Despliega el menú
Aragón

Visitas guiadas

Trece días de agosto para viajar al pasado íbero del Bajo Aragón

La Ruta Iberos en el Bajo Aragón ha organizado diversas actividades para desarrollar a lo largo del mes de agosto, con visitas guiadas a los yacimientos, charlas, actividades infantiles o degustaciones

Un grupo de visitantes escucha las explicaciones del guía en el yacimiento de los túmulos de Cretas.
Un grupo de visitantes escucha al guía en el yacimiento de los túmulos de Cretas.
 Íberos del Bajo Aragón

¿Cómo era un poblado íbero de hace más de mil años? ¿Cómo defendían sus asentamientos? ¿Qué les gustaba comer? ¿Cómo se las arreglaban para conservar y transportar los alimentos? Son algunas de las curiosidades que podrán conocerse durante la campaña ‘En agosto ¡Iberízate!’ que se organiza en las doce localidades que forman la Ruta de los Íberos del Bajo Aragón y en la que se incluyen visitas guiadas a yacimientos, charlas, talleres, degustaciones, espectáculos de magia y marionetas. La programación arrancará el 3 de agosto en Azaila, e irá recorriendo todas las localidades hasta finalizar el día 31, en Andorra. Todas las actividades son gratuitas y el calendario completo puede consultarse aquí.

Para las visitas guiadas este año se recorrerán dos de los yacimientos más singulares de esta prolífica ruta: El Palao, en Alcañiz, y el de Els Castellans, en Cretas. «El Palao era el asentamiento más importante de la zona, actuaba como capital de este territorio como ahora lo es Alcañiz, y estuvo ocupado durante casi siete siglos, por lo que en él puede verse desde los inicios del mundo íbero hasta su romanización», dice José Antonio Benavente, gerente del Consorcio de Patrimonio Ibérico de Aragón, entidad organizadora de la campaña.

Yacimiento de El Palao 

Durante la visita podrá verse «torres y murallas que formaban parte de su estructura defensiva; algunos edificios públicos, como la curia y el inicio de un foro; y dependencias dedicadas al almacenamiento de aceite, del que parece que esta zona era una gran productora, más de lo que imaginábamos, y cuyos excedentes se transportaban, por los restos encontrados, en odres hasta Chiprana donde se comercializaba a través del Ebro», añade Benavente.

Els Castellans, en Cretas, muestra los restos de «un poblado con unas fortificaciones monumentales, poco habituales en el entorno, con amurallamientos, fosos... que nos hacen pensar que se trataba de un castillo que tuvo un papel importante en las guerras púnicas entre romanos y cartagineses», dice Benavente.

Las explicaciones de los expertos permitirán imaginar todo ese mundo íbero, que también se evocará en las charlas previstas en varios centros de interpretación o en las catas y degustaciones de comida íbera programadas. Será la ocasión de aproximarse a la dieta de esta cultura en la que preponderaba «sobre todo los cereales, con los que hacían tortas o farinetas como las de ahora; aunque también se ha descubierto en los yacimientos que hacían harina de bellota; además de guisos de cordero, cabra o de animales de caza, incluido el caballo», afirma el gerente.

Actividades infantiles

También los niños tienen su espacio en el programa de actividades. Para ellos se ha preparado un teatro de marionetas de guante, con la obra ‘El Misterio de Zaldi’, donde los personajes viven una sucesión de aventuras ambientadas en aquella época. ‘La magia del Brujo Íbero’ es la otra propuesta con la que se busca entretener a los más pequeños, al tiempo que se les familiariza con la historia íbera del territorio.

En un radio de apenas 50 km, ofrece la mayor concentración de yacimientos íberos de España

El territorio del Bajo Aragón conserva, en un radio de apenas 50 kilómetros, una veintena de yacimientos arqueológicos de época íbera que constituye la mayor concentración de asentamientos de esa cultura excavados y abiertos a la visita pública de España. Para recuperar estos yacimientos y dar valor a este patrimonio arqueológico se creó la Ruta Ibérica del Bajo Aragón, formada por doce localidades pertenecientes a cinco comarcas. Se encuentran disponibles para la visita pública, con indicaciones para llegar y parquin a la entrada. El interior de los yacimientos cuenta con camino señalizado, así como paneles y mesas de interpretación (salvo Els Castellans todavía en fase de acondicionamiento). No obstante, en la web  puede reservarse visitas guiadas, casi a la carta. Dentro de la misma iniciativa se ha creado una red de 11 centros de visitantes en otros tantos municipios, con contenidos temáticos diversos (abiertos de Semana Santa a noviembre, en horario de 11.00 a 14.00, los sábados, domingos y festivos).

Etiquetas
Comentarios