Despliega el menú
Aragón

educación

Una atípica normalidad se instala en los colegios tras un mes de clase y cuarentenas

Los docentes y directores critican la improvisación y la descoordinación, mientras que las familias reclaman mejoras en la conciliación y en la semipresencialidad. Faci dice que los contagios se producen fuera del aula y que las medidas funcionan.

Foto del IES Goya de Zaragoza
Foto del IES Goya de Zaragoza
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Tras un mes desde el inicio del curso más complicado, las clases aragonesas empiezan a situarse en una atípica y tensa normalidad siempre pendiente de que el aula de algún centro educativo tenga que ser confinada por el positivo en coronavirus de un alumno o un docente. Más de 270 grupos han tenido que estar en cuarentena y en 240 de los casos ya se han reincorporado, según los últimos datos facilitados por Educación. Una incidencia calificada de "esperable" por buena parte de la comunidad educativa y que, de momento, no ha provocado el cierre de ningún centro educativo.

Directores de colegios e institutos y sindicatos lamentan la "improvisación", especialmente, en las primeras semanas. Por su parte, las familias abogan por mejorar el sistema de clases alternas e incluso recuperar la presencialidad total. Todos, incluso el consejero de Educación Felipe Faci, coinciden en indicar que ha sido un inicio "difícil", que los profesionales educativos han conseguido que los planes de contingencia funcionen y que los alumnos se han adaptado perfectamente a las medidas sanitarias.

"La reacción y responsabilidad del alumnado ha sido uno de los puntos positivos de estas semanas", recalca Eva Bajén, presidenta de la Asociación de Directores de Instituto de Zaragoza (Adizar), quien todavía recuerda los cambios constantes en la normativa. El último de ellos llegó hace solo una semana cuando se recuperó la presencialidad en 2º de bachillerato. No todos los centros han podido hacer ya los cambios y, en estos casos, los jóvenes siguen yendo a clase en días alternos. El Departamento de Educación confía en que esta cuestión pueda solucionarse a lo largo de esta semana.

"Ha faltado una normativa clara y que esta no cambiara de manera continua", explica Mónica de Cristóbal, representante de CSIF. Los docentes también critican que los equipos de protección llegaron horas antes del inicio del curso. "El reparto de material todavía sigue sin funcionar adecuadamente y son los centros los que están solventando la infinidad de casuísticas que cada día se van dando", subraya Guillermo Herraiz, representante de Educación de CC. OO. Desde CGT denuncian que Educación "incumple" de manera "sistemática" la ley de prevención de riesgos laborales. Otro aspecto negativo, puntualizan, fue que algunos colegios e institutos todavía no tenían los barracones donde impartir clase.

Desde STEA también se critica esta falta de "previsión" y apuntan que el invierno aumentará los contagios "cuando no se puedan abrir las ventanas y las puertas por el frío". La falta de profesorado y de espacios para reducir ratios forman parte de las quejas más repetidas en estas semanas, en las que incluso ha habido una huelga y denuncias judiciales.

Más optimista se muestra José Luis Sampériz, presidente de Escuelas Católicas en Aragón: "Se acordó comenzar el curso con tres premisas –seguridad, presencialidad y normalidad– y se está cumpliendo". Valora positivamente el inicio "ralentizado" del curso, que ahora se completa con la presencialidad de 2º de bachillerato: "Se está avanzando y se ha comprobado que los colegios son seguro".

El consejero de Educación reconoce que ha sido un comienzo "difícil", pero destaca que los planes de contingencia y las medidas adoptadas han sido "eficaces". "El estudio de las primeras semanas muestra que los contagios se producen fuera del aula y esto es mérito de todo el personal de los centros, que han trabajado mucho para organizar con garantías la actividad educativa", puntualiza.

Mejora de las clases alternas

Las familias inciden en este buen funcionamiento de los protocolos establecidos y en la respuesta positiva de los menores. "El ambiente es de cierta normalidad y la transmisión dentro del colegio es prácticamente nula", recalca Concepción Ibáñez, presidenta de la Federación Cristiana de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fecaparagón). Apunta, no obstante, a la necesidad de recuperar la presencialidad en todos los cursos. Una cuestión que prevén trasladar próximamente a Educación.

Miguel Ángel Sanz, presidente de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de la Escuela Pública (Fapar), también exige una revisión del sistema de semipresencialidad. "No se está profundizando muy bien en las diferentes metodologías", asevera. Otro punto clave, destaca, es la incertidumbre de las familias durante los confinamientos: "Se están pidiendo clases ‘online’, pero solo mandan deberes". Queda pendiente mejorar las opciones de conciliación, tras el anuncio del Gobierno de España de implantar nuevas medidas.

Etiquetas
Comentarios