Despliega el menú
Aragón

covid-19

El perfil de los contagiados en Aragón: el peligro también está en casa

Al menos el 26% de los casos positivos surgen del ámbito familiar. El 'infectado medio' en la Comunidad es asintomático, joven e inmigrante.

Al menos el 26% de los casos positivos surgen del ámbito familiar.
Al menos el 26% de los casos positivos surgen del ámbito familiar.
HA

La convivencia bajo el mismo techo y las reuniones familiares son los principales focos de contagio de coronavirus en Aragón. Según los datos que arrojan los rastreos de casos en las dos últimas semanas, un 26% del total de positivos detectados se infectaron en el ámbito familiar, mientras que un 15% lo hicieron en sus lugares de trabajo (incluidos un 5% en el ámbito sanitario o socio-sanitario). En el 17% de los casos la transmisión se produjo en otros entornos (incluidos los lugares de ocio). Se desconoce el origen del 28% de los positivos, mientras que el 14% restante está en investigación. Por lo tanto, ese 26% de contagios en familia en realidad es mayor, ya que puede haber casos desconocidos o en estudio.

En los centros de salud conocen bien esta realidad, ya que una buena parte de los positivos que detectan son de personas que viven en el mismo hogar. Cuando se ‘caza’ un caso positivo, las primeras llamadas son a los familiares con los que reside el contagiado. Y, generalmente, salen otros casos positivos. "Las posibilidades de transmitirlo a los familiares más cercanos son altas", confirma Ángel Antoñanzas, coordinador del centro de salud Delicias Sur.

En un centro como este, esas probabilidades aumentan, ya que hay más unidades familiares grandes en pisos pequeños. Además de la convivencia, los encuentros rutinarios (visitas a las casas de familiares) y la celebración de algún evento especial (como cumpleaños) suponen otro foco importante de infección.

Después de la familia, el trabajo es el siguiente factor de transmisión, ya que alcanza el 15% de los casos, que también serán más si se suman los de origen desconocido o en investigación. En el centro de salud Delicias Norte, uno de los más afectados por los rebrotes, se observa que el trabajo es especialmente peligroso en las labores agrícolas o asistenciales, con condiciones "muy duras y penosas", explica Antoñanzas.

En cuanto a la edad media de los infectados, predominan tres franjas en porcentajes muy similares: de 20 a 30 años, de 30 a 40 y de 40 a 50. Según su experiencia, Antoñanzas apunta a que la media "era más baja" cuando comenzaron los rebrotes –por la relevancia que tuvieron los contagios entre los adolescentes y jóvenes–, pero que poco a poco "está subiendo".

Según los datos que maneja el Salud, en las dos últimas semanas dos terceras parte de los casos han sido asintomáticos. Esto habla de la profundidad de la labor de rastreo que se está haciendo, ya que la mayoría de estos infectados se descubren al empezar a tirar del hilo de los positivos que llegan a los centros de salud. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, durante la última semana el porcentaje de asintomáticos fue de solo un 7%, lo que puede indicar que se está buscando menos.

En cuanto a la división por sexos, es prácticamente mitad y mitad en todas las franjas de edad. En el total, las mujeres llegan al 51,5% de los casos. El ámbito geográfico de los contagios se concentra claramente en la ciudad de Zaragoza, que reúne a nueve de las diez zonas básicas de salud con más casos de Aragón en las últimas dos semanas. Superan los 500 casos cuatro de ellas: Delicias Sur, Fraga, Delicias Norte y Univérsitas.

Otro de los factores destacados del perfil de los contagiados es la amplia presencia de personas de origen extranjero. Aunque el Salud no comunica datos al respecto, en la atención primaria han detectado que el porcentaje de inmigrantes es superior al que les correspondería por su peso poblacional. En el caso de Delicias Norte, por ejemplo, su coordinador señala que este colectivo concentra "la mitad" de los casos, cuando son menos del 25% de la población del barrio. En otros centros consultados ocurre lo mismo.

Según apuntan los facultativos, algunos de los factores que explican esta mayor incidencia son la mayor exposición al virus por la clase de trabajo que tienen, las peores condiciones de transporte, el hacinamiento en los hogares, la imposibilidad de un correcto aislamiento y –solo en ocasiones– las reticencias a seguir las recomendaciones de los médicos.

Etiquetas
Comentarios