Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

día del inventor internacional

Tres creaciones de jóvenes aragoneses para celebrar el Día del Inventor

El 9 de noviembre está reservado a esta celebración, en honor a Hedy Lamarr.

Hedy Lamarr, como Dalila, en la película de Louis B. Mayer, 1949.
Hedy Lamarr, como Dalila, en la película de Louis B. Mayer, 1949.

Hedy Lamarr fue considerada la mujer más bella del cine, pero también una de las mentes más brillantes del siglo XX. Esta estrella superdotada, que nació el 9 de noviembre de 1914, ideó la tecnología que serviría de base a las comunicaciones inalámbricas y las redes, como el GPS, al tecnología móvil o el wifi. Años después, en su honor, el empresario y también inventor alemán Gerhard Muthenthaler escogió la fecha de su nacimiento para proclamarlo Día del Inventor Internacional.

Aragón es una de la comunidades autónomas de España que más inventos patenta anualmente. A estas tierras se atribuyen herramientas como la fregona, el primer despertador electrónico o la olla exprés, y otros que todavía están empezando a andar, como los de estos jóvenes aragoneses.

Un robot de compañía para combatir la soledad - María Cameo y Ana Franco

María Cameo y Ana Franco
María Cameo y Ana Franco
M.C.

María Cameo (17) y Ana Franco (18) se conocieron en la Academia de Inventores, hace ya algo más de dos años. Desde allí ya han llevado a cabo varios proyectos, como lanzar un satélite a la estratosfera al que llamaron Valentina, en honor a la primera mujer en el espacio, o la creación de un exoesqueleto para rehabilitar el movimiento de la mano cuando una persona ha sufrido un ictus.

Exoesqueleto diseñado para rehabilitar el movimiento de la mano tras un ictus.
Exoesqueleto diseñado para rehabilitar el movimiento de la mano tras un ictus.
M.C.

Su interés por lo tecnológico comenzó en la infancia. María, desde los siete años, asegura que ya jugueteaba con piezas de lego robotizadas, mientras que Ana comenzó a sentir interés al ver la película de Star Wars, a los 12 años. “Esta pasión aumentó cuando comenzamos a ver Marvel y encontramos en Tony Stark un modelo a seguir”, añade Cameo.

Interior del satélite Valentina, que las jóvenes lanzaron a la estratosfera.
Interior del satélite Valentina, que las jóvenes lanzaron a la estratosfera.
M.C.

Ahora, María se encuentra en 2º de Bachillerato de Ciencias y se está preparando para Selectividad. Ana, por su parte, está en primero de Ingeniería electrónica y automática. Pese a su interés por la robótica, sienten que ha sido “un mundo muy invisibilizado” para ellas. Por el momento, en la Academia han encontrado un lugar donde dar rienda suelta a su ingenio, que últimamente las mantiene ocupadas en un robot de compañía para la gente que se queda sola en casa. 

Un accesorio para colocar la raqueta de tenis - Daniel Peris

Daniel Peris.
Daniel Peris.
D.P.

Si alguna vez has jugado al tenis, tal vez hayas echado en falta un lugar donde dejar la raqueta mientras no está en uso. El aragonés Daniel Peris lo hizo, y también planteó una solución, que convirtió en su Trabajo de Fin de Grado durante su último año de Diseño y Desarrollo de Producto en la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de Zaragoza.

“Pensé que, igual que hay fundas para las pistolas y vainas para las espadas, una raqueta podría tener lo mismo”, explica Peris. “La idea que se me ocurrió fue colocarla en la espalda con un pequeño enganche que se agarra a la garganta de la raqueta”. Así que se puso manos a la obra: diseñó la pieza y con una impresora 3D prestada por un compañero fabricó la pieza, la colocó en la cinta y la probó en el curso. “Me lo fabriqué yo por gusto, para tenerlo y usarlo, pero vi que en el curso de tenis les interesaba la idea, les parecía curiosa, y fue cuando me planteé registrarlo”, relata el joven. Y, de paso, aprovechó la ocasión para registrar el proceso como objeto para su TFG.

