Despliega el menú
Aragón

La Audiencia Nacional avala la implantación de Psicología en la Universidad San Jorge

Una sentencia confirma la autonomía del centro universitario para impartir nuevas titulaciones. La DGA, tras un primer fallo del Constitucional, ya admitió a trámite en diciembre este nuevo grado.

Sentencia de la Audiencia Nacional
Sentencia de la Audiencia Nacional
HA

La Audiencia Nacional avala la impartición del grado en Psicología en la Universidad San Jorge (USJ) en una nueva sentencia que echa por tierra el veto impuesto por el Gobierno de Aragón, cuyo objetivo era evitar la duplicidad de titulaciones entre las universidades privadas -en este caso la USJ- y los campus periféricos de la Universidad de Zaragoza. En junio de 2019, el Tribunal Constitucional ya anuló esta cuestión y, desde entonces, la DGA ya ha dado el visto bueno al primer trámite para la puesta en marcha de esta carrera.

Este nuevo varapalo judicial responde a un recurso presentado en 2016 por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). "Estamos satisfechos ante esta segunda respuesta judicial", recalca el rector de la Universidad San Jorge, Carlos Pérez, al mismo tiempo que recuerda que el fallo anula, además de la prohibición de duplicar titulaciones existentes en los campus periféricos, "otros dos condicionantes" para la puesta en marcha de nuevas enseñanzas.

La prohibición de duplicidad de titulaciones ya fue declarada nula por el Tribunal Constitucional. Ahora esta sentencia también invalida otras dos cuestiones incluidas en la Orden de 2015 que establecía los criterios que debía seguir la programación universitaria entre 2015 y 2019: la necesidad de que las nuevas titulaciones tengan una demanda social y que las universidades privadas tengan que demostrar la viabilidad económica de estas enseñanzas.

El fallo de la Audiencia Nacional, con fecha de 31 de enero, detalla que la adecuación de las carreras a la potencial demanda social y la prohibición de duplicar titulaciones que ya existen en los centros de Huesca, Teruel y La Almunia "constituyen una limitación de la libertad de empresa y de establecimiento". Asimismo, critica el hecho de que la Administración condicione "la autorización de los centros docentes en función de los posibles alumnos o en función de las enseñanzas impartidas por otros centros docentes". "Constituye las dos vertientes de una misma restricción -haciendo referencia a la oferta y la demanda-", subraya.

Por lo tanto, reconoce que la Universidad San Jorge tiene potestad para impartir titulaciones independientemente de si se ofertan o no en campus periféricos. "La Audiencia Nacional viene a confirmar nuestra posición respecto a que enriquecer la oferta educativa es bueno para la comunidad aragonesa", explica Pérez, quien confía en que, tras estas resoluciones, se establezca una dinámica de trabajo que permita seguir creciendo a todos.

Respecto al tercer apartado de la citada orden en el que se especifica que toda propuesta de nuevas enseñanzas efectuada por universidades privadas deberá ser económicamente viable, la sala de lo Contencioso-Administrativo estipula que "se podría justificar como una protección al consumidor", pero que, ante la falta de una ponderación de la medida, apuesta por "soluciones menos restrictivas". De este modo, anula los tres puntos por no ajustarse a derecho.

Los criterios que han quedado invalidados se incluyeron en la programación de la oferta educativa para los cursos que van desde 2015 a 2019. "Esperamos que se renueve este programa para los próximos cursos y que respete lo estipulado en las sentencias publicadas", confía Pérez.

Ante la citada sentencia, el Gobierno de Aragón puede presentar un recurso de casación ante el Supremo en el plazo de un mes.

Psicología, principal escollo

En el fallo se explica que el abogado de la Administración autonómica "pretendió demostrar" que no existía razón para este recurso, puesto que se habían autorizado todas las titulaciones a excepción de Psicología. Además, según se recoge en la sentencia, "se limitó a cuestionar aspectos formales relativos a la caducidad del procedimiento".

De forma paralela a este recurso de Competencia en la Audiencia Nacional, el Gobierno de España elevó esta cuestión al Tribunal Constitucional. En su resolución del pasado verano se anulaba el veto impuesto por la DGA a la duplicidad de las titulaciones universitarias. Un fallo que el Ejecutivo autonómico confirmó que acataría y cuyos resultados ya empiezan a ser visibles en la oferta académica de la USJ. El campus privado volvió a presentar ante el Consejo de Gobierno la implantación del grado en Psicología y, en esta ocasión, fue aceptada.

El origen de esta polémica se remonta a 2015 cuando el Ejecutivo PP-PAR autorizó que la Universidad San Jorge implantara los grados en Educación Infantil y Primaria, que se ofertaban en los campus de las tres provincias de Aragón. Con el Gobierno de PSOE-CHA, Podemos logró que la prohibición de duplicidad de titulaciones se incluyera en la ley de acompañamiento de los presupuestos.

Etiquetas
Comentarios