Despliega el menú
Aragón

Gastronomía

hostelería

La foto de Bodegón Azoque se convierte en una ola de solidaridad internacional

Desde la publicación de la fotografía viral del restaurante zaragozano, han recibido llamadas de Estados Unidos, Italia, Francia, Argentina, Cuba y de todos los rincones de España.

José Fontanellas e Iván Trasobares, en el Bodegón Azoque.
José Fontanellas e Iván Trasobares, en el Bodegón Azoque.
C.I.

Cinco días han pasado desde la publicación de la fotografía de Bodegón Azoque que ya ha dado la vuelta al mundo. En ella aparecen José Fontanellas e Iván Trasobares, dos de los propietarios del establecimiento, derrotados en la puerta del negocio tras haber recogido todo el género preparándose para el cierre que suponía el retroceso al nivel 3 de alarma decretado en Aragón. Sin terraza y sin posibilidad, a priori, de dar el salto al ‘take away’ de la noche a la mañana debido a su modelo de negocio y tipo de público, se veían abocados al cierre inminente.

Después de que la foto se hiciera viral en tan solo unas horas, los gerentes del local comenzaron a recibir llamadas de toda España con mensajes de apoyo, palabras de ánimo y, sobre todo, muchas promesas. “En cuanto se levante el confinamiento, iremos a comer con la familia”, aseguraban muchos interlocutores de ciudades como Madrid, Bilbao, Granada, Sevilla o Galicia.

“No esperábamos nada de lo que esta pasando, es una barbaridad. Nos llama gente de todos lados, muchos llorando porque sus hijos, hermanos o padres están pasando por lo mismo, y aún así te llaman para mandarte ánimos. Nos alegra que esta imagen haya servido para dar visibilidad al difícil momento que atraviesa nuestro sector en Aragón y todo el mundo”, relata Fontanellas. Sin embargo, si hay algo que les ha sorprendido ha sido el alcance que, gracias a las redes sociales e internet, ha llegado a tener esta instantánea. “Nos llamó un compañero de sector desde Houston contándonos cómo estaba viviendo la situación en Estados Unidos”, afirma el jefe de sala.

El ánimo ya es diferente en el Bodegón Azoque.
Las llamadas de  ánimo y solidaridad no cesan en el Bodegón Azoque.
C.I.

A esta se unen llamadas llegadas de Italia, Francia, Argentina, Venezuela, Cuba… “De todos lados, hemos perdido la cuenta, son más de 200 llamadas diarias sin contar los mensajes que nos llegan a través de las redes sociales”, prosigue. Incluso hay quien llama y, sin poder mediar palabra, cuelga. “Hemos oído a gente echarse a llorar y colgar de inmediato”, señala. Porque también se han convertido en fuente de desahogo para muchas personas.

La foto era una manera de expresar nuestro dolor, no teníamos otro objetivo. Mucha gente se ha sentido identificada y nos llama para contarnos su situación y compartir lo que siente y, en cierto modo, conocer estas historias tan duras te hace relativizar las cosas”, añade Fontanellas, que asegura que se trata de una situación dura, a la par que gratificante.

También hay quienes les llaman para ofrecerles todo tipo de ayuda, e incluso dinero. “Nos llamó un carpintero de Zaragoza que nos dijo que, si necesitábamos algún apaño, contáramos con él, y una diseñadora web que se ofrecía a ayudarnos con nuestro negocio online”, relata Iván Trasobares, chef del Bodegón. “Estamos muy agradecidos, pero lo único que queremos es que nos dejen trabajar y ganarnos el pan”, reivindica.

Un baño de realidad

“Esta situación me ha servido para darme cuenta de la gran humanidad que existe en nuestro país pues en momentos como este la gente no está dudando en llamarnos solo por apoyar, no se puede describir con palabras, me siento orgulloso y nos dan energías para seguir adelante”, reconoce el cocinero, que asegura que no pueden hacer otra cosa que “agradecer a cada una de esas personas su tiempo”.

“A veces recibes una llamada de alguien que realmente está peor que tú y, aun con todo, te intenta animar. Qué le puedes decir a alguien así, se te cae el alma al suelo”, reconoce. Una realidad que les ha hecho recordar que esta pandemia se está cebando con otros muchos sectores y personas que, a título individual, se enfrentan cada día a auténticos dramas. 

Etiquetas
Comentarios