «Tenemos que ser muy prudentes con todo lo que se abra o se reduzca», incidió.

El propio Gobierno central dice en su borrador que durante las fechas navideñas «se podrá ampliar el número de visitas a los centros garantizando que se cumplen las medidas de higiene y prevención y la distancia de seguridad». También señala que al reingreso de un residente se realizará una prueba de diagnóstico y tendrá que extremar las medidas de vigilancia y prevención.

En este sentido, Jiménez recordó que en Aragón cualquier nuevo ingreso tiene que hacerse una PCR con 72 horas de antelación y guardar un aislamiento preventivo de 10 días. Aseguró, no obstante, que si se adoptasen nuevas medidas «se incorporarían protocolos de seguridad preventiva para evitar que pudieran provocar nuevos incrementos».

La Asociación Aragonesa para la Dependencia (Arade) entiende que los usuarios tienen que seguir en contacto con sus familias. «Estamos contactando con ellas para que sean conscientes de la situación. También se están buscando soluciones innovadoras para que las visitas, que hasta ahora se hacían en exteriores, puedan producirse. Hay que salvar la Navidad, pero lo primero es salvar la vida de las personas», avanzó su presidenta, Paquita Morata.

A la hora de aplicar nuevas medidas, recordó que «cada residencia» es un mundo y que una normativa genérica no siempre vale para todos los centros. «La ampliación del número de visitantes se podría estudiar, pero la base debe ser siempre la concienciación social», dijo. Lo importante, coincidieron Jiménez y Morata, es que quienes se acerquen a una este próximo puente respeten todas las medidas, guarden metro y medio de seguridad y usen mascarilla y gel hidroalcohólico. Ante el menor síntoma «deben cancelarla».

Etiquetas
Comentarios