Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Lambán confía en que la capacidad del tejido empresarial permitirá a Aragón salir antes de la crisis

Las empresas aragonesas ya han solicitado la realización de 12.000 test rápidos y 300 PCR entre sus trabajadores, según ha detallado el presidente de CEOE, Ricardo Mur, momentos antes de mantener una reunión con el presidente aragonés. 

El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el máximo responsable de CEOE, Ricardo Mur, en el Pignatellí donde este jueves mantuvieron una reunión.
El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el máximo responsable de CEOE, Ricardo Mur, en el Pignatellí donde este jueves mantuvieron una reunión.
Guillermo Mestre

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, se ha mostrado confiado este jueves en que Aragón saldrá antes de la crisis económica provocada por el estado de alarma decretado para frenar la  expansión de la pandemia antes que el resto de España. Una confianza que ha basado en las características del tejido productivo de la Comunidad y en la capacidad e imaginación de las empresas que lo forman. Así lo ha asegurado momentos antes de comenzar una reunión con el presidente de CEOE y máximo responsable del Consejo Empresarial de Aragón, Ricardo Mur, para analizar las medidas para minimizar el impacto provocado por la crisis de la covid-19

Lambán que ha asegurado que el Gobierno de Aragón, “consciente del calado de la gravedad de la pandemia” tuvo claro desde el principio que para abordar la situación lo primero que había que hacer era transmitir seguridad y confianza. “Para ello teníamos dos camino que recorrer, por un lado la unidad política, porque siempre es bien percibido por los ciudadanos, y por otra parte, sabiendo que solo saldríamos de esta situación con la estrecha colaboración entre lo público y lo privado, sobre todo en la parte social y económica”, ha dicho el presidente aragonés, que ha recordado que “la Mesa del Diálogo Social, y sobre todo Ricardo Mur, han sido muy proactivos en la crisis sanitaria, y han mostrado una generosidad que nunca podré agradecérselo bastante”.

Para Lambán, ahora que la crisis sanitaria parece que está llegando a su fin, aunque hay que cruzar los dedos y seguir manteniendo todas las alertas, es momento de abordar cómo afrontar la situación que ha producido la paralización económica y que tiene dimensiones “enormes” en la generación de riqueza y empleo. Por eso, ha pedido a las empresas de la Comunidad “que el compromiso con Aragón lo preserven y refuercen para la fase que llega, que es muy difícil”. Con todo se ha mostrado confiado en que “si colaboramos seremos capaces de superarla y de hacerlo antes que otras comunidades de España”. Lambán ha reconocido que “en esto juega mucho los deseos”, pero ha insistido en que “Aragón cuenta con un tejido empresarial de calidad, con compromiso e imaginación y con una capacidad empresarial incomparable incluso con cualquier país europeo”.

El presidente ha asegurado que se conformaría con que, con el esfuerzo y la colaboración del papel fundamental de las empresas, “dentro de unos meses volviéramos a la situación que teníamos antes de la pandemia”, un momento en el que la Comunidad encaraba el futuro con buenas perspectivas económicas, con grandes proyectos de inversión en sectores tan estratégicos como la agroalimentación, la logística y la energías renovables. “Por las características de la economía aragonesa, su fuerte componente industrial, la menos dependencia del turismo internacional y el peso de la agroalimentación, la logística y las energías renovables, el PIB aragonés podría caer unos dos puntos menos que la media nacional, lo que nos permite albergar esperanzas”, ha insistido, al tiempo que ha recordado que, pese a ello, “no hay que confundir los deseos con la realidad”.

Y ha insistido además en que se ha seguido trabajando en los proyectos de inversión previstos en Aragón, como Amazon o Bon Área, y ha dejado claro que “a día de hoy no tengo el mínimo indicio de que ninguno vaya a sufrir ningún efecto salvo algún retraso”.

Test de diagnósticos

Desde el pasado lunes y hasta hoy jueves, y después de que el Gobierno de Aragón permitiera la realización de pruebas de diagnóstico masivas en las empresas, las compañías aragonesas han presentado solicitudes para realizar a sus trabajadores más de 12.000 test rápidos y 300 PCR, todo ello con la prescripción facultativa exigida. Con ello se hará una primera oleada de test rápidos de anticuerpos y posteriormente las pruebas para poder controlar la extensión del contagio. Sus resultados servirán para garantizar una vuelta al trabajo segura pero también permitirán elaborar un mapa epidemiológico del que dispondrá el Gobierno de Aragón para determinar cuál es la extensión de la epidemia y tomar medidas para su control.

Estos detalles los ha ofrecido el presidente de CEOE y máximo responsable del Consejo Empresarial de Aragón, Ricardo Mur, momentos antes de mantener una reunión con el presidente del Gobierno de la Comunidad, Javier Lambán, para analizar la situación del tejido empresarial aragonés como consecuencia de las medidas a las que ha obligado el estado de alarma decretado el pasado 14 de marzo para frenar la expansión de la pandemia. “Queremos transmitir nuestro apoyo al Gobierno de Aragón, porque desde CEOE estamos convencidos de que esta crisis, que nadie ha buscado, debemos superarla entre todos y que solo con la unión económica y social podremos minimizar sus impactos en las empresas”, ha destacado Mur.

El responsable del Consejo Empresarial de Aragón, que reúne a las 24 principales empresas de la región, ha recordado que se estima que la afección económica de la covid-19 supondrá, según las previsiones hasta ahora realizadas por los expertos, una caída de entre el 8% y 12% del PIB “con una importante afección en materia de empleo y en las finanzas públicas”. Unos datos ante los que la CEOE “trabaja muy intensamente para que haya normativa que permita paliar estos efectos”, aunque Mur ha dejado claro su “honda preocupación” por la situación que atraviesan sectores como la hostelería y los servicios, y ha mostrado su “fuerte desacuerdo” con las medidas del Ejecutivo central, porque está convencido de que la regulación de los ERTE y la imposibilidad de despedir “pueden llevar al cierre y la desaparición de numerosas empresas y con ello a la destrucción de miles de empresas”.

“Queremos poner sin embargo una voz de esperanza, convencidos de que la pujanza del sector agroalimentario, el inicio de la actividad industrial y de algunos profesionales y servicios podrán permitirnos que todo vuelva poco a poco a la normalidad”, ha matizado Mur, que ha defendido la desescalada asimétrica “para ir pasando más rápidamente a otras fases” y ha agradecido la disponibilidad de Lambán y la “ola de solidaridad” de las empresas, que han donado más de 6 millones de euros que han permitido la obtención de material sanitario cuando más se necesitaba.

Etiquetas
Comentarios