Aragón
Suscríbete

coronavirus

“Es una necesidad vital para los niños romper los fines de semana la rutina de la cuarentena”

El estado de alarma ha provocado que en muchas familias los días laborables y los festivos no se diferencien, algo que desde la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía consideran primordial ahora que pasamos todo el tiempo en casa.

Una estudiante de Zaragoza sigue las clases 'online' desde su casa.
Una estudiante de Zaragoza sigue las clases 'online' desde su casa.
Oliver Duch

Es una necesidad vital, atendiendo a la salud mental, diferenciar entre la obligación y la responsabilidad de los días laborables y la desconexión del fin de semana. De hecho, si no he desconectado me va a resultar imposible afrontar el lunes”, explica Mónica González, psicopedagoga, educadora de disciplina Positiva para docentes y familias, y secretaria de la junta directiva de la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía (AAPs). No obstante, puntualiza: “Desconectar no significa descansar. Puede que físicamente hayas hecho mucho más, pero como has cortado con lo que haces de lunes a viernes le has dado descanso al cerebro, que es quién lo necesita. Por lo que mentalmente es muy saludable hacer esa diferenciación”.

Ahora, en plena cuarentena obligatoria debido a la crisis sanitaria del coronavirus, sigue siendo primordial atender a esta “necesidad vital” de diferenciar entre los días laborables y los festivos. “De lunes a viernes, ahora, tenemos que entrar en una nueva rutina, que más tarde se convertirá en un hábito, pero a partir del viernes por la tarde, el cerebro debe descansar. Y los niños también deben hacerlo. Es una necesidad vital para ellos romper los fines de semana la rutina instaurada ahora en plena cuarentena”, añade González. “De hecho, a los niños pequeños la diferenciación entre los fines de semana y de lunes a viernes les ayuda a incorporar a su propio ser la percepción espaciotemporal”.

Pero romper con la nueva rutina instaurada puede no resultar tan sencillo, ahora que pasamos todo el tiempo en un mismo espacio, un espacio que en muchas ocasiones sirve a la vez de oficina, escuela, gimnasio y cine. “Aunque tengamos pisos pequeños, debemos seguir y adoptar unas pautas para lograr diferenciar los días durante la cuarentena”, apunta esta psicopedagoga. “Por ejemplo, los horarios se pueden seguir diferenciando: de lunes a viernes hay que seguir levantándose pronto porque hay que seguir cumpliendo con la rutina del colegio, pero el fin de semana podemos dormir hasta más tarde. También con la hora de irnos a la cama. Los viernes y los sábados los niños de más de nueve años pueden irse más tarde, en vez de a las 21, pues a las 22.30. Y, de igual forma, el desayuno. El sábado y el domingo podemos hacer un desayuno entre todos, diferenciando lo que comemos: si entre semana tomamos leche con tostadas, pues el finde tortilla, por ejemplo”, explica la misma. “Con estos pequeños detalles, mi cerebro ya está captando que está de fin de semana”.

“Además, la rutina debe ir de la mano de la anticipación y de lunes a viernes esto hay que tenerlo muy en cuenta. Pero durante estos días no laborables podemos no tener todo tan organizado, incluso no debemos enfadarnos si todo no está tan ordenado en el hogar. Estamos de fin de semana, ahora, en casa”, detalla la secretaria de la junta directiva de la AAPs.

“Respeto mutuo del espacio propio”

Manualidades y juegos juntos, en familia, que sirvan para conectar y hablar, es lo que recomienda esta psicopedagoga en los días festivos. “Y es que esta cuarentena en muchos casos, en otras casas es justo al revés, está suponiendo un redescubrimiento como familia. Nos está dando tiempo a valorar, está uniendo más las familias, ahora que nos hemos dado cuenta, al no tenerlo, de la importancia de las relaciones entre las personas. De hecho, muchas, cuando vuelvan a la calle, se echarán de menos, echarán de menos esos ratos en familia. Y si pensamos en los más pequeños, estos están encantados, porque para ellos el mejor juguete es papá y mamá”.

Aun así, González también recomienda momentos de juego libre, sobre todo durante el fin de semana, cuando podemos romper con la rutina. “El juego desestructurado todo lo que tiene es positivo porque el niño lo que hace es crear su propio esquema mental. Es el que hace y deshace. Así desarrolla su autonomía y estaremos preparándolo para la toma de decisiones”.

Además, destaca la relevancia de prestar atención al autocuidado. “Es importante tener cada uno nuestro espacio propio para gestionar nuestras emociones y el fin de semana, apartados de las obligaciones laborales y escolares, es un buen momento para hacerlo”, propone esta educadora de disciplina Positiva para docentes y familias. “Si nuestros hijos son pequeños podemos turnarnos con nuestra pareja para disfrutar de este espacio, además de dárselo a ellos, a nuestros hijos, por ejemplo, con el juego libre. Pero si son más mayores es primordial respetar aún más su espacio. Por ejemplo, podemos ceder el salón para que puedan tener una videollamada con sus amigos. Así podremos darle su espacio, pero de forma controlada. Y es que todos necesitamos siempre nuestro espacio, por eso ahora más que nunca es importante respetarlo”.

La actualidad del coronavirus, minuto a minuto.

 

Toda la información sobre la enfermedad, en HERALDO.

 

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión