Despliega el menú
Aragón

temporal

La crecida del Huerva llega a los pueblos ribereños sin causar graves afecciones

El río inundó las vías del tren en Villarreal y cortó la circulación en tren. El Gobierno mantiene la alerta y pide a los ciudadanos que no se acerquen al cauce.

El río Huerva, ayer a su paso por Cuarte, donde se han vallado los accesos al cauce.
El río Huerva, ayer a su paso por Cuarte, donde se han vallado los accesos al cauce.
Toni Galán

La crecida del río Huerva provocada por el deshielo propiciado por la subida de las temperaturas mantuvo este miércoles en vilo a los pueblos ribereños próximos a Zaragoza. Pero la punta de la avenida, que comenzó a llegar a media tarde, alcanzó dichas localidades sin provocar graves afecciones. Eso sí, durante todo el día, los responsables municipales realizaron labores de prevención para evitar los posibles daños de la subida del caudal.

"Hemos estado todo el día quitando los tapones que se hacían en el río", señaló el alcalde María de Huerva, Tomás Díaz, que denunció el mal estado de un río "que nadie limpia". Díaz explicó que la punta de la crecida había pasado por la localidad sobre las siete de la tarde alcanzando los 42 metros cúbicos, pero reconoció que "en principio, solo se ha producido alguna afección en la parte más baja de huerta". De todas maneras, y por precaución, el Ayuntamiento ha vallado los caminos y ha advertido a los ciudadanos de que no se acerquen a los cauces.

En Santa Fe, donde la noche del martes se desalojó por precaución a los ancianos de una residencia, también se tomaron medidas y se decidió colocar sacos de arena para proteger el inmueble de posibles inundaciones.

"De momento estamos tranquilos", señaló el alcalde de Cuarte, Jesús Pérez, que recordó que como ya tienen "experiencia" de otras crecidas, ya habían colocado arena en aquellos lugares en los había más probabilidad de afecciones, como el polígono industrial de Huertos. Díaz lamentó, sin embargo, que esta situación no se hubiera previsto. "Cuando comenzó a nevar podrían haber ido soltando agua de los embalses y ahora no estaríamos en esta situación", insistió.

Desde el Gobierno de Aragón confirmaron que no se habían producido afecciones importantes y que, de momento, se mantenía activo el nivel 1 de emergencia del Plan Territorial de Protección Civil (Platear).

Trasbordos y retrasos

Los viajeros de la línea ferroviaria Zaragoza-Teruel-Valencia sufrieron ayer las molestias de tener que hacer trasbordos en autobús y llegar con retraso a su destino al quedar cortada la vía a la altura de Villarreal de Huerva a causa de la crecida del río. El agua, procedente del deshielo de la gran cantidad de nieve caída la pasada semana en la zona, inundó la estación de este municipio del Campo de Daroca y sus aledaños y Renfe tuvo que interrumpir la circulación desde primera hora de la mañana.

El corte afectó a los ocho trenes de pasajeros –cuatro en cada sentido– que circulan diariamente entre Zaragoza y Teruel. Renfe estimó que unos 80 viajeros en total se habrían visto perjudicados por la incidencia, que no pudo ser resuelta a lo largo del día. Para garantizar la movilidad de los usuarios, la compañía ferroviaria estableció un transporte alternativo por carretera, si bien los pasajeros tuvieron que combinar tramos en tren con otros en autobús.

El primer tren de la mañana Teruel-Zaragoza, un Diésel 596 conocido popularmente como ‘tamagotchi’, ya no pudo salir de la estación y los viajeros fueron transportados en un autobús. En sentido inverso, tampoco pudo circular el convoy más madrugador de Zaragoza en dirección a Teruel. Sus pasajeros llegaron a esta última ciudad en un autobús con una hora y cuarenta minutos de retraso y allí tuvieron que cambiar de vehículo –otro bus– para poder seguir su ruta hasta Valencia.

Los trenes de mercancías –circulan 40 a la semana– también se vieron afectados por la inundación de la infraestructura, que fue detectada a las 23.00 del pasado martes. Según Adif, el agua llegó a alcanzar medio metro de altura sobre el carril en el tramo Ferreruela-Encinacorba, si bien se espera que hoy por la tarde el nivel haya disminuido y puedan empezar a evaluarse los daños y a reparar la línea.

La Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel criticó ayer que se hubiera inundado el tramo de Villarreal de Huerva, remodelado este verano mediante una actuación que obligó a cortar la vía durante tres meses. Fuentes de esta asociación destacaron que ya en 2002 se produjo un problema similar en el mismo tramo. "Las últimas obras deberían haber servido, entre otras cosas, para evitar que de nuevo se anegase la estación de Villarreal de Huerva", dijeron.

Etiquetas
Comentarios