Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Controles en carreteras y autobuses en las tres capitales aragonesas para hacer cumplir el confinamiento perimetral

La jornada de este jueves tiene carácter informativo y no sancionador para que la gente conozca el nuevo marco establecido.

Algunos autobuses de línea y varios puntos en los accesos y salidas de Zaragoza han sido sometidos a controles por parte de la Guardia Civil durante la mañana de este jueves, con el objeto de hacer cumplir el confinamiento perimetral al que desde hoy está sometida la capital aragonesa, así como Huesca y Teruel. Estas primeras horas han sido informativas para que todos usuarios conozcan las circunstancias en las que nos encontramos, y no se han impuesto sanciones.

Desde la Guardia Civil señalan que "los conductores han sido responsables, presentaban sus certificados que justificaban los desplazamientos. Algún conductor ha habido que se desplazaba sin causa justificada pero se le ha informado e indicado que volviese a su población de residencia".

Ya desde la medianoche se pudieron observar controles de Policía Nacional, Policía Local y Guardia Civil en las entradas y salidas a Zaragoza, así como en las estaciones de tren y autobús. Desde Guardia Civil insisten "en la responsabilidad individual, cumplimiento de las medidas sanitarias establecidas y que se eviten desplazamientos innecesarios".

Al comenzar el confinamiento perimetral en la capital aragonesa, los vehículos se agolpan en la entrada y salida del barrio de Valdespartera

Igualmente, los conductores que a primera hora de este jueves han salido por carretera de la ciudad de Huesca se han encontrado con los controles desplegados por los diferentes cuerpos policiales para comprobar que se cumple el confinamiento perimetral vigente desde las 0.00. Lo mismo ha ocurrido con la entrada. Muchos han enseñado los salvaconductos facilitados por su centro de trabajo o las citaciones médicas. Otros han explicado que todavía no han recibido el justificante de su empresa. En todo caso, el operativo se ha desarrollado sin problemas. 

Asimismo, los controles establecidos en los principales acceso a la ciudad de Teruel para aplicar el confinamiento perimetral establecido por el Gobierno de Aragón para frenar las contagios por coronavirus ha provocado algunas retenciones de vehículos a la hora de entrada a los trabajos. Ha sido el único contratiempo derivado de la vigilancia policial para evitar que nadie salga o acceda a la capital turolense si no es por motivos laborales o justificados.

La alcaldesa, Emma Buj, que ha visitado los controles al entrar en servicio durante la pasada medianoche, ha explicado que la vigilancia policial en los acceso a la ciudad no ha provocado incidencias de consideración. Buj ha señalado que "la gente cumple" con las limitaciones de movilidad impuestas por la Administración.

Etiquetas
Comentarios