Despliega el menú
Aragón

Las herederas de Gonzalo Borrás ceden su legado documental a la Universidad de Zaragoza

El fondo, compuesto por 7.000 obras y parte de su archivo personal, se conservará en la Biblioteca Universitaria en el Campus de Teruel y se llamará Legado Borrás-Barrera

De izquierda a derecha, Concha Lomba, Alexia Sanz, Beatriz Borrás, José Antonio Mayoral, Marisol Barrera, Francisco Beltrán, Yolanda Polo y Antonio Peiró.
De izquierda a derecha, Concha Lomba, Alexia Sanz, Beatriz Borrás, José Antonio Mayoral, Marisol Barrera, Francisco Beltrán, Yolanda Polo y Antonio Peiró.
Unizar

Las herederas de Gonzalo Borrás han cedido su legado documental a la Universidad de Zaragoza.  Así, la viuda e hijas de Gonzalo Borrás, Marisol Barrera, María Soledad Borrás y Beatriz Borrás, han firmado este miércoles un protocolo con el rector en funciones, José Antonio Mayoral, para hacer efectiva la cesión del legado bibliográfico y documental.

Gonzalo M. Borrás Gualis (Valdealgorfa, Teruel, 15 de septiembre de 1940 – Zaragoza, 27 de febrero de 2019), estuvo vinculado a la Universidad de Zaragoza desde su ingreso en esta institución, en 1960, hasta su fallecimiento -salvo el quinquenio durante el que profesó en la Universidad Autónoma de Barcelona (1976-1981)-. 

Fue licenciado y doctor por esta Universidad, y miembro de los diferentes cuerpos docentes: profesor adjunto, profesor agregado y catedrático de Historia del Arte Moderno y Contemporáneo; y, más tarde, profesor emérito y colaborador extraordinario. En ese periodo publicó 48 libros, así como numerosos artículos, capítulos en libros y catálogos de exposiciones. Fue director del Instituto de Estudios Islámicos y de Oriente Próximo, instituto de investigación mixto de la Universidad de Zaragoza. 

También fue director del Instituto de Estudios Turolenses (1985-1995) y de la Institución Fernando el Católico (2002-2005). La investigación del arte aragonés y, en particular, el mudéjar, en el que fue un referente mundial, tienen una enorme deuda de gratitud con el profesor Borrás.

El fondo está compuesto por unas 7.000 obras (monografías y revistas), la mayor parte de las cuáles se refiere a Historia del Arte y disciplinas afines; así como con parte de su archivo personal. Este legado será una importante aportación a la Universidad de Zaragoza, no solo como testimonio documental de uno de sus miembros más ilustres e influyentes, sino también como un importante enriquecimiento de su Biblioteca. Se integrará en los de la Biblioteca Universitaria en el Campus de Teruel, manteniendo su unidad, y recibirá la denominación de Legado Borrás-Barrera. Esa biblioteca tendrá una referencia al nombre del doctor Borrás en la sala de consulta.

El rector en funciones de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, ha mostrado la gran responsabilidad que implica recibir el legado del profesor Borrás y ofrecerlo, desde el campus de Teruel, a investigadores y público en general que tenga interés en este conjunto de 7.000 obras sobre un ámbito de estudio tan importante como es el Arte Mudéjar Aragonés, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Alexia Sanz, vicerrectora en funciones del campus de Teruel, ha manifestado que los turolenses están en deuda con el profesor Gonzalo Borrás porque este legado, y el hecho de que se ubique en el campus de Teruel les hace sentirse especialmente orgullosos y satisfechos. El gran conjunto de obras cedidas tendrán diferentes usos, tanto educativos, al ofrecer en este campus la titulación de Bellas Artes, como a la investigación del mudejarismo y así poder ser disfrutado por investigadores del área de las Humanidades.

Marisol Barrera, viuda de Gonzalo Borrás, ha manifestado que su marido estaría feliz de que su biblioteca fuera al campus de Teruel, del que él se consideraba parte al ser durante diez años director del Instituto de Estudios Turolenses y una de las personas más vinculadas al Simposio Internacional de Mudejarismo que se celebra desde 1975. Por ello, que el legado de su obra permanezca en Teruel facilitará su estudio tanto a estudiantes como a investigadores que sigan acudiendo anualmente al Simposio.

El contenido detallado del fondo, así como las fechas y su procedimiento de entrega serán acordados por ambas partes. 

Etiquetas
Comentarios