Despliega el menú
Aragón

laboral

CGT lleva al departamento de Educación ante Inspección de Trabajo por "la falta de medidas preventivas" ante la vuelta a las aulas

El sindicato es "consciente de las dificultades" pero no pueden "tolerar la inseguridad" derivada de la pandemia.

Regreso progresivo a las aulas
Un trabajador de una escuela, con mascarillla
Rodrigo Jiménez

El sindicato CGT Enseñanza (segundo sindicato en representación en la mesa sectorial de educación) ha interpuesto una denuncia a Inspección de Trabajopor "la falta de medidas preventivas en los centros escolares". Fuentes de la entidad señalan que la situación "límite en la que se encuentra la educación aragonesa nos ha obligado a tener que realizar una denuncia". "La falta de medidas preventivas y una deliberada falta de voluntad política del actual ejecutivo, nos han conducido a tomar esta decisión”, insisten.

En cuanto al futuro que se plantea con el regreso a las aulas, desde CGT señalan que son "conscientes de las dificultades que plantea programar una actividad educativa presencial, que es la que queremos todos por el bien de nuestra sociedad, pero la inseguridad que se va a encontrar la comunidad educativa en el regreso a las aulas no la podemos tolerar”.

La denuncia se vertebra en cinco puntos fundamentales. Por un lado, se reclama un Plan de Prevención que articule la seguridad en los centros, así como otro de Formación que garantice que los trabajadores conozcan todos los riesgos que conllevan sus puestos de trabajo. Asimismo, se quiere evitar que toda la responsabilidad caiga en los equipos directivos con respecto a la confección de los Planes de Contingencia. También se pide dotar a todo el personal educativo de los Equipos de Protección Individual (EPIs) necesarios para ejercer la actividad y, por último, proteger a los trabajadores especialmente sensibles aplicando el principio de precaución.

Desde la CGT insisten en que “son medidas contempladas en la legislación laboral vigente". "Su incumplimiento supone un atentado importante contra la seguridad educativa, si fuese una actividad privada la educación aragonesa estaría cerrada”, sostiene el sindicato.

Por último, los representantes del sindicato dicen sentir "tener que llegar al punto de pedir a la autoridad laboral que obligue al Departamento de Educación a llevar a cabo estas medidas. Pero la ausencia de un cariz negociador dentro de la Consejería, la falta de voluntad política para realizar unas inversiones necesarias que garanticen la seguridad, y la actitud, por qué no decirlo, negligente de algunos políticos aragoneses, nos han llevado a esta situación. Está la vida en juego de muchas personas a las que damos voz y eso no nos lo podemos permitir”.

Por su parte, desde la DGA, señalan que hasta el momento, "el Departamento de Educación no tiene constancia de la denuncia de CGT. No obstante, hay que tener en cuenta que el curso escolar no comienza hasta el 7 de septiembre. Con el objetivo de que la vuelta a los centros educativos sea lo más segura posible en el escenario sanitario que se dé en ese momento, el Departamento ha redactado un Plan de Contingencia General que se va a adaptar a los centros bajo la supervisión de la Comisión autonómica y las tres comisiones provinciales".

Por lo que respecta al material de protección, desde el Gobierno de Aragón se apunta que "está previsto que se envíe a los centros en la última semana de agosto (que es cuando se incorporan los equipos docentes a los centros). Tenemos ya la experiencia de cómo sean desarrollado hasta ahora todos los actos educativos desde el inicio de la pandemia con gran afluencia de alumnado (EvAU, pruebas de acceso de FP, programa Abierto por Vacaciones) y se han llevado a cabo con total seguridad puesto que se han aplicado los protocolos visados por Sanidad y Prevención de Riesgos Laborales".

En estos momentos el Departamento de Educación última con el Departamento de Sanidad el protocolo que se aplicará al inicio de curso.

Etiquetas
Comentarios