Despliega el menú
Aragón

educación

Solo uno de cada tres escolares en centros públicos de Aragón cursa alguna religión

De los que optan por estudiar esta materia, la mayoría se decantan por la católica, aunque un 6% de estos lo hace por otra religión.

educación, Religión, Aragón
En 2018 se redujo el tiempo de clase para Religión en infantil y primaria.
Raquel labodía

Se prevén cambios en educación. El proyecto de ley de Educación llegará al Consejo de Ministros “en semanas”, según han avanzado algunos medios. Se trata de uno de los proyectos de la ministra de Educación, Isabel Celaá, que pretende derogar la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), más conocida como ley Wert, e instaurar la Lomloe (Ley Orgánica de Modificación de la LOE), que ya fue aprobada por el Gobierno el 15 de febrero de 2019, pero que por el adelanto electoral no comenzó su tramitación parlamentaria. Con esta nueva ley, además de otras cuestiones, se pretende que la asignatura de Religión no cuente para la nota media de Bachillerato.

En la actualidad, los padres de los alumnos aragoneses, según explican desde el sindicato de profesores ANPE, escogen en la matrícula entre religión católica, islámica, evangélica o valores éticos. “Y solo se permite una modificación de la matrícula una vez en cada curso”, anota Marta Garrido, presidenta de ANPE-Zaragoza.

“La asignación del profesorado de cualquiera de las religiones depende en primaria del Ministerio de Educación, que se gestiona en el caso de la católica a través del Arzobispado, siendo estos docentes calificados como personal laboral y no como funcionarios”, detalla la misma. “Mientras que en secundaria la asignación de profesores de religión es competencia de la Comunidad de Aragón”.

En este curso, en el de 2019-2020, según consta en una respuesta parlamentaria del consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, a una pregunta del diputado de IU, Álvaro Sanz, hay matriculados en los centros públicos de infantil y primaria 28.501 niños y niñas en religión: 26.690 cursan religión católica; 1.039, evangélica y 716, islámica. Es decir, de los aproximadamente 80.000 aragoneses en escuelas públicas, un 36% cursa alguna de las religiones. De estos, la mayoría optan por la católica, mientras que solo un 6% de los que dan religión elige otra distinta.

“Se dan casos en los que el profesor, por ejemplo de islámica, no llega en todo el curso”, explica Garrido teniendo como base su experiencia como profesora. “Eso sí, en la mayoría de centros, se intenta a través de agrupamientos que todos puedan cursar lo elegido, incluso con maestros de religión itinerantes”. En la respuesta del consejero se especifica que las órdenes que rigen la normativa “no establecen el número mínimo de alumnado necesario para que se pueda hacer un desdoble en ningún área de conocimiento”, ante la pregunta del diputado de IU en la que se apuntaba que “(se ha) tenido conocimiento de que se han dado desdobles en las clases de religión con un número ya reducido de alumnado”.

En secundaria, la situación varía. En el curso actual hay 18.719 alumnos que cursan alguna religión en los centros públicos. Concretamente, 18.092, católica, 546, evangélica y 81, islámica. Unos números que sorprenden ya que de los aproximadamente 35.000 alumnos de secundaria en Aragón, un 53% cursa religión. Como en primaria, la católica es la más elegida y de los que dan religión un 3% opta por otra distinta. Tradicionalmente, la asignatura de religión se ha considerado una 'maría', una materia con la que resulta fácil puntuar.

“La realidad se observa en el día a día. Antes, cuando yo estudiaba, prácticamente la totalidad de la clase se quedaba en religión católica, mientras que eran dos o tres los alumnos que se salían. Ahora, como profesora, he podido observar que esto ha cambiado”, asegura Garrido. Y vale con constatar la diferencia con el curso 2016-2017, analizado en el último informe ‘Las cifras de la educación en España’, elaborado por el Ministerio de Educación: en Aragón, el 42,4% de los alumnos de los colegios públicos no elegía ninguna religión en primaria frente al 60,7% que no lo hacía en secundaria.

La situación es diferente en los privados concertados y no concertados. En 2016-2017, en los concertados solo el 5,7% no elegía ninguna religión en primaria y el 8,7% no lo hacía en secundaria. En cambio, en los privados no concertados el 59,6% no se decanta por ninguna religión en primaria, frente al 62% en secundaria.

Esta materia, la de religión, ya sufrió cambios en 2018, puesto que pasó de contar en los colegios con 90 minutos, es decir, dos clases semanales, a que el Gobierno de Aragón modificase el currículo para que solo fueran obligatorios 45 minutos.

Etiquetas
Comentarios