Despliega el menú
Aragón

coronavirus

La DGA lanza una bolsa de empleo para cubrir la carencia de personal en las residencias de mayores

Algunos centros con casos de coronavirus, como los de La Almunia y Épila, han pedido ayuda ante la merma de las plantillas. Entidades del tercer sector están también creando bolsas para afrontar situaciones críticas.

Asilo San José de Teruel
El Asilo San José de Teruel ha hecho un llamamiento para poder contratar enfermeros y gerocultores.
Antonio García/Bykofoto

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) va a crear una bolsa de empleo para cubrir todas las necesidades de personal que vayan surgiendo a partir de ahora en las residencias de mayores mientras dure la crisis del coronavirus. Así lo han confirmado fuentes de este Departamento del Gobierno aragonés, que han concretado que se contemplarán todos los perfiles asistenciales que trabajan en estos centros. Los llamamientos que ya se han echo desde algunos de ellos, como El Asilo de San José de Teruel y las residencias de La Almunia y Épila, reclaman principalmente enfermeros, auxiliares de geriatría y trabajadores de la limpieza, que son los que mantienen un contacto más personal y continuo con los usuarios y están más expuestos a un contagio.

 El Ejecutivo autonómico dará a conocer este miércoles los detalles de esta iniciativa e informará sobre dónde se tienen que dirigir las personas interesadas y los requisitos necesarios para acceder. Mientras tanto, los profesionales del tercer sector, tanto colectivos como el Colegio Profesional de Trabajo Social de Aragón como la Asociación Aragonesa para la Dependencia (Arade), denuncian la falta de material de protección a pesar de estar tan expuestos al covid-19 como los sanitarios y exigen la realización de tests diagnósticos.

Paquita Morata, gerente de Arade (que agrupa a 80 entidades privadas mercantiles, fundaciones y cooperativas de ayuda a domicilio, teleasistencia, centros de día y residencias), explica que desde la DGA ya se le había informado de este proyecto que considera "vital y urgente" que se ponga en marcha. 

La carencia de mano de obra para el cuidado de los mayores irá a más en los próximos días ante el imparable aumento de los positivos. A los profesionales que tienen que guardar cuarentena se suman aquellos que solicitan estos días la baja, bien por convivir con personas de algún grupo de riesgo o por cansancio y estrés. Morata reconoce que es "humano" que los trabajadores que se encargan del cuidado personal de los mayores "tengan miedo" a resultar infectados, pero defiende que el personal "está teniendo un comportamiento ejemplar porque sabe que en su mano está salvar vidas".

La Asociación Aragonesa para la Dependencia, apunta su gerente, se ha puesto en contacto con entidades como Cruz Roja, la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA) y otras cooperativas de iniciativas sociales para poder recurrir a ellas si lo necesitan. Estos centros asistencias han tenido que reforzar plantillas para cumplir medidas de aislamiento que eviten el contagio entre residentes como aumentar los turnos de comidas. Morata señala que el estado de alarma también ha coincidido con un momento habitual de contratataciones para cubrir las vacaciones de Semana Santa y ya verano.

La Fundación Ozanam es una de las entidades que ha lanzado por las redes sociales una oferta laboral para encontrar auxiliares de geriatría para los centros de mayores y los pisos tutelados con los que cuenta en Zaragoza, María de Huerva y Garrapinillos. "La principal causa por la que buscamos es la prevención. Tal y como está la situación, en cualquier momento puede pasar algo y queremos tener una bolsa con muchos trabajadores para prevenir. Y, por otro lado, hay trabajadores que conviven en sus casas con personas de riesgo que tienen que cogerse la baja por prevención también", señalan desde esta organización. 

La presidenta del Colegio Profesional de Trabajo Social de Aragón, Cristina Sola, insiste en el apremio de facilitar equipos de protección individual y mantiene que los profesionales del tercer sector están demostrando "una madurez excepcional" a la hora de afrontar la pandemia. Por volumen y por el contacto directo y muy cercano que tienen con los ancianos, tiene claro que los auxiliares de geriatría van a ser los más requeridos en las próximas semanas. En cuanto a la bolsa de empleo por parte de la Administración, espera que esta no se produzca fuera del ámbito público o se recurra al Inaem (Instituto Aragonés de Empleo), que se garantice "la cualificación" de los distintos perfiles y que no repercuta negativamente en las actuales condiciones laborales.

Siga las últimas noticias del coronavirus.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios