Despliega el menú
Aragón

Magline exporta aviones no tripulados a Indonesia, Tailandia, Noruega y Egipto

La empresa proyecta su crecimiento desde el polígono de Villanueva de Gállego

Miguel Ángel Gómez Arranz, consejero de Magline, en la nave de Villanueva de Gállego.
Miguel Ángel Gómez Arranz, consejero de Magline, en la nave de Villanueva de Gállego.
Raquel Labodía

La empresa aragonesa Magline Composites y Sistemas ha conseguido abrir un mercado con sus aviones no tripulados que han vendido a países como Indonesia, Thailandia, Noruega y Egipto. Trabajan en su nave del polígono de Villanueva de Gállego, al lado de un aeródromo, donde hay ocho trabajadores, tienen otros dos en Galicia y otros siete empleados dedicados al software están radicados en Seattle, en el estado de Washington de Estados Unidos.

La estructura, el piloto automático y el motor son los tres puntos fundamentales del avión que se fabrica en Zaragoza, con el que convence a los clientes por la calidad del control de vuelo. Pasaron de ser un centro técnico de la multinacional UTC Aeroespace durante cinco años, para saltar a realizar las integraciones a ministerios de defensa de todo el mundo, y de ahí desarrollaron su sistema de control de vuelo propio y avión no tripulado, que es el único certificado en la UE.

Las cuentas de la empresa crecen, ya que si en 2019 facturaron tres millones, en 2020 lo multiplicarán hasta seis millones. "Tenemos contratos firmados con cuatro millones y otros dos por confirmar", recalcó el consejero delegado Miguel Ángel Gómez Arranz, quien tiene pendiente firmar un encargo de Egipto por 20 millones. A la hora de afrontar una suma tan elevada, que tienen que avalar para el cliente, preparan su salida al Mabee (Mercado Alternativo Bursátil para Empresas en Expansión) mediante asesores cualificados con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y de esta forma reforzar su financiación para acometer grandes proyectos.

Protección civil de islas

Los ministerios de defensa de Tailandia e Indonesia utilizan estos aviones aragoneses para controlar sus numerosas islas con funciones de protección civil ante cualquier desastre. Doce aviones han entregado a Tailandia y nueve a Indonesia. Esta brecha en el sureste asiático les ha llevado al Gobierno de Filipinas, a través del programa del Gobierno de Reino Unido UK Aid, a interesarse por este producto, que se construye en Villanueva de Gállego, en la antigua sede de la empresa Savia Capital Acción y les alquila Suelo y Vivienda del Gobierno de Aragón.

Los países asiáticos mencionados utilizaron los aviones de la firma zaragozana en el futuro para el "control de costas". "Los últimos que estuvieron aquí fueron un grupo de diez militares de Indonesia, que se alojaron en el Zorongo, para entrenar las operaciones de los vuelos de los aviones de observación de gran envergadura que les desarrollamos, que son como los conocidos Predator UAV del Gobierno de los Estados Unidos", indicó Miguel Ángel Gómez. Por su parte, a Noruega se lo vendieron al Ministerio de Defensa a través de su Centro de Investigación en 2018 para trabajar en la zona fronteriza con Rusia y desarrollar misiones científicas en el mar Ártico.

Misiones humanitarias y civiles

También han facilitado sus modelos de aviones no tripulados para realizar misiones de la ONU en Malawi, en África, para trasladar ayuda humanitaria a los poblados donde es muy complicado la llegada por carretera con camiones. Adquirió tres aparatos la empresa UAVAid, a través del programa de ayuda del gobierno de Reino Unido, para la cooperación en el Tercer Mundo.

"Estuvimos entrenando la misión de entrega mediante paracaídas de medicinas hasta el centro remoto de Unicef en pueblos de Kasungu, en Malawi", indica el consejero que acudió a estos vuelos. Los tres aparatos que vendieron a esta empresa se guardan en la nave de Villanueva de Gállego para futuras acciones.

En esta misma línea, Magline trabaja con la multinacional Babcock y el Gobierno de Galicia, con el servicio de Protección Civil (060) en el desarrollo de un helicóptero sin piloto cuya función es esencialmente la de protección contra incendios.

Este aparato va a ser probado también esta primavera con la función de trasladar desfibriladores como los que están ahora en los campos de fútbol para los miles de peregrinos de todo el mundo que pasean todos los años por el Camino de Santiago para afrontar un problema cardíaco de manera urgente.

Asimismo, la Gendarmería suiza les ha transmitido que tienen un plan para utilizar uno de sus aparatos no tripulados en los Alpes ante los problemas de desaparecidos porque pueden volar en condiciones de mal tiempo, en contra de los helicópteros pilotados. Pueden utilizarlo incluso ante la niebla ya que pueden localizar personas mediante infrarrojos y otros sistemas de localización de personas por radiofrecuencia si llevan un móvil.

Etiquetas
Comentarios