Despliega el menú
Aragón

navidad

Cuenta atrás para la función de Navidad

La preparación de todo lo necesario para la representación escolar de estas fechas estresa a las familias, aunque empiezan a ser menos los centros que mantienen estas representaciones que cambian por exhibiciones de extraescolares, rastrillos o actuaciones que atiendan a la diversidad cultural de los centros.

Niños disfrazados de árbol y reno con trajes de Funidelia.
Niños disfrazados de árbol de Navidad y reno.
Funidelia

Todo comienza con uno de los mensajes de Whatsapp más temidos en el grupo del colegio: "Ya está la fecha de la función de Navidad". En los centros que siguen manteniendo esta tradición, estas palabras ponen en marcha la maquinaria que hará que todos los alumnos terminen disfrazados dos o tres semanas después, subidos a un escenario con trajes más o menos parecidos a la idea inicial, hechos en casa o comprados, y recitando algún texto o entonando una canción que llevarán repitiendo días.

A partir de dicho mensaje, padres y madres marcan la fecha en el calendario y tratan de cuadrar sus horarios para ver cómo se las apañarán para intentar acudir al festival y tener todo listo para esas dos o tres horas de representación que marcan el inicio de las vacaciones navideñas. 

"Hace años era muy típico poner los nacimientos, pero eso ha ido dando paso a mantener los actos en estas fechas, pero más vinculados al hecho cultural que al religioso, al menos dentro de la escuela pública, al haber una diversidad cultural, para ser respetuoso y que no se sienta excluido nadie", apuntan desde Fapar, la Federación de asociaciones de padres y madres de alumnos de la escuela pública de Aragón. También hay colegios en los que solo se organizan exhibiciones de alguna actividad extraescolar, algún rastrillo benéfico o se adaptan canciones actuales con letras navideñas sin alusiones religiosas.

Una tendencia que también notan los comercios. "Antes se atenían solo a lo que era el belén y ahora se piden disfraces de estrella, arbolito de Navidad, galleta de jenjibre o elfos", haciéndose un hueco la cultura norteamericana, reconoce Pilar Bolea, desde Bacanal, toda un institución entre las tiendas de disfraces zaragozanas, con 42 años de historia, que ofrece también confección a sus clientes. Otro personaje navideño que triunfa para todas las edades es Papa Noel, que está llegando a desplazar a los Reyes Magos. "Hay siete modelos de trajes de Papa Noel", apunta Susana Moros, desde la tienda Antifaz, que el año que viene cumple dos décadas de trayectoria. Recuerda cómo uno de los primeros trajes que vendió ella fue uno de egipcio para un belén. Los tres magos de Oriente se reservan más para las cabalgatas de los pueblos. A ello se unen temáticas muy variadas en función del festival que organice el colegio, que puede ir desde árbol a un marinero pasando por todo tipo de animales o personajes de cuentos.

Tienda de disfraces Antifaz en Zaragoza.
Tienda de disfraces Antifaz en Zaragoza.
Heraldo.es

Deberes para el Puente

La elección de la temática y los disfraces corre a cargo de los profesores, pero la confección o compra es tarea de los padres, principalmente, de las madres, según reconocen desde los comercios tanto físicos como 'on line' que más visitas reciben estos días con los primeros encargos. "Los colegios suelen dar las indicaciones antes del Puente de la Constitución, para que se puedan preparar esos días", explican desde Antifaz. "Tenemos telas y todo tipo de materiales para hacer disfraces, pero muchas veces por falta de tiempo o de maña se terminan comprando", confiesa Roberto Moros, propietario junto a su hermana Susana. Calculan que está equilibrada la venta de trajes hechos y telas de confección. Todavía hay quien se anima a confeccionarlos a mano, lo que considera que ayuda a que participen más los pequeños y se convierta en una actividad familiar. "A veces se compra la tela en grupo y se hacen en un taller en el propio colegio", pone como ejemplos de colaboración entre familias.

En muchos casos, también se recurre a otros materiales como bolsas de plástico o goma EVA, siguiendo el diseño hecho por los profesores. Sobre todo, cuando es difícil encontrar un disfraz. Pero el ‘made in China’ prima en un sector en el que no se ponen límites a la imaginación. "Antes hacíamos muchas alas de angelitos porque las madres lo veían difícil. Ahora las coronas de los angelitos y las alas ya están hechas", recuerda Bolea. "El problema que plantean las madres es que no tienen tiempo para estar haciendo disfraces", justifica sobre los casos en los que se recurre al disfraz hecho.

En estos tiempos, muchas veces la primera consulta se suele hacer por internet y desde el móvil, por lo que los comercios se preocupan de estar visibles en el mundo virtual. "Estos pedidos requieren un cariño especial porque hay muchas dudas de las tallas y tienen que llegar a tiempo", afirman desde Funidelia, la empresa aragonesa de comercio electrónico especializada en disfraces que vende en 30 países. Aunque no pueden saber cuáles de sus disfraces terminarán en una función escolar, hay algunos de sus últimos pedidos que tienen todas las papeletas. En estos días han preparado uno con 27 disfraces infantiles de oveja, uno de Virgen María y otro de San José, detalla Javier Ferraz, responsable de Negocio de la compañía.

Tienda de disfraces Bacanal en Zaragoza.
Tienda de disfraces Bacanal en Zaragoza.
Heraldo.es

"Son pedidos que se pueden ir a las 30 o 40 unidades. Se suelen hacer con bastante tiempo y se intentan adelantar a noviembre o la primera semana de diciembre", explica. Las principales dudas vienen de las tallas, para acertar con las de todos los niños, que aunque sean de la misma edad usan diferentes medidas. "Recomendamos que se hagan los pedidos con antelación por si hay que cambiar" y que se prueben unos días antes. "En general, el perfil de nuestro comprador suele ser el de una mujer, de entre 25 y 45 años" y en el caso de las ventas de estas fechas, las madres "lideran esta compra", asegura.

Solo el 20% de sus ventas se hacen en España, ya que siguen en plena expansión exterior desde su creación en 2011. Mientras en España se opta por la tradición del belén, "en otros países nos compran mucho Papa Noel infantil". Así, otro de sus pedidos recientes, este para Italia, ha sido de 50 'papas noeles' de niño. Para la compañía esta es temporada alta de ventas, sobre todo, de los disfraces como regalo, que este año siguen encabezando personajes de dibujos animados como Lady Bug y otros marcados por los estrenos de la cartelera como Frozen II, Star Wars o Harry Potter.

"En Carnaval son mucho más frecuentes los disfraces. Muchas veces se reúnen por cursos o por ciclos y los profesores te dan patrones para ir todos vestidos igual, con bolsas de basura, complementos...", explican desde Fapar. Reconocen que pese a que va cambiando el tipo de actos, sigue siendo un "momento especial" para las Ampas, ya que algunas también organizan actividades vinculadas a la Navidad como la entrega de regalos con Papá Noel o los Reyes Magos, castañadas, chocolatadas o recuperan costumbres aragonesas como la Tronca de Navidad. 

Etiquetas
Comentarios