Accesorio para raqueta creado por Daniel Peris.
Accesorio para raqueta creado por Daniel Peris.
D.P.

“Había dos opciones: podía ir yo a la oficina de patentes y registrarlo, o ir a un bufete especializado. Orientado por algunos de los profesores del Grado, contactó con un abogado interesado en contactar con alumnos con este tipo de ideas para registrarlas, redactó la memoria y presentó la idea esperando pasar el examen de utilidad. “Durante tres meses desde la publicación otros creadores pueden poner una reclamación si consideran que el nuevo registro vulnera los derechos de los suyos”, explica. Su pieza pasó el examen y se le concedió la patente. “En el caso de que hubiera recibido alguna reclamación, habría tenido que pagar a la Oficina del Estado un estudio de la técnica para que se definiera quién tenía razón”, un coste que se habría sumado a los más de 1.000 euros que ya lleva invertidos.

Accesorio para raqueta creado por Daniel Peris.
Accesorio para raqueta creado por Daniel Peris.
D.P.

Ahora, a sus 22 años, se va a cumplir uno desde que comenzó a desarrollar la idea y, mientras continúa su formación, se ve inmerso en la segunda parte del proceso: “Con la patente concedida, el prototipo y el modelo final mejorado, ahora que estoy con el máster pretendo hacer el ciclo de fabricación industrial del producto y, ya de paso, buscar un fabricante y un distribuidor para sacarle utilidad y amortizar el dinero invertido”, cuenta.

Un marketplace para marcas de ropa - Miguel Tajada e Ignacio Romero

Miguel Tajada e Ignacio Romero.
Miguel Tajada e Ignacio Romero.
I.R.

Ignacio Romero y Miguel Tajada escogieron una rama muy diferente para su formación: el primero está estudiando Derecho y Administración de Empresas y, el segundo, Física y Matemáticas. Sin embargo, también tienen muchas cosas en común: ambos tienen 20 años, estudian en la Universidad de Zaragoza y su amistad se remonta a su época en el colegio. Y también de entonces nace la idea de su proyecto: Mawi.

"En el colegio hubo una especie de moda: de repente, muchos joven empezaron a crear marcas de moda propias. Se juntaban, buscaban proveedores, diseñaban y creaban su propia marca", explica Romero. "Conocimos un caso de éxito: 'Juicy Life', muy rollo 'skater', y vimos que era un modelo que se repetía en otros colegios y en todas las ciudades de España". Romero cuenta que hicieron un recuento, y en España encontraron más de 200 marcas "legales a todos los efectos". que, "aunque no fueran famosas, movían cierto volumen de ingresos".

"Nos planteamos: 'Si son tan originales y distintas, ¿por qué no triunfan a una escala mayor?' Y decidimos ver de qué forma se les podía dar más visibilidad". La solución tomó forma: "Hacer un Marketplace dedicado exclusivamente a ellas. Nuestra principal propuesta de valor era crear una comunidad muy grande de usuarios. Y que ellos tuvieron acceso a todas las marcas mientras que las marcas tendrían un escaparate nacional". 

Y así nació la idea de crear 'Mawi', un 'marketplace' que a su oferta añade un componente ético. "Todas las marcas tienen un gran compromiso social: ayudar a niños, a residencias, proyectos en África... Y eso puede verse en la aplicación, se puede consultar cuáles son las campañas a las que las marcas de ropa apoyan e indican a dónde va tu dinero", añade este estudiante de DADE.

Mientras los dos jóvenes buscan embajadores para crear una red de influencers a nivel nacional, un tercer compañero, Carlos Lostao, da los últimos retoques a la parte de programación. "Nos gustaría que estuviera a punto para la campaña de Navidad, pero quizá todavía pueda tardar un par de meses en ponerse en marcha".

¡Únete a nuestra newsletter!

Apúntate a la newsletter de Heraldo Joven y recibe cada semana en tu correo recomendaciones de libros, series, acertijos... y otras propuestas que no te dejarán indiferente.

Etiquetas
Comentarios