Despliega el menú
Aragón

yak-42

El Gobierno traerá los restos de 24 militares del Yak desde Turquía en una valija custodiada

Este miércoles se ha llevado a cabo la exhumación pendiente del fémur de uno de los fallecidos que se encontraba en el cementerio turco de Macka.

PRUEBAS A.D.N A FAMILIARES MILITARES FALLECIDOS YAK-42 / ESTAMBUL / 17-05-04 / FOTO: JUAN CARLOS ARCOS ARCOS 4.jpg
Familares de las víctimas del Yak, en 2004, fueron a Estambul para las pruebas de ADN.
Heraldo/Juan Carlos Arcos

El Gobierno español y turco trasladarán los restos de 24 militares fallecidos en el accidente del Yak-42, ocurrido el 26 de mayo de 2003, que se encontraban entre el cementerio de Macka (un fémur que se enterró allí el año del siniestro) y en el Instituto de Medicina Legal Adli Tip de Estambul (hay 23 pequeñas piezas de dientes y huesos que sirvieron para su identificación). Con el permiso del Juzgado de Macka-Trabzon, este miércoles se ha llevado a cabo la exhumación del fémur, según han confirmado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores y Defensa.  Estos restos, junto a las demás piezas, se llevarán a España en una fecha aún por determinar, en una valija custodiada que transportará el agregado de Defensa de la Embajada de España en Turquía, quien volará en un avión de compañía civil.

La exhumación realizada este miércoles por las autoridades competentes turcas se ha llevado a cabo en presencia del cónsul en España y está previsto que estos restos sean remitidos al Instituto Anatómico Forense de Estambul. El Gobierno español ha acordado con las autoridades turcas que en el más breve plazo posible se proceda a la entrega oficial de todos estos restos a las autoridades consulares españolas, con el fin de su repatriación a España.

Fuentes diplomáticas han señalado que estos restos se depositarán en el Anatómico Forense de Madrid para que se realicen las pruebas de ADN a las familias de los fallecidos para poder entregárselos.Todas estas actividades se están realizando bajo la autoridad de la juez María Tardón, titular del Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional. El pasado mes de septiembre, la juez solicitó ampliar una comisión rogatoria a la Fiscalía de Turquía con los 23 restos del Adli Tip a la pierna que se iba a exhumar, después de pedírselo el Ministerio de Defensa.

Este momento es histórico para una familia que lo reclamó hace casi un año al Ministerio de Defensa, al Ministerio de Asuntos Exteriores y al Juzgado de la Audiencia Nacional. Es una de las afectadas por la confusión que se produjo en la entrega de los restos de 30 víctimas de las 62 que perdieron la vida porque no se identificaron. Su hijo fue incinerado por otros familiares y ellos no tenían ningún resto suyo en la lápida del cementerio.

Encuentros diplomáticos

El reciente encuentro del embajador de Turquía en España, Cihad Erginay, con el director del gabinete del ministro de Asuntos Exteriores, el zaragozano Camilo Villarino, que se produjo a finales de octubre en Madrid, desbloqueó una situación que no avanzaba aunque la voluntad de la ministra de Defensa, Margarita Robles, (que ahora comparte ese cargo en funciones con Asuntos Exteriores) y la magistrada María Tardón, titular del Juzgado de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, era determinante.

Asimismo, la participación del viceministro de Justicia turco, Selahaddin Mente, ha sido decisiva después de que visitara al Instituto de Medicina Legal Adli Tip de Estambul para comprobar que quedaban allí restos de 23 militares españoles guardados allí desde 2003. Con ellos se comprobaron los 30 errores de identificación cuando se cambió el Gobierno del PP al PSOE en marzo de 2004 y el ministro de Defensa, José Bono, acompañó a los familiares a Turquía para esas pruebas.

Fuentes forenses de Turquía confirmaron esta visita y ya anunciaron hace unos días a HERALDO que esa decisión del viceministro de Justicia iba a acelerar la solución definitiva de un problema enquistado desde el accidente aéreo de 2003 en el monte Pilav, cerca de Macka.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, reconoció a finales de octubre en la Base de Zaragoza que iba a garantizar este traslado de los restos de españoles desde Turquía «cuanto antes». Apuntó que están en «contacto permanente con el Juzgado de la Audiencia Nacional y el Ministerio de Asuntos Exteriores con las autoridades turcas» para que cuanto antes tengan los permisos para su recuperación y que la juez Tardón adopte la «decisión oportuna». «La máxima proximidad y cariño a las familias», proclamó Margarita Robles.

Aunque en un principio se barajó la posibilidad de enviar un avión militar del Ala 31 de la Base de Zaragoza, a la que pertenecían 21 de los 62 fallecidos, al final se ha desechado porque todavía están bajo la jurisdicción de la Audiencia Nacional. La juez María Tardón quiere ser muy meticulosa ante "un asunto particularmente delicado para la tranquilidad y los sentimientos de las víctimas". Consida que es "muy enjundioso y muy complicado", y por eso ha recibido varias veces al familiar interesado.

Etiquetas
Comentarios