Despliega el menú
Aragón

aragón

Los sindicatos educativos se concentrarán en las sedes del cuatripartito para pedir la reducción horaria lectiva

CSIF, CGT, STEA y CC. OO. han anunciado una serie movilizaciones y no descartan ir a huelga en los próximos meses. 

José Manuel Ágreda (CGT), Mónica de Cristóbal (CSIF), Guillermo Herraiz (CC. OO.) y Tomás Sancho (STEA).
José Manuel Ágreda (CGT), Mónica de Cristóbal (CSIF), Guillermo Herraiz (CC. OO.) y Tomás Sancho (STEA).
HA

Los sindicatos del área educativa han anunciado una serie de movilizaciones para pedir la reversión de los recortes que llevan sufriendo desde 2012. El principal objetivo es el regreso a las 18 horas lectivas en secundaria y la reducción a 23 en primaria. Para ello, CSIF, CGT, STEA y CC. OO. se concentrarán en las sedes de los partidos que forman el Gobierno de Aragón (PSOE, Podemos, CHA y PAR). También acudirán a los centros educativos para comentar con el profesorado la situación y valorar, en caso de no ser atendidas sus demandas, la posibilidad de una huelga. 

Cuatro de los cinco sindicatos que conforman las mesas de negociación de Educación (UGT no participa) han anunciado este lunes una serie de movilizaciones con la intención de incentivar al Departamento de Educación, Cultura y Deporte a negociar la reducción horaria lectiva. Un compromiso que se estuvo abordando al final de la anterior legislatura pero que finalmente no se llegó a un acuerdo. En la última reunión mantenida al respecto, en diciembre de 2019, la Administración aludió a motivos económicos para explicar que esta reducción horaria no se retomará hasta dentro de dos años. 

La reducción de la jornada lectiva docente es una de las mayores reivindicaciones sindicales desde que en 2012 se aprobaran diversos recortes. En concreto, el horario lectivo de los profesores de Secundaria y FP aumentó a 21 horas, mientras que en Primaria e Infantil se mantuvieron en 25. En 2015, el Gobierno de Aragón bajó a 20 horas esta jornada, pero desde hace un tiempo los docentes solicitan que estas se reduzcan a 18 y las de Primaria e Infantil a 23. 

Comenzarán con concentraciones a las puertas de la sede de los cuatro partidos que conforman el Gobierno de Aragón. "Este jueves, 13 de febrero, será en Podemos, el 20 se celebrará en CHA, el 27 tendrá lugar en la sede del PSOE y el 12 de marzo, en la del PAR", ha explicado Tomás Sancho, representante de educación de STEA Aragón. Todas ellas serán a las 18.00 y, según los resultados, valorarán la posible convocatoria de una huelga. "Hay dinero, pero lo que falta es voluntad política", ha recalcado.

Al mismo tiempo ha explicado que Aragón forma parte del tercio de comunidades autónomas que si quiera está negociando un calendario para implantar esa reducción de jornada: "Todo ello a pesar de que el Gobierno central lo permite y  que se aprobó una proposición no de ley en el Aragón haciendo referencia a esta necesidad". 

Como parte de estas movilizaciones también realizarán asambleas en diferentes centros educativos. Este martes comenzarán en el IES Avempace y en el colegio Zalfonada. "Queremos visibilizar y decirles a los compañeros que es un trabajo de todos", ha recalcado José Manuel Ágreda, representante de enseñanza de CGT Aragón. Además, todos estas concentraciones y asambleas las publicarán en una página web creada para esta cuestión. 

Mónica de Cristóbal, representante de Educación de CSIF Aragón ha subrayado que esta reducción horario no se pide para trabajar menos horas: "No queremos trabajar menos, queremos trabajar mejor". Ha argumentado que mientras se mantienen las horas lectivas, aumentan las cargas adicionales relacionadas con el bilingüismo, la innovación y otras actividades. Asimismo, ha recordado que los docentes continúan con la jornada de 37,5 horas, mientras que otros cuerpos de la Administración como Función Pública o Sanidad ya se han reducido a 37. 

Desde CC. OO., Guillermo Herraiz también aludió a otras cuestiones relacionadas con esta mayor carga de trabajo: el estrés laboral. En la página web habilitada se animará a los docentes que tengan una baja laboral relacionada con el estrés que informen convenientemente al servicio de riesgos laborales. "Existe la figura del incidente. Hasta ahora no se utiliza y simplemente se va al centro médico y se solicita una baja ordinaria. Si se usara, el departamento de riesgos laborales podría realizar un estudio de cuál es la situación", ha explicado. A día de hoy, el estrés no está considerado como una enfermedad profesional dentro de la educación. 

Etiquetas
Comentarios