Despliega el menú
Aragón

Lambán pide a los aragoneses no salir de casa y endurece las medidas contra la pandemia

El presidente llama a la "responsabilidad" para "apagar el país" y frenar la expansión del virus. La DGA prohíbe todos los actos de más de 200 personas y pone limitaciones a los de menor aforo.

REUNION DE PORTAVOCES EN LAS CORTES DE ARAGON / 13-03-2020 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ [[[FOTOGRAFOS]]]
El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el de las Cortes, Javier Sada, ayer en el Parlamento.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Aragón se blinda contra el coronavirus. El Gobierno autonómico aprobó este viernes una orden con una batería de medidas excepcionales tras alcanzar los 80 contagios, 16 más que el pasado jueves, y siete fallecimientos. El presidente, Javier Lambán, dio un paso más al instar a los aragoneses a recluirse en sus hogares y a asumir "por responsabilidad" que, "en la mayor medida posible", no deben salir de casa.

Lambán hizo un llamamiento específico a los estudiantes que, desde el lunes, no tendrán que ir a clase para frenar la pandemia. "La gente debe tener claro que cerrar la Universidad o los institutos no es irse de vacaciones", dijo.

El presidente aragonés explicó que las drásticas decisiones que están tomando las instituciones van dirigidas a restringir la actividad pública, "a apagar en la mayor medida posible al país" con el único objetivo de atenuar la propagación del coronavirus. En este sentido, apuntó su "apoyo total" a las medidas adoptadas por el Gobierno central, con cuyo máximo responsable, Pedro Sánchez, habló por la tarde.

De cara a los próximos 15 días quedan suspendidos todos aquellos actos en espacios cerrados o al aire libre en los que superen las 200 personas, ya sean de carácter cultural, religioso o deportivo. También habrá limitaciones

en aquellas actividades que cuenten con un menor número de asistentes. Estas solo se podrán celebrar si se ocupa, como máximo, un tercio del aforo autorizado.

El objetivo es "reforzar la estrategia de contención general", proteger a la población más vulnerable, reducir la diseminación del virus y garantizar la capacidad del sistema autonómico de salud.

El consejero de Educación, Felipe Faci, recalcó ayer al término del Consejo de Gobierno extraordinario en el que se aprobó esta orden que, en casos como las salas de cine, la responsabilidad "queda en manos del gestor" y recordó que quienes incumplan podrán ser objeto de sanción.

Las procesiones de Semana Santa quedan, a priori, fuera de estas prohibiciones, ya que la orden se extenderá hasta el día 29. El propio Ejecutivo, no obstante, apunta a posibles prórrogas y modificaciones en función de los escenarios que se abran en las próximas horas. Además de la suspensión de toda la actividad formativa y educativa, que afectará a más de 235.000 jóvenes de entre cero y 18 años y a 34.600 universitarios, la DGAha decretado el cierre de las residencias de estudiantes de titularidad pública, de las bibliotecas y de los locales de ocio y las ludotecas.

Entre las medidas de obligado cumplimiento también están la suspensión de la formación presencial y de las competiciones deportivas de cualquier nivel y categoría. Faci incidió en que la mayor parte no se habían puesto "nunca en marcha" y reclamó un ejercicio de responsabilidad a nivel individual y colectivo, ya que, de lo contrario, "no se cumplirán los objetivos".

El consejero aseguró que medidas de tanta envergadura como el cierre de colegios han de ir acompañadas de una actitud "responsable" y apostó por el teletrabajo y la flexibilización de contenidos y currículos para "limitar la concurrencia" en los claustros y evitar contagios.

Según dijo, se prestará especial atención a los alumnos con necesidades especiales y a aquellos que en unos meses vayan a presentarse a la prueba de acceso a la universidad. "Es un escenario en el que no creíamos que nos íbamos a ver", admitió. Defendió, no obstante, que las medidas adoptadas son "suficientes y adecuadas", de ahí que ayer no se contemplase la posibilidad de decretar la emergencia sanitaria como hizo País Vasco. «Lo iremos viendo día a día. En función de cómo evolucione todo se adoptarán más medidas», añadió.

Las recomendaciones

De cara a reducir el riesgo de contagio, la DGAfija la limitación de las visitas a las residencias a una persona por residente dentro del horario que determine cada centro y el cierre de hogares, clubes y centros de convivencia y de ocio. Como norma general, el Ejecutivo llama a evitar lugares concurridos en los que no se pueda

mantener una distancia interpersonal de dos metros; limitar el número de acompañantes en las consultas médicas; aumentar la higiene y la limpieza de superficies y evitar viajes innecesarios. En esta línea, pide evitar acudir a los centros sanitarios siempre que sea posible y llamar, en su lugar, al 061 ante la aparición de síntomas.

Sigue la actualidad sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios