Despliega el menú
Aragón

Gastronomía

La prohibición de consumir dentro de bares y restaurantes obliga a cerrar a un 40%

La DGA estudia ahora permitir hasta un 25% de aforo si la situación mejora,

El restaurante Las Palomas cerró este lunes temporalmente a causa de las restricciones sanitarias
El restaurante Las Palomas cerró este lunes temporalmente a causa de las restricciones sanitarias
Guillermo Mestre

Las fuertes restricciones del nivel 3 de alerta, marcadas por la prohibición del consumo en el interior de los locales de hostelería y la reducción de aforo en las terrazas al 50%, provocaron este lunes una cascada de cierres en los cafés, bares y restaurantes de la Comunidad. Hasta un 40%, según estimaciones de las principales asociaciones del sector, amanecieron en Zaragoza con la persiana bajada, un porcentaje ampliable a Huesca y a Teruel.Ocurrió, por ejemplo, con Las Palomas, La Bendita o El Rincón de la Abuela, que se de despidieron temporalmente de sus clientes obligados por la covid-19.

El problema es que, en las próximas semanas, los cierres podrían ir a más. La Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza cree que, si las restricciones continúan, hasta un 80% de estos negocios podría acabar haciéndolo, ya que el fríohará inviable el consumo en terraza. A esto hay que añadir que, para evitar el cierre, muchos han decidido improvisar servicios a domicilio que, si no terminan de cuajar, podrían obligar a tomar decisiones más drásticas.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón, Luis Vaquer, fue incluso más allá."Vamos a ir a un cierre masivo de establecimientos. Estimo un 90%", aseveró. Para el resto, la prioridad será "minimizar pérdidas". "Abrir en estas condiciones es absurdo. Los negocios son totalmente inviables. Más allá de un microestablecimiento con autoempleo y local en propiedad no hay rentabilidad", agregó.

En total, como recordaron los empresarios y trabajadores del sector en la multitudinaria manifestación del pasado domingo, estarían en juego 20.000 empleos.

En Zaragoza, los negocios abrieron este lunes en mayor porcentaje en el centro que en barrios como San José, Las Fuentes o Las Delicias. Ante este escenario, la DGAse plantea ahora permitir aforos del 25% si mejora la situación sanitaria.Esta opción, solicitada por la Confederación de Empresarios de Hostelería, permitiría a algunos negocios sortear el cierre.

Según ha podido saber este diario, para activar esta medida no sería necesario que Aragón volviese al nivel 2 de alerta, sino que bastaría con que los principales indicadores, como el número de contagios diarios o la presión hospitalaria o la tasa de positividad de las pruebas PCR.

La hostelería no fue, en todo caso, el único sector que se vio sacudido por las nuevas restricciones. El pequeño comercio pudo abrir al 25%, pero el ánimo, según admitió el presidente de la Federación de Empresarios del Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS), José Antonio Pueyo, está ya "muy bajo". Aunque los hay que se agarran a la inminente campaña de Navidad, la mayoría admite que los próximos seis meses –periodo para el que el Gobierno central estima el nuevo estado de alarma– van a estar marcados por la incertidumbre.

Los establecimientos consultados coincidieron en que bajar de un aforo del 50% a uno del 25% apenas ha supuesto cambios, ya que muchos días ni siquiera entra tanta gente a las tiendas. Peor suerte aún corren los negocios de venta de suvenirs, que buscan fórmulas para reinventarse y evitar el cese de negocio ante la falta de turistas.

El nivel 3 de alerta también transformó la imagen de los centros comerciales, obligados a prescindir de sus zonas comunes y recreativas. Esto es, nada de juegos infantiles ni zonas de descanso en las que reposar entre tienda y tienda. Más pausado fue el ‘cambio de fase’ para gimnasios y autoescuelas. En los primeros, ahora limitados al 25% y obligados a cerrar a las 23.00, se mantienen los grupos de un máximo de seis personas para las actividades dirigidas, mientras que los segundos, al igual que las academias, podrán estar al 30%. En ambos casos se ha optado por duplicar o incluso triplicar el número de clases o sesiones. Los gimnasios también han tenido que readaptar sus horarios para adaptarse al toque de queda.

El Pilar, también al 25%

Los lugares de culto tampoco podrán superar hasta nuevo aviso el 25% de su capacidad. Este lunes, una concurrida basílica del Pilar lucía ya desde primera hora carteles con los nuevos aforos:83 en la Santa Capilla y 183 en la zona del Altar Mayor, limitaciones que provocaron pequeñas filas para ver a la Virgen.

También entraron en vigor las nuevas restricciones para bodas (10 personas en el interior y 15 en el exterior) y entierros y velatorios (15 asistentes en espacios abiertos y 10 si son cerrados).

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios