Aragón
Suscríbete

Covid-19

Seis fallecidos en las residencias de Teruel y Borja y nuevos focos en Sobradiel y el Actur

Los sindicatos aseguran que los trabajadores están "agotados" y auguran un "duro" invierno.

Labores de desinfección de laUME y la Brigada Aragón en la residencia Ballesol del Actur
Labores de desinfección de laUME y la Brigada Aragón en la residencia Ballesol del Actur
Guillermo Mestre

Las residencias de Cedrillas, Martín del Río y Borja han sumado otras seis víctimas mortales por covid-19 en las últimas horas. La primera, en la que han fallecido cinco usuarios, registró dos decesos el pasado fin de semana. Con 25 de sus 66 residentes contagiados, la dirección aún no da por controlado el brote. Parte de los afectados han sido trasladados al centro covid de Casetas, mientras que los restantes permanecen asilados en sus habitaciones. La residencia se ha visto obligada, además, a contratar más personal tras el positivo de cinco empleados.

En la de Martín del Río, donde se superan la veintena de casos, se han producido tres fallecimientos. El alcalde de la localidad, Francisco Martínez, no ocultó ayer su preocupación y explicó que el geriátrico ha cerrado la cocina y ha contratado un servicio de cáterin externo para dar de comer a los mayores, además de destinar una planta a los casos de covid-19.

En Borja también ha fallecido otro residente, lo que eleva a cuatro el total de víctimas mortales. Hay, además, 40 internos contagiados y nueve trabajadores, aunque este último dato podría variar al alza una vez se comuniquen los resultados de las PCR practicadas.

Respecto a los brotes surgidos en la provincia de Huesca, en la residencia Monegros de Grañén, donde alcanzó a unos 40 internos, solo 27 se mantienen en la zona delimitada para positivos. Cuatro han fallecido, tres de ellos con patologías previas graves y un estado de salud muy delicado. Los 122 contagiados de la residencia municipal Riosol de Monzón evolucionan favorablemente. "Estamos en el momento más delicado por el impacto del virus en entorno a los 10 días desde su origen. Y se derivan al hospital los que presentan un agravamiento de los síntomas", explicó el alcalde, Isaac Claver. La municipal de Barbastro no presenta contagios entre los 89 residentes y los trabajadores afectados ya han terminado la cuarentena. 

Residencias como las de Sobradiel y la de Ballesol Mariana Pineda, en el barrio del Actur, también luchan contra el virus. Según ha podido saber este diario, la primera ha alcanzando en los últimos días los 49 contagios entre residentes, trabajadores y monjas de la orden que la gestiona. Aunque las cifras van ya de bajada, el virus ha afectado a 34 de los 42 ancianos, el 80,9% del total, una decena de religiosas y seis trabajadores. El alto número de casos ha repercutido directamente en la incidencia de contagios de Casetas, la zona básica de salud a la que pertenece, con 1.800 casos por cada 100.000 habitantes.

Mientras, en la de Ballesol Mariana Pineda se habrían alcanzado picos de más de 40 infectados. De ellos, alrededor de media docena serían trabajadores. Fuentes del centro, en el que hasta ahora no se habían registrado brotes, resaltaron que sus médicos están trabajando "mañana, tarde y noche" para velar por la salud de los ancianos.

En Daroca, el brote que afecta a las residencias de Santo Tomás y Santa Ana de Daroca acumula diez fallecidos, y en La Almunia, un foco afecta a siete usuarios de la residencia de Adispaz, todos con síntomas leves.

UGT y CC. OO. advirtieron ayer de que la falta de personal y de espacio está complicando el cumplimiento estricto de los protocolos sanitarios. "En muchas residencias no hay posibilidad de hacer aislamientos correctamente", apuntó Angélica Mazo, secretaria del Sector Servicios a la Comunidad y Sector Servicios Sociales de la Federación de Servicios Públicos de UGT. Pidió, asimismo, un control sobre los EPI que se dan a los trabajadores, ya que "no siempre se reparten suficientes". 

En esta línea, Delia Lizana, secretaria general la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC. OO., incidió en que, aunque la situación no es tan "escandalosa" como la vivida en marzo, sigue siendo "preocupante", y reconoció que se espera un invierno "duro" al coincidir con la temporada de gripe.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión