Despliega el menú
Aragón

CONCILIACIÓN

La DGA impone un monitor cada 15 niños y distancia social en el Abierto por Vacaciones

Las familias piden "responsabilidad" a los centros para que ofrezcan este servicio "necesario para la conciliación".

Colonias del programa 'Abierto por vacaciones', las pasadas fiestas de Navidad, en el colegio Ramón Sáinz de Varanda de Zaragoza
Colonias del programa 'Abierto por vacaciones' en el colegio Ramón Sáinz de Varanda de Zaragoza
Aránzazu Navarro.

El programa Abierto por Vacaciones se llevará a cabo este verano aunque con importantes restricciones. El Departamento de Educación envió esta semana a los centros educativos unas instrucciones en las que se detallaban todos los requisitos, entre los que se incluye un máximo de 15 menores por monitor, la necesidad de mantener la distancia social, que los niños acudan con la crema solar puesta o la prohibición de llevar bolsas de tela para los almuerzos. La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de la Escuela Pública (Fapar) aplaudió esta propuesta y pidió a los centros que se adhieran a ella. Para acceder, la DGA ha estipulado que las familias monoparentales tendrán prioridad.

Antes del inicio de la pandemia, cerca de un centenar de colegios públicos habían solicitado participar en el programa. Ahora tienen hasta el 5 de junio para comunicar quiénes pretenden seguir y si alguno más se va a adherir. Para que tomen esta decisión, se les remitieron los requisitos que deberán cumplir debido a la covid-19.

Cada grupo de 15 alumnos dispondrá de su material y su aula específica y utilizarán objetos preferiblemente de uso individual. Las puertas de todos los espacios estarán permanentemente abiertas para minimizar el contacto con las superficies y no se descarta permitir el servicio de comedor. Sí que se hará uso de los aseos y las fuentes. De hecho, los primeros deberán contar con solución hidroalcohólica y las ventanas estarán siempre abiertas para favorecer la ventilación. Además, se hará diariamente un control de la asistencia y trazabilidad de contactos de aquellos que participan en el programa. El documento especifica que el acceso y salida al colegio será escalonado y se hará por distintos espacio. Además, en la puerta se llevará a cabo la higienización de los niños, excepto en menores de tres años.

Más allá de las medidas sanitarias, la propuesta del Departamento de Educación es que este programa se centre en las emociones, la creatividad y el aprendizaje de lenguas extranjeras. En los centros de educación especial, se plantearán iniciativas de apoyo a las necesidades detectadas en el último trimestre del curso escolar, así como se contribuirá a los procesos terapéuticos.

Valoración positiva

Las familias de la escuela pública se mostraron satisfechas por esta convocatoria y esperan que se puedan complementar con los servicios de conciliación que habitualmente ofrecen los ayuntamientos y las comarcas. Pidieron a los centros que hagan un "esfuerzo" y sean "responsables" a la hora de ofrecer este servicio tan necesario para las familias, quienes también reclamaron un Plan Estatal de conciliación que aborde de forma global este problema.

A la hora de atender las solicitudes, especificaron desde Educación, tendrán prioridad las familias monoparentales que trabajen fuera de casa o tengan que atender a un dependiente. Posteriormente, accederán aquellas en las que ambos tutores tengan un empleo fuera del hogar y las que deban atender a un dependiente y uno de los dos no teletrabaje.

Por su parte, desde Fecaparagon insistieron en la necesidad de que esta iniciativa llegue también a los colegios concertados: "Pedimos igualdad de oportunidades para todos los aragoneses".

Etiquetas
Comentarios