Despliega el menú
Teruel

La asociación de padres del colegio La Fuenfresca de Teruel presenta una queja por el aumento de la ratio

La asociación ha anunciado que va a estudiar otras acciones "de presión" para evitar que la vuelta al colegio "sea en peores condiciones educativas y sanitarias que en otros centros.

Colegio Fuenfresca de Teruel
Colegio Fuenfresca de Teruel

La asociación de madres y padres del colegio de Infantil y Primaria 'La Fuenfresca' de Teruel va a formular una queja formal ante el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón por la decisión de la comisión de escolarización de aumentar la ratio, es decir, el número de alumnos por aula en este centro el próximo curso 2020-2021.

En una nota de prensa, la asociación ha anunciado, asimismo, que va a estudiar otras acciones "de presión" para evitar que la vuelta al colegio "sea en peores condiciones educativas y sanitarias que en otros centros, donde contarán con menos alumnos por aula y más espacios para poder garantizar las condiciones de seguridad ante la transmisión del coronavirus".

La junta directiva de la asociación de madres y padres (Ampa) de este centro ha subrayado que la posición que comunicó, a través del representante de la Federación de Asociación de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR) en la comisión de escolarización, fue el rechazo al aumento de las ratios para el primer año de Infantil del próximo curso ante el mayor número de solicitudes que plazas ofertadas.

A su entender, incrementar las ratios "es una decisión irresponsable, especialmente en una situación tan grave como la actual por la crisis sanitaria" y "solo servirá para ahondar en los problemas de espacio que ya sufre el centro, tras varios años en los que se ha ajustado al alza el número de alumnos por aula", que ha hecho que además de las tres clases por curso haya cuatro en primero de Primaria para el periodo 2020-2021.

Falta de espacios

La asociación ha incidido en que el colegio "ya está masificado, después de varios cursos en los que se ha aumentado la ratio de las aulas, lo que ya provoca carencias de clases y de espacios comunes para los casi 600 niños que estudian en él", como la falta de un edificio multiusos para practicar Educación Física o hacer actividades.

Además, se trata de un centro preferente para niños con necesidades especiales, "que requieren una atención más personalizada".

La asociación ha reconocido que en esta zona viven muchas familias jóvenes y "hay que conciliar los intereses de los padres y madres que viven en el barrio y quieren escolarizar a sus hijos lo más cerca posible de su domicilio", pero ha precisado que hay colegios cercanos y oferta suficiente para cubrir la demanda y "asegurar una mayor calidad educativa para los actuales alumnos y los del futuro".

También ha recalcado que aumentar las ratios hace "imposible" aplicar las medidas sanitarias necesarias ante la pandemia "sin realizar modificaciones estructurales y de plantilla".

Etiquetas
Comentarios