Aragón

aragón

Consumo recuerda a los usuarios del tren que tienen derecho a recuperar el billete si se cancela el tren

Para trayectos realizados en alta velocidad y larga distancia, Renfe asume un compromiso de puntualidad por el que amplía las garantías ofrecidas a los usuarios.

Afecciones de la huelga de Renfe en la estación de Delicias de Zaragoza
Pasada huelga de Renfe en la estación de Delicias de Zaragoza
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

La Dirección General de Protección de Consumidores del Gobierno de Aragón recordó este lunes a los usuarios del tren, ante la huelga ferroviaria anunciada para el 30 de agosto, que tienen derecho a recuperar el importe del billete si la empresa cancela el viaje.

Si la cancelación se produce en las 48 horas previas a la fijada para el inicio del viaje, la empresa está obligada, a elección del usuario, a proporcionarle transporte en otro tren o medio de transporte en condiciones equivalentes a las pactadas o a devolverle el precio pagado por el servicio.

Cuando el afectado fuera informado de la cancelación en las cuatro horas previas a la fijada para su inicio, tendrá derecho, además, a una indemnización consistente en el doble del importe del título de transporte. En el caso de que viaje se interrumpa una vez iniciado, la empresa está obligada a proporcionar al viajero transporte en otro tren u otro medio alternativo.

Además, si el tiempo de interrupción es superior a una hora de duración, la empresa ferroviaria está obligada a sufragar los gastos de manutención y hospedaje que esta situación genere al usuario. Cuando se prevea un retraso en la llegada de más de 60 minutos, el viajero deberá poder elegir inmediatamente entre el reembolso del precio del billete o continuar por otros medios.

El reembolso del precio del billete en su integridad o en la parte del viaje que no se haya completado y en la parte ya completada si ésta no reviste por sí sola interés alguno para el viajero, habida cuenta de su plan de viaje inicial. En este caso, además, el viajero tiene derecho a ser trasladado a su punto de salida inicial en la primera oportunidad disponible.

Si la opción es continuar el trayecto inicial a pesar del retraso, el viajero tiene derecho a recibir una indemnización. Cuando el retraso sea en la llegada a destino, el viajero tendrá derecho, como mínimo, a la devolución de la mitad del precio del billete si el tren se retrasa entre 60 y 90 minutos, o la devolución del importe completo del billete si el retraso supera la hora y media.

No obstante, para trayectos realizados en alta velocidad y larga distancia, Renfe asume un compromiso de puntualidad por el que amplía las garantías ofrecidas a los usuarios. La indemnización se abonará en un plazo máximo de un mes a partir de la presentación de la solicitud. Además, en caso de que el retraso sea de más de una hora, los viajeros tienen que recibir alimentos y bebidas gratuitas y, si es necesario, alojamiento y transporte.

Etiquetas
Comentarios