Despliega el menú
Aragón

Dos zaragozanos, finalistas en una competición internacional sobre ingeniería de datos

Eva Omedes y Ricardo Tranquilli, que trabajan en Hiberus, optarán al triunfo en un evento de la Universidad de Warthon.

Ricardo Tranquilli y Eva Omedes.
Ricardo Tranquilli y Eva Omedes.
E. O. D.

El mes pasado, Eva Omedes y Ricardo Tranquilli deberían haber cogido un vuelo a Filadelfia (Estados Unidos) para participar en la final de la competición de visualización de datos impulsada por la Universidad de Warthon y que colabora con la organización Médicos Sin Fronteras. «Hubiese sido muy emocionante, pero debido al coronavirus se hará de manera ‘online’ y a finales de este mes», apunta Ricardo, quien estudió Filología Hispánica en la Universidad de Zaragoza tras llegar de Italia. «Mi madre es de Zaragoza. Aunque al principio fue duro venirme, ha merecido la pena», asegura. Al poco de llegar, conoció a Eva, natural de Castelserás (Teruel), y desde entonces son amigos. Una amistad que unida al interés por los datos y la ingeniería -ella estudió Ingeniería Mecánica en el campus aragonés- les ha llevado a ganar el concurso Open Urban Lab, impulsado por el Ayuntamiento de Zaragoza, y estar ahora en la final del de Estados Unidos.

Concurso en Zaragoza

«Hace tres años participé en un proyecto para la Institución Fernando el Católico que se basaba en la digitalización del patrimonio histórico inmaterial de los dialectos de Aragón. En ese momento, descubrí mi interés por los datos», explica este joven de 25 años. Tras esta experiencia, Eva y él decidieron presentarse al concurso del Ayuntamiento de Zaragoza. «Se lo comentaron a Eva en la empresa en la que trabajaba y no lo dudamos», recuerda Ricardo. Ella forma parte del equipo de Data & Analytics de Hiberus desde septiembre del año pasado, mientras que él se incorporó hace apenas dos meses. «Son muy trabajadores», reconoce Alejandro Moreno, responsable de este departamento en la empresa. Asimismo, especifica que, aunque han utilizado la misma herramienta con la que trabajan en Hiberus, todo el proyecto ha sido llevado a cabo en su tiempo libre.

A finales del año pasado supieron que habían ganado el concurso de movilidad impulsado por el Consistorio zaragozano. «Aunque todavía no se ha celebrado el acto de entrega de premios -cancelado por la covid-19-, nos animó a participar en otros», detalla Eva Omedes.

Y buscando encontraron la competición llevada a cabo por la Universidad de Warthon. «Tuvimos unos diez días desde que nos entregaron los datos que teníamos que analizar y preparamos el proyecto», relata. Al mismo tiempo, reconoce que conocer que estaban en la final fue «ilusionante». «Sabíamos que cumplíamos los requisitos que pedían, pero al ver las universidades que participaban, pensamos que era complicado», subraya esta joven de 28 años.

Junto a ellos han pasado a la final participantes de las universidades de Stanford, Florida Central, Duke y Thammasat. Como coincidir en un mismo momento personas de Estados Unidos, España y Tailandia es complicado, la final se llevará a cabo con grabaciones previas. «Tendremos que explicar el proyecto y responder a las preguntas que nos plantee el jurado», puntualiza Eva. Tras ello, conocerán si están entre los tres ganadores. «Solo ser finalista ya es una gran satisfacción», detalla Ricardo.

El proyecto que presentaron se centra en conocer los perfiles profesionales de diferentes categorías sanitarias que participan en Médicos Sin Fronteras: «Les interesaba especialmente la del coordinador médico para identificar qué tipo de persona puede encajar en determinadas misiones». A la espera de conocer el resultado final, buscan nuevos retos, que debido a la crisis sanitaria «están paralizados».

Aunque la experiencia de presentar su proyecto en Estados Unidos se ha visto truncada por la pandemia, ambos confían en que seguir trabajando en otros proyectos que aúnen la ingeniería de datos con la colaboración con asociaciones. Como dice el eslogan de su última iniciativa: ‘Los datos salvan vidas’.

Etiquetas
Comentarios