Despliega el menú
Aragón

Aragón levanta los confinamientos de las capitales, pero mantiene los provinciales

En una rueda de prensa junto al director general de Salud Pública y al del Asistencia Sanitaria, la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón ha llamado a la calma y a la responsabilidad ante las fechas que se avecinan.

Aragón levantará a partir del próximo lunes el confinamiento perimetral de Zaragoza, Huesca y Teruel, pero prorrogará el provincial y el autonómico.

Aragón levantará a partir del próximo lunes el confinamiento perimetral de Zaragoza, Huesca y Teruel, pero prorrogará el provincial y el autonómico. Este último solo se abrirá, previsiblemente, de cara a Nochebuena y Nochevieja, ya que se quiere contener la movilidad entre comunidades hasta que parte de la población esté inmunizada. A partir del martes se podrá viajar dentro dentro de las provincias, pero no pasar de una a otra, salvo por causas justificadas.

El Ejecutivo autonómico también podría flexibilizar aforos y horarios si Aragón pasa de un escenario de riesgo extremo a uno de riesgo alto o medio. Todo dependerá de cómo evolucionen en las próximas semanas la incidencia acumulada, el número de ucis ocupadas o el número de fallecidos. Las decisiones, ha subrayado la consejera de Sanidad, Sira Repollés, se tomarán de forma "reposada y reflexiva" y con argumentos científicos. 

Repollés ha informado de que en estos momentos la incidencia acumulada a siete días es inferior a 180 casos por 100.000 habitantes en la Comunidady por debajo de 500 casos a 14 días, e incluso hay ciudades con más de 10.000 habitantes con tasas de 75 e inferiores. Hay menos contagios comunitarios y hospitalizaciones tanto convencional como en UCI, pero "seguimos -ha dicho- en situación de muy alto riesgo". 

La presión hospitalaria, ha incidido, sigue siendo muy fuerte. "La estancia media es de 19 días, de modo que todavía quedan unas semanas hasta que disminuyan las cifras", ha admitido. Esto hace que el Gobierno aragonés no se plantee un estrategia de apertura rápida. El levantamiento del confinamiento de las capitales permitirá a Sanidad evaluar el impacto de estas medidas y tomar decisiones en consonancia. "Sería una falta de respeto a las familias y los profesionales sanitarios hacer una desescalada rápida", ha recalcado.

El Ejecutivo autonómico da por hecho que habrá una cuarta ola en enero. "No es algo que podamos cuestionar. Tendremos que ver si es una ola muy alta o baja, pero la reanudación de la vida social mientras haya virus circulando va a provocar nuevos contagios", ha subrayado el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo.

Según ha dicho, el efecto de las primeras vacunas, para las que ya se prepara la logística, "no será palpable hasta finales de febrero o principios de marzo". En este sentido, el director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad, ha llamado a la responsabilidad para que "no ocurra lo mismo" que en septiembre tras las navidades. "Como sociedad y como administración debemos mantener la tensión para evitar que haya más casos", ha afirmado.

Las medidas actuales han permitido reducir a un tercio el número de contactos y la incidencia. El pico en atención primaria, ha agregado Abad, ya ha pasado, pero en muchos casos sigue siendo difícil identificar todos los contactos, una cuestión que puede ser especialmente preocupante de cara al puente o la Navidad.

Respecto a las recomendaciones del Gobierno central, Repollés no ha querido aclarar si Aragón propondrá reuniones de un máximo de seis no convivientes o de diez como se defiende desde Madrid y Cataluña. "Lo importante es que haya unas medidas homogéneas y claras para las comunidades que compartimos unas características similares", ha expuesto.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios