Despliega el menú
Aragón

Las monitoras de los comedores escolares denuncian que los refuerzos son "insuficientes"

Educación asegura que se ha contratado a más de un centenar de empleadas solicitadas por los colegios, pero los sindicatos aseguran que no todas se han incorporado.

Protesta de las trabajadoras de los monitores escolares
Protesta de las trabajadoras de los monitores escolares
Oliver Duch

La incorporación a los servicios de comedor en las últimas dos semanas de algo más de un centenar de monitoras resulta todavía "insuficiente" para atender adecuadamente un servicio en el que los escolares tienen que mantener los grupos burbuja de la jornada lectiva. Además, el personal auxiliar de cocina no da abasto para limpiar más espacios y servir la comida de una forma diferente a como se venía haciendo hasta ahora y que requiere más tiempo de dedicación.

Carmen Ruiz, monitora de comedor y delegada de Comisiones Obreras, apuntó que con los refuerzos contratados por Educación de las 1.200 empleadas de este sector solo están trabajando actualmente un 50% que se enfrentan a un futuro laboral marcado por la incertidumbre.

"En los colegios públicos hay ocho empresas gestionando el servicio externalizado por el Gobierno aragonés y cada una ha actuado de una forma diferente. En unos casos se les aprobó un ERTE por silencio administrativo y en otros recibió el visto bueno de la autoridad laboral. Para las que no lleguen a trabajar se está estudiando si pueden optar con todas las garantías a la prestación extraordinaria de 90 días o acogerse a un ERTE si la empresa decide mantenerlo abierto", explicó Ruiz. En algunas de las empresas de caterin todavía está vigente el plazo para que las monitoras puedan ser llamadas a incorporarse.

Eva Gorgojo, responsable de UGT del sector y presidenta del Comité de Empresa de Aramark Catering, denunció que no todos los refuerzos que está concediendo el Departamento de Educaciónestán llegando a los colegios. "No sabemos dónde está la disfunción, si en Educación o en las empresas que son las que al final tienen que contratar a los profesionales. Podemos decir que en la mitad de los casos las plantillas sí que han aumentado, pero en la otra mitad todavía es una cuestión pendiente", comentó.

Asimismo lamentó que haya centros en los que las monitoras tienen que encargarse de un mayor número de grupos estables de convivencia que los que establece la última instrucción dictada por el Departamento. Según esta, en el caso de primaria, una trabajadora puede asumir hasta cuatro clases y en infantil, hasta tres. Los mayores problemas, señaló, se están detectado sobre todo en los grupos burbuja de primaria.

La falta de monitoras a principios de curso llevó al equipo directivo del colegio Hermanos Marx de Zaragoza a aplazar la puesta en marcha del comedor como medida de presión. Más de un centenar de alumnos de infantil y primaria permanecieron dos semanas a la espera de que se pusiera en marcha esta prestación considerada esencial por Educación. Desde la última semana de septiembre ya funciona, una vez que la Consejería dirigida por Felipe Faci se comprometió a atender las necesidades de personal solicitadas por los responsables del colegio.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios