Despliega el menú
Aragón
#YoComproEnAragón

Hablan los comerciantes: "Mucha gente ha dejado de salir, no hay consumo"

Propietarios y trabajadores de establecimientos de Zaragoza relatan cómo les afectan las restricciones que entran en vigor con el nivel de alarma 3.

José Javier Gracia, propietario de Serrano Moda
José Javier Gracia, propietario de Serrano Moda
Guillermo Mestre

José Javier Gracia, propietario de Serrano Moda, en la calle de Don Jaime, ya no se atreve a hacer previsiones."En estos momentos vamos día a día", decía este lunes.

En circunstancias normales, debería tener la tienda llena de clientas en busca de prendas de abrigo o vestidos de boda. Pero "mucha gente ha dejado de salir y ya apenas hay consumo". "Habilitamos una zona para que las clientas no tuvieran que esperar en la calle, pero no está haciendo falta", lamentaba.

La situación, a su parecer, es similar a la que se vivió en las semanas posteriores al salto a la nueva normalidad, interrumpido por un aumento de casos que obligó a adoptar nuevas restricciones.

El hecho de que muchas personas mayores hayan limitado su actividad se ha notado, y mucho, en la caja. También está influyendo, y no para bien, el menor número de bodas y bautizos. "Ojalá esto no tarde en arreglarse", deseaba. Estar en un punto tan céntrico hace que, al cabo del día, muchas personas se paren en su escaparate. "Pero pocos entran y compran, y quienes lo hacen van prácticamente a tiro hecho", afirmaba.

María Ángeles Ansón, dependienta de Zaragoza Olé Souvenirs
María Ángeles Ansón, dependienta de Zaragoza Olé Souvenirs
Guillermo Mestre

"Si hace falta, llevaremos el producto a casa del cliente"

Las tiendas de suvenirs están sintiendo especialmente las graves consecuencias de la pandemia. "La pérdida es total. Estamos en la ruina", resumía este lunes MªÁngeles Ansón, dependienta deZaragoza Olé Souvenirs, en la plaza del Pilar.

A la falta de turistas extranjeros se ha unido ahora la imposibilidad de que sus clientes de pueblos de alrededor visiten la capital por el confinamiento perimetral decretado por el Gobierno de Aragón en Zaragoza, Huesca y Teruel. "La suerte es que otros de aquí también muy fieles", dijo.

Aunque la venta de recuerdos no funciona, la de mascarillas, detalles de bodas y bautizos y ropa de bebé permite sobrevivir al negocio. A esto se unen, además, los nuevos aforos. Antes, al 50%, cabían tres clientes en la tienda, pero ahora "solo podrá entrar uno".

El toque le queda también les ha hecho replantearse los horarios. "Estamos valorando cerrar por las tardes y atender solo por teléfono", explicaba Ansón.

También activarán la venta ‘online’. "Si hace falta, llevaremos nosotros mismos el producto a casa del cliente", agregó. La principal duda ahora es qué ocurrirá en invierno y hasta cuándo durará el nivel 3 de alerta.

"El mensaje no puede ser negativo, sino optimista"

Mario Grilló, en la tienda que lleva su apellido
Mario Grilló, en la tienda que lleva su apellido
Guillermo Mestre

Mario Grilló, encargado de Grilló Regalos, en la céntrica calle de Alfonso I, se niega a ser pesimista. Aunque admite estar preocupado por la incertidumbre generada por el nuevo estado de alarma, cree que el mensaje tiene que ser optimista. "En teoría, vamos hacia la época buena del año. Hay muchas dificultades, pero la vida sigue", decía ayer, pocas horas después de que se activase el nivel 3 de alerta en toda la Comunidad.

En su local solo pueden entrar ahora un máximo de seis personas, un aforo que no ha tenido que cambiar desde junio por la falta de turistas. Confía, no obstante, en que la Navidad active las ventas y atraiga al cliente local.

Tanto es así que parte del establecimiento luce ya motivos y productos navideños. "Y más que tenemos que decorar. Lo que ocurre es que, estando las cosas como están, no sabemos hasta qué punto proveernos", dijo.

El comercio no descarta que, si la situación se agrava, el Gobierno central decrete un confinamiento domiciliario de 15 días para salvar la campaña de Navidad, una opción que marcará el devenir de muchos negocios.

"Si las limitaciones duran no se podrán soportar"

Interior del gimnasio Viva Gym Puerta del Carmen
Interior del gimnasio Viva Gym Puerta del Carmen
Guillermo Mestre

Los gimnasios han tenido que duplicar y hasta triplicar las actividades dirigidas para adaptarse a la limitación a un máximo de seis personas. La restricción del aforo al 25% también obligó ayer a reforzar el sistema de cita previa, sobre todo en las horas de la tarde, que son las más demandadas.

"Estar al 25% de aforo no es rentable. Como empresa se podrá soportar dos semanas o un mes, pero si las limitaciones duran más tiempo habrá negocios que no las podrán soportar", reconocía ayer Óscar Gimeno, director de Viva Gym Puerta del Carmen, uno de los cuatro clubes de esta marca que hay en Zaragoza. 

Con la capacidad máxima al 50%, la semana pasada llegaron a estar como mucho al 44% y Gimeno espera que los usuarios "entiendan la situación" y se repartan a lo largo de la jornada para poder cumplir sin problemas con el 25% actual. "La mayor afluencia es por la tarde, pero también esperamos que la gente acuda al mediodía, que es más flojo, o incluso por las mañanas si el trabajo se lo permite", explicaba. En el club Puerta del Carmen, las clases han pasado de 87 a 112 a la semana, lo que también permite que haya más plazas disponibles en la sala de máquinas. En su caso, el toque de queda no les ha influido, algo que sí ocurre en otros gimnasios que abren hasta la madrugada y han tenido que recortar horarios.

Aunque se muestra optimista, Gimeno sí se queja de que la mayor afección que han sufrido es como consecuencia de tener que mantener los vestuarios cerrados y las duchas inhabilitadas. "Tenemos clientes que vienen a primera hora antes de ir a trabajar o al mediodía en la hora de la comida y que ahora no pueden aprovechar", aseguraba. A los socios se les han dado la opción de congelar sus cuotas para reactivarlas cuando puedan reengancharse. Tras el confinamiento, estima que un 25% se adhirieron a esta posibilidad y en este mes de octubre lo han hecho un 5% más. Lo que se ha frenado ahora totalmente han sido las nuevas matrículas.

Etiquetas
Comentarios