Despliega el menú
Aragón

caso linceci

El cerebro de la trama del cáncer infantil sale de prisión tras pagar 50.000 euros

La jueza se negó a dejar libre a Roberto Pérez hace un mes, pero la Audiencia ha aceptado ahora el recurso de la defensa. Su mano derecha, Óscar Araoz, dejó también la cárcel de Zuera en agosto.

Roberto Pérez, de 56 años, ingresó en prisión el pasado 31 de mayo como presunto cerebro de todo el entramado empresarial para sacar beneficio de los donativos.
Roberto Pérez, de 56 años, ingresó en prisión el pasado 31 de mayo como presunto cerebro de todo el entramado empresarial para sacar beneficio de los donativos.
HA.

La Audiencia de Zaragoza dejó este jueves en libertad provisional a Roberto Pérez Rodríguez, de 58 años y detenido el pasado 30 de mayo como cerebro de la llamada trama del cáncer infantil, una presunta estafa que a falta de peritaje judicial la Policía Nacional cifra en cinco millones de euros, ya que esa es la cantidad que sus empresas lograron captar entre 2014 y 2019 pidiendo donativos para niños enfermos o víctimas de terremotos y otras tragedias naturales. El empresario de origen vasco ha estado privado de libertad durante cuatro meses y tres días y para aceptar su salida de Zuera el tribunal de la Sección Tercera ha fijado una serie de condiciones. Entre otras, el abono de una fianza de 50.000 euros, cifra que los magistrados consideran ajustada teniendo en cuenta que, según las pesquisas iniciales, el encausado cobraba 15.000 euros al mes.

La defensa, a cargo de los letrados Enrique Trebolle y Carmen Cifuentes, ya solicitó este verano la puesta en libertad de Roberto Pérez a la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Zaragoza y encargada del llamado caso Linceci, Soledad Alejandre. Sin embargo, la magistrada se pronunció entonces en contra basándose en la gravedad de las imputaciones que pesan sobre el empresario: un posible delito de estafa agravada y otro de blanqueo de capitales. Para esta, se hacía necesario mantener preso al investigado para evitar que obstruyera la investigación o tratara de huir de España, dado que tienen vínculos con Perú, país al que llegó a transferir importantes cantidades de dinero. De hecho, la jueza envió una comisión rogatoria a la autoridades peruanas para tratar de identificar a los destinatarios de aquel dinero, sin que hasta la fecha haya obtenido respuesta.

No conforme con la decisión, los abogados de Roberto Pérez armaron un prolijo recurso que presentaron ante la Audiencia, órgano que ahora les ha dado la razón y ha aceptado la salida de prisión del encausado. En su auto, el tribunal coincide con la instructora en que subsisten los riesgos que justificaron la prisión provisional, pero entiende que existen circunstancias que obligan ahora a "modular la intensidad" de la medida cautelar. Por un lado, la Audiencia recuerda han pasado ya más de cuatro meses desde que el empresario entró en Zuera y que todo apunta a que habrá de pasar todavía mucho tiempo hasta que se celebre un posible juicio. Por otro, el tribunal insiste en que se está a la espera de la comisión rogatoria a Perú y en que "pericialmente aún no se ha determinado el montante de la supuesta defraudación".

Por todo ello, los magistrados se han mostrado a favor de la salida de prisión de Roberto Pérez, imponiéndole, además de la fianza, la obligación de entregar el pasaporte y la de presentarse semanalmente en comisaría.

De los seis investigados del caso Linceci, solo el supuesto cabecilla y su mano derecha, Óscar Araoz, fueron enviados a prisión provisional. El letrado de este último, Alejandro Giménez, ya logró a finales de agosto que la jueza instructora dejara libre a su representado previo pago de una fianza de 5.000 euros. Como a Roberto Pérez, le retiró también el pasaporte y le prohibió salir del país.

Etiquetas
Comentarios