Despliega el menú
Aragón

política

La azarosa vida política del diputado Rodrigo

El primer representante de Vox en la DPZ ha sido en menos de diez años edil en La Muela por el PP, por la FIA, por el PAR y, ahora, por la formación de extrema derecha

Carlos Rodrigo, el mes pasado junto a Lucio de la Cruz, en una foto publicada por Vox
Carlos Rodrigo (a la izquierda), el mes pasado junto a Lucio de la Cruz, en una foto publicada por Vox
Vox

No uno, ni dos, ni tres, sino cuatro. El flamante diputado de Vox en la DPZ Carlos Rodrigo, el primero que consigue la formación de extrema derecha en Aragón, ha sido concejal del Ayuntamiento de La Muela por cuatro partidos en menos de diez años. El PP, la FIA (Federación de Independientes de Aragón) y el PAR han visto pasar por sus siglas al edil muelano. Los dos últimos llegaron a expulsarle de su grupo municipal. Una azarosa vida política, salpicada de polémicas y en la que Vox constituye por ahora el último capítulo, que no le ha impedido llegar hasta la institución provincial.

Su periplo municipal comienza en 2003, en plena etapa de regidora de María Victoria Pinilla. Ese año va de número dos del PP en La Muela, pero los populares solo consiguen un edil (la cabeza de lista, Marisol Aured) y Rodrigo se queda fuera. Repite en 2007 y, entonces sí, obtiene el acta de concejal. Pero pronto comienzan los problemas. La portavoz Aured (de nuevo número uno), portavoz popular, hace públicas sus quejas contra Rodrigo, a quien acusa de ser una marioneta de la alcaldesa. Él lo niega, pero es cierto que rompió la disciplina de voto para apoyar al Gobierno de Pinilla -ahora condenada por corrupción- en infraestructuras que meses antes rechazaba.

PLENO LA MUELA  / 31-01-08 / FOTO: JUAN CARLOS ARCOS
Rodrigo, en un pleno de 2008, en su etapa del PP, junto a la portavoz, Marisol Aured.
Heraldo

Ese fue el primer volumen de un serial de desencuentros con Aured, aunque no el último.

En 2011, antes de las siguientes elecciones municipales, Rodrigo -según corroboran tanto en el PP como en la FIA- trata de apartar a su todavía compañera en el Ayuntamiento al presentar a la dirección popular una lista alternativa a la de Aured, pero el PP respalda a su portavoz.

Santiago Morón: "Su comportamiento demuestra que es una persona fiel a sus principios"

A pocos días de los comicios, tal y como recuerda el entonces presidente de la FIA, Pedro Larena, Rodrigo se pone en contacto con ellos y les ofrece su candidatura, que aceptan. Como número dos lleva a Lucio de la Cruz, que le acompaña en la actualidad. El partido obtiene un buen resultado, con 456 votos y tres concejales, además de representación en la comarca de Valdejalón. Es aquí donde se produce la quiebra con la FIA: Rodrigo vota a favor del candidato popular en la institución provincial sin consultar a la formación independiente. La FIA ordena la expulsión de Rodrigo y sus compañeros del grupo municipal y los ediles pasan a ser no adscritos.

PLENO EN EL AYTO DE LA MUELA /7/7/11/ CINTIA SARRIA
En julio de 2011, como concejal de la FIA, junto a Lucio de la Cruz
Heraldo

“Yo estaba en conversaciones tanto con el PP como con el PSOE, pero Carlos Rodrigo se saltó las directrices de la ejecutiva y le dio el voto al PP sin mi consentimiento. Fue un irresponsable”, asegura Larena a este periódico.

El propio Rodrigo matiza, en todo caso, que no fue expulsado de la FIA porque iba en listas como independiente.

Por entonces se produjo otra fuerte controversia con la popular Aured, entonces alcaldesa. Rodrigo y seis personas más son imputadas por supuestamente suplantar la identidad de la regidora en internet y enviar de forma masiva correos electrónicos en los que se la injuriaba. Las conexiones informáticas apuntaban al concejal no adscrito, pero este declaró ante el juez que la creadora del usuario con seudónimo que filtró los datos había sido su mujer. En 2013 la causa fue sobreseída al no poder reunir la jueza indicios que permitieran atribuir el delito a alguien en concreto.

El concejal acude en 2015 al PAR, donde en las municipales de ese año obtiene un resultado también muy bueno, con otros tres ediles. En la investidura se vivirá una continuación de las desavenencias con Marisol Aured, vencedora de las elecciones: los aragonesistas hacen un extraño movimiento y dan su apoyo al candidato de CHA, Adrián Tello, que se convierte en alcalde.

Y llega otra vuelta de tuerca: en enero de 2018 Rodrigo firma la presentación de una moción de censura, con él como candidato y con el apoyo del PP, para desbancar a Tello. Pero la ejecutiva del PAR rechaza la iniciativa y, ante la insistencia del grupo municipal, expulsa a sus tres integrantes. Rodrigo y De la Cruz vuelven a ser concejales no adscritos. “El PAR nos había traicionado. En vez de darnos un premio, nos castigaron. No nos dejaron gobernar”, alega Rodrigo.

ARAGON PLENO MUNICIPAL EN LA MUELA / 07-10-2016 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO
Rodrigo y De la Cruz, en el pleno municipal en octubre de 2016, por las filas del PAR
Aránzazu Navarro

Vox es la última parada, la cuarta en menos de diez años. Los votos han vuelto a avalar al representante municipal, aunque es cierto que si en las generales la formación de extrema derecha ganó en La Muela con 642 papeletas, en las municipales fue segunda con 371 sufragios (y tres ediles). El ahora concejal de extrema derecha arguye que él no es sino la cabeza visible de una lista con “más de 13 personas” y que en anteriores elecciones municipales ha sido “siempre la misma”, pero los datos desmienten esta afirmación: solo Lucio de la Cruz ha repetido con él en 2011, 2015 y 2019. El resto de la lista de Vox es nueva por completo, salvo el número 8, que fue de número 10 hace cuatro años, y el 11, que fue de 8; en ambos casos, sin posibilidades de conseguir acta. Y ni uno ni otro estaban en la candidatura de 2011.

El premio ha venido en forma de escaño en la Diputación Provincial de Zaragoza. “Fue una sorpresa, aunque sí es cierto que yo tengo algo de experiencia municipal, mientras que los demás llegaban por primera vez”, explica Rodrigo.

En Vox restan importancia a la azarosa trayectoria del diputado. “Llevamos varios años trabajando con Carlos, es una persona de plena confianza dentro del partido”, deja claro el presidente del partido en Zaragoza, Santiago Morón, que disipa las dudas sobre el edil muelano pese a su errática carrera política: “Su comportamiento demuestra que es una persona fiel a sus principios, no nos ha ocultado nunca nada. Ya me comentó su actuación política anterior, no es algo que desconociéramos”.

En La Muela, no todas las opiniones van en esa línea. “Este tipo de actuaciones hacen que luego la percepción ciudadana hacia la política sea la que es”, lamenta el alcalde, Adrián Tello. Rodrigo insiste en su defensa: “Son circunstancias políticas, pero todos nos han pedido que volvamos. Visto desde fuera choca, pero el pueblo nos apoya”, asegura. Y a continuación declara su fidelidad a Vox: “Me han tratado bien y me gustaría seguir aquí siempre. Estoy contento y soy totalmente fiel”. Por si hubiera dudas, repite: “Ya para siempre, ya para siempre”.

Etiquetas
Comentarios