Despliega el menú
Aragón

crisis del coronavirus

Aragón insiste en iniciar la desescalada por el medio rural y respeta el liderazgo del Estado

Mantiene la intención de realizar pruebas piloto en algunas de las 25 zonas de salud casi libres de Covid-19. La Famcp también aboga por retomar la vuelta a la normalidad en los pueblos.

Lambán, ayer tras la videoconferencia con Pedro Sánchez y el resto de líderes autonómicos.
Lambán, tras una videoconferencia con Pedro Sánchez y el resto de líderes autonómicos.
DGA

El Gobierno de Aragón reitera su voluntad de que el plan de desescalada tras el estado de alarma decretado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para contener la pandemia del coronavirus se inicie en el medio rural, una postura que defiende el presidente autonómico Javier Lambán como primer paso para una paulatina vuelta a la normalidad. La DGA cierra filas con el Gobierno central y acepta su liderazgo en el proceso. Asume la petición que formuló este viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras un Consejo Interterritorial de Salud con los consejeros autonómicos en el que se mostró abierto a "escuchar sugerencias" en un plan que será "asimétrico". Las regiones podrán proponer cómo llevar a cabo su propia desescalada, pero los criterios serán fijados por el Estado.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ya desveló su propuesta de que la desescalada empiece por los pueblos pequeños y por aquellas zonas en las que el virus haya tenido una menor repercusión. En una entrevista concedida a HERALDO, Lambán abogó por que el medio rural recupere antes la normalidad que el urbano "por motivos obvios", en referencia a que no hay transporte público, la actividad económica concentra menos masas de población y la posibilidad de mantener distancias de seguridad es mayor.

El mapa de Aragón, según los casos confirmados por zonas básicas de salud, refleja que hay 25 áreas con escasa afección del Covid-19: Sarrión, Mosqueruela, Cantavieja, Cedrillas, Aliaga, Báguena, Mas de las Matas, Herrera de los Navarros, Sástago, Sabiñán, Ateca, Ariza, Sos del Rey Católico, Luna, Mequinenza, Hecho, Berdún, Ayerbe, Grañén, Benabarre, Lafortunada, Aínsa, Abiego, Berbegal y Albalate de Cinca. Todas ellas se ajustarían al criterio que propone la DGA de que se realicen pruebas piloto en zonas, municipios o comarcas con menos de 10.000 habitantes en las que, por razones de pirámide de edades, de estructura económica y de impacto de la pandemia sería razonable empezar. En estas 25 zonas básicas se han registrado menos de dos casos.

La postura de empezar la desescalada desde el medio rural la comparten desde la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (Famcp). Su presidente, Luis Zubieta, explicó su deseo de que la vuelta a la normalidad se inicie "desde el ámbito rural" porque "en Aragón hay territorios con gran dispersión demográfica donde es más fácil mantener las condiciones de distanciamiento social". "Es más sencilla la desescalada -dijo- en un pueblo de 300 o 500 habitantes donde es relativamente más fácil hacer vida normal sin generar problemas".

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, denunció este viernes que el Estado "no tiene un plan para la desescalada en las ciudades" y avanzó que él ha empezado a crear grupos de trabajo sectoriales en el Ayuntamiento para adoptar medidas sobre ella.  

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios