Aragón
Suscríbete

"Los alumnos con necesidades especiales requerirán el próximo curso más apoyos y un periodo de adaptación"

Las familias de niños con autismo escolarizados en colegios ordinarios intentan que los menores mantengan durante el confinamiento la rutina académica, una tarea "complicada". Los progenitores de escolares que cuentan con fisios en los colegios piden que todos se incorporen desde el inicio.

Mario practica las sumas con la ayuda de su madre.
Mario practica las sumas con la ayuda de su madre Eva Fernández.
Heraldo.es

Si el coronavirus ha complicado este fin de curso a profesores, alumnos y familias, la situación todavía es más difícil para aquellos progenitores con un hijo con Trastorno del Espectro Autista (TEA) que está escolarizado en un colegio preferente con aulas específicas para esta patología. "Estamos un poco a merced de lo que se pueda hacer con ellos. Intentamos que en la medida de lo posible mantengan la rutina académica, que refuercen lo que han aprendido, pero, más allá de lo académico, también les faltan esas terapias en las que controlan los problemas emocionales, conductuales y trabajan las carencias del lenguaje", señala Eva Fernández, madre de Mario, un pequeño de 6 años que cursa 1º de Primaria en el colegio Cortes de Aragón de Zaragoza.

La pandemia ha provocado una disrrupción muy grande en sus rutinas. Normalmente en el aula TEA Mario recibe una atención específica durante algunas horas mientras el resto del tiempo está en la clase ordinaria con compañeros de su edad. Su madre reconoce que aunque se considera "privilegiada", ya que estos días está dedicada al cien por cien a sus dos hijos y es psicóloga, resulta "complicado" continuar el trabajo escolar en el hogar pese a contar con la "supervisión" de la tutora y estar en contacto con algún especialista del aula para el Trastorno del Espectro Autista. "En general la situación de cada niño diagnosticado de autismo depende de cada centro y cómo se gestiona. Parece que lo que no ha habido ha sido una coordinación entre las aulas TEA para seguir unas mismas directrices a la hora de hacer un seguimiento y prestar apoyo, aunque de una u otra forma han intentado reaccionar ante una situación sobrevenida y difícil para todos", señala.

Ella no se ha acogido a los paseos terapéuticos porque "Mario es muy nervioso, se mueve mucho y es complicado que entienda que no puede ir al parque a correr y subirse donde quiera. Tengo la suerte de vivir en un bajo y tener una terraza grande que les sirve de esparcimiento y desahogo". En la misma situación que Mario se encuentran en Aragón unos 250 menores matriculados en los 36 colegios con aulas para el trastorno del espectro autista.

Con la certeza de que no se van a retomar las clases presenciales, las familias ya miran al curso que viene. "Todos los alumnos con necesidades especiales van a necesitar más apoyos personalizados y un periodo de adaptación para que, en nuestro caso, cojan un ritmo de bienestar y asimilen la nueva rutina para llegar a los objetivos que se les marcan y exigen", afirma. 

Un colectivo el de alumnos con necesidades especiales (Acneaes) en el que se incluyen los niños que requieren una atención diferente a la ordinaria por algún tipo de discapacidad o trastorno grave de conducta, por altas capacidades intelectuales o por su incorporación tardía al sistema educativo español fuera de los plazos habituales. También se contempla el retraso madurativo; los trastornos del desarrollo, la comunicación y el lenguaje; el desconocimiento de la lengua y la desventaja socio-educativa. 

La Asociación de Equipos Directivos de Infantil y Primaria de Aragón (Aedipa) lamentó esta semana que en los acuerdos alcanzados en la última Conferencia Sectorial de Educación sobre el final de este curso no se hubiera abordado más la problemática de este colectivo de escolares. Reclamaron "más recursos tanto personales como materiales" para este alumnado.

"Seguiremos luchando para que todos los fisios estén en los colegios"

Marian Jarias aprovecha los ejercicios de fisioterapia que su hijo hace cada día antes de sumegirse en las tareas escolares para hacer también algo de gimnasia en medio del confinamiento. Daniel, de 11 años, padece el síndrome de Marfan, una enfermedad que se caracteriza por un aumento inusual de la longitud de los miembros, y sufre escoliosis. En el colegio Parque Europa de Utebo al que asiste recibe sesiones de fisioterapia dos días a la semana, que ahora suple con las actividades que le ha enviado la fisio del centro y los vídeos del osteópata particular al que también acude cada mes.

"Necesita fortalecer la zona lumbar y mi temor es que pierda lo que llevaba ganado, pero en estas circunstancias excepcionales poco más se puede hacer. La fisioterapeuta del colegio  le hace un seguimiento para insistir en que haga cada día la rehabilitación y los vídeos del osteópata también nos ayudan a que las sesiones matinales resulten más amenas", señala.  Se deja guiar por su "instinto maternal" y por las veces en que ha visto cómo los profesionales trabajan con su hijo. Lo que sí tiene claro es que tanto ella como otras familias en su misma situación van a seguir luchando "para que todos los fisios estén en los colegios desde principios de curso" y no se vuelvan a repetir los retrasos en las incorporaciones que se han producido en los últimos dos años.

"Si pretenden dar un curso y un trimestre extra en un año académico van a necesitar más horas de refuerzo de los especialistas en Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje, si no se generará mucha desigualdad con estos pequeños guerreros que necesitan sus tiempos y sus espacios para alcanzar su inclusión", asegura Natalia Jaime, madre de dos mellizos prematuros extremos que cursan 1º de Primaria en el colegio Miraflores de Zaragoza, preferente para alumnos con problemas motóricos. 

Explica que sus hijos, "sin cambios en sus patologías", ya perdieron este curso una hora de fisioterapia a la semana en la escuela. Y eso cuando llegó al centro el segundo profesional de la bolsa de trabajo, que fue en noviembre. Entiende que es fundamental que el curso que viene las plantillas de todos estos especialistas se doten con más recursos de personal y se incorporen desde el primer día de clase.

Sigue las últimas noticias del coronavirus.

Toda la información sobre el coronavirus en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión