Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

fraga

Un temporero que vive en la calle: "El virus es peligroso, pero no tener para comer es más grave"

Decenas de sintecho duermen en Fraga en varios asentamientos. El Ayuntamiento confía en estrenar esta semana un pabellón para ellos.

Ousmane, en los exteriores de la estación de autobuses de Fraga.
Ousmane, en los exteriores de la estación de autobuses de Fraga.
Rafael Gobantes

Ousmane ve pasar la tarde sentado en una barandilla junto a la estación de autobuses de Fraga. A 50 metros, en el kiosko que decora el paseo junto del río Cinca, tiene los cartones sobre los que duerme desde hace un mes y la maleta en la que guarda sus escasas pertenencias. Vive en Gerona, pero el estado de alarma le dejó sin empleo ni dinero que mandar a su familia de Senegal. "Me dijeron que aquí podría trabajar", señala.

Así que viajó a Fraga, en pleno estado de alarma y sin contrato asegurado. Trabajó un mes cogiendo nectarinas y melocotones, pero –según asegura– el jefe le dejó "medio mes sin cobrar". "Dijo que ya no podía pagar más", asegura. Acudió a la Guardia Civil y está a la espera de una resolución. "Estoy aquí sin nada y solo como gracias a los servicios sociales", afirma con una vieja chaqueta del Barça.

El entorno de la estación de autobuses de Fraga concentra a decenas de sintecho que, obviamente, viven en unas penosas condiciones de salubridad. Fuera del casco urbano hay varios asentamientos más de este tipo. Ousmane dice que se siente "mal", por él y por su familia (mujer, madre y hermanas), pero que ahora "no se puede encontrar trabajo". Las pedregadas de la semana pasada no ayudan, ya que habrá menos fruta que recoger.

En plena pandemia mundial, y con un brote afectando a los temporeros de Fraga, el coronavirus no es ni mucho menos su principal preocupación. "Tenemos que cuidarnos, pero lo que nos pasa es más fuerte. El coronavirus es peligroso, pero tenemos un problema más grave porque no tenemos para comer y nuestra familia está esperando", lamenta.

El Ayuntamiento de Fraga, por su parte, va a habilitar un pabellón para los sintecho. Tras varios días hablando con la comarca, que lleva los servicios sociales, se espera que pueda abrir esta semana para acoger, de momento, a medio centenar de personas.

La alcaldesa, Carmen Costa, pide que se valore "el gran esfuerzo" del Consistorio con este espacio y con el pabellón Cortes de Aragón, donde se alojan los temporeros que han dado positivo por Covid-19.

Costa admite que hay "preocupación": "Hemos pasado a la fase 3, pero parece que vamos a remolque". Defiende la creación de los pabellones porque "había que hacerlos" aunque a algunos "no les haya gustado", ya que "necesitamos a los temporeros". "Son una realidad en Fraga desde hace 30 años, necesitamos esta mano de obra en nuestros campos y hay que tratarla bien", añade.

Por su parte, Marco Ibarz, presidente de la comarca Bajo Cinca, apunta que es "muy importante" que cada Ayuntamiento "tenga un espacio preparado para confinar a los temporeros que den positivo", porque eso dará "seguridad y tranquilidad" a la población.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión