Despliega el menú
Aragón

aragón

Más de 300 personas se concentran frente a la vivienda okupada en La Muela

Durante la concentración, que ha durado en torno a una hora, se han vivido algunos momentos de tensión cuando los manifestantes han ocupado la calzada al grito de "¡Okupas fuera!"

Bocinas, silbatos, cacerolas y palmas han protagonizado la protesta que tenía lugar este viernes a las 19.00 horas frente a la vivienda ubicada en número 9 de la avenida de Aragón del barrio alto de la Muela Sur que era okupada hace apenas unos 10 días. Más de 300 vecinos de la zona se han sumado a la concentración organizada por la asociación de vecinos Urcamusa La Muela Sur que ha asegurado que la convocatoria ha sido “un éxito”.

“La respuesta es una clara muestra de la preocupación y la indignación que sentimos quienes vivimos aquí”, asegura Jaime Lagunas Llop, secretario de la organización y vecino de la urbanización desde hace más de dos décadas. “Es un problema que puede afectar a cualquiera”, reivindica Lagunas.

“Según hemos podido saber a través de nuestro servicio de vigilancia nocturna, al parecer se trata de una mafia que proviene de María de Huerva y que subarrienda viviendas a terceros”, asevera el secretario, que asegura que podría existir un riesgo de que comenzasen a instalarse en nuevas parcelas.

Al grito de “¡Okupas fuera!”, durante la concentración se han vivido algunos momentos de tensión cuando los manifestantes han decidido okupar la calzada. “¡Es nuestra acera!”, “¡Nos tenéis que proteger a nosotros!”, gritaban algunos de los presentes a los efectivos de la Guardia Civil que han acudido a la protesta pertenecientes a las patrullas de seguridad ciudadana de los puestos limítrofes y de la Comandancia.

Como informaba HERALDO este mismo jueves, la vivienda afectada es propiedad de Building Center, de Caixabank. Fuentes de la entidad confirmaban que presentaron una denuncia ante el juzgado el pasado 26 de agosto tras ser conocedores de los hechos.

En este barrio estamos muy organizados y en cuanto vemos algo sospechoso enseguida damos la voz de alarma a través de nuestros grupos en redes sociales y whatsapp”, explicaba Gema P., miembro de la asociación y vecina desde hace más de 30 años de la zona. “No es la primera vez que vivimos una situación de estas características y nos sentimos completamente indefensos. Tan solo queremos que esto no vaya a más”, denunciaba.

Durante la concentración, que ha durado en torno a una hora, se han vivido algunos momentos de tensión cuando los manifestantes han ocupado la calzada al grito de “¡Okupas fuera!”

“Nadie nos ha regalado nada”

“El problema es que la ley no defiende a quienes hemos trabajado tan duro para conseguir lo que tenemos. Aquí nadie nos ha regalado nada”, afirmaba María M. otra de las presentes. “Me siento completamente invadida, esto es una violación de nuestras vidas”, criticaba Teresa Lahoz, que reconoce que la preocupación es una constante: “es una angustia que nos acompaña cada día”.

Actualmente, la urbanización está compuesta por unas 700 parcelas de las cuales en torno a 200 permanecen ocupadas todo el año. Sin embargo, la gran mayoría se corresponden con segundas residencias. Es el caso de Jorge B. y su familia. “Lo que sentimos es mucho miedo e impotencia porque durante la semana no estamos aquí”, explica este vecino, que asegura que “la ley desprotege a los propietarios”. “Seguramente esto no sirva para nada, pero tampoco podemos escondernos”, lamenta.

Etiquetas
Comentarios