Despliega el menú
Aragón

Los fallecidos en las residencias repuntan otra vez con 135 en un mes, 69 en la última semana

Desde el 14 de octubre se ha pasado de 834 positivos a 1.461, de los que 112 están hospitalizados.

Una paciente llega a la residencia covid de Casetas en una imagen de archivo.
Una paciente llega a la residencia covid de Casetas en una imagen de archivo.
Guillermo Mestre

La covid hace repuntar de nuevo la mortalidad en las residencias de Aragón. En el último mes han fallecido 135 internos, casi la mitad de ellos, 69, la semana pasada. La letalidad aumenta, y se espera que se incremente aún más en lo que queda de noviembre. Las últimas cifras apuntan que son 1.461 los internos infectados y 112 permanecen ingresados en los hospitales de la Comunidad.

Más de 1.100 mayores han fallecido en las residencias de Aragón desde que se inició la pandemia, 318 durante la segunda y tercera ola. La evolución en los decesos, que ha sido dispar en las once últimas semanas, oscilaba hasta ahora entre los 30 de la semana del 3 de septiembre y la del 8 de octubre, en la que no se registró ninguno. Las alarmas saltaron la semana pasada, en la que se pasó de 19 fallecidos el 4 de noviembre a 69, la mayor cifra de muertos que se ha alcanzado desde el mes de julio. En cuando a los 112 hospitalizados, se superaron los cien en la primera quincena de septiembre pero con apenas una decena de decesos por semana.

Loading...

Los brotes abiertos en las residencias se han disparado en el último mes al pasar de 48 a 85. Hay, además, 141 fallecidos en residentes que tienen brotes activos, 89 en Zaragoza, 38 en Huesca y 14 en Teruel. En el 55% de los centros afectados hay residentes y trabajadores positivos y en cuatro de cada diez solo empleados infectados.

En el caso de los internos con covid, que se mantuvo en una media semanal de 899, se ha duplicado desde el 21 de octubre (723) y son ya 1.461. Por provincias, seis de cada diez corresponden a centros ubicados en Zaragoza, un 31% en Huesca y el 9% restante en Teruel. Es en este periodo cuando se ha constatado una transmisión comunitaria en Aragón, que se ha intentado atajar con confinamientos perimetrales, toque de queda y aforos reducidos.

Medidas de control

En los centros covid se está registrando un descenso en los ingresos: de 148 el día 4 de noviembre se pasó a 99. Según la información facilitada por el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, ahora atienden a unas 70 personas. Cabe recordar que los de Yéqueda y Gea de Albarrín, en esta segunda ola, reciben a residentes negativos en covid, mientras que el de Casetas está tratando a positivos. Es en este último donde existe más presión, por lo que la semana pasada se anunció que se habilitarían 12 camas más, hasta llegar a 88. Aún no se ha materializado. Sí fue necesario habilitar hace menos de un mes una unidad de hospitalización a domicilio, con 20 camas, para descargar las atenciones en el Hospital Clínico de Zaragoza, ya por sí saturado.

También se aprecia un aumento constante de trabajadores de las residencias que han dado positivo pues desde el 8 de octubre, cuando se detectaron 201 casos, no ha dejado de crecer. La última cifra disponible eleva 498 los infectados, un 20% más que la semana anterior, de forma que el 5,6% del total de trabajadores estaría contagiado.

Para intentar paliar esta situación, la DGA anunció que los centros de mayores recibirían 10.000 test de antígenos. Unas pruebas que, según confirmaron desde la Asociación Aragonesa para la Dependencia (Arade), están empezando a llegar. Ayer recibieron el primer envío en Zaragoza y hoy se prevé que se cuente con ellos en Huesca y Teruel. "Desde cada uno de estos tres centros se repartirán al resto", explica la presidenta de Arade, Paquita Morata. 

Así se pretende acotar lo más rápido posible cualquier foco en un centro de mayores. "En el momento en el que un usuario tenga sintomatología compatible, le haremos la prueba. Con el resultado, Salud Pública tomará las decisiones correspondientes", puntualiza. Asegura, además, que estos test podrán utilizarse con el personal que se incorpora al centro y los que regresan de vacaciones.

Etiquetas
Comentarios