Despliega el menú
Zaragoza

El PAR expulsa a sus ediles de La Muela para bloquear la moción de censura

El partido argumenta que han vulnerado los estatutos del partido.

Reunión de la comisión permanente del Partido Aragonés.
Reunión de la comisión permanente del Partido Aragonés.
José Miguel Marco

La comisión permanente del PAR ha acordado este viernes la expulsión de sus tres concejales de La Muela para impedir que prospere la moción de censura que presentaron junto al PP sin la autorización de la dirección. La decisión ya ha sido comunicada a los afectados y al Ayuntamiento, que había convocado un pleno extraordinario para el próximo lunes en la que se pretendía desalojar a Adrián Tello (CHA) de la Alcaldía. La decisión supone la disolución del grupo municipal.

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, ha hecho pública la resolución, que aún es recurrible ante la comisión ejecutiva sin que ello paralice su expulsión. De este modo, la oposición de La Muela ya no cuenta con la mayoría suficiente para sacar adelante la moción y aupar al ya exportavoz del PAR, Carlos Rodrigo, al frente del Ayuntamiento.

Su expulsión es trascendental con la Ley de Régimen Electoral General (Loreg) en la mano para la suerte del actual alcalde. Dicha norma establece que la mayoría absoluta necesaria para que prospere la censura se incrementará "en el mismo número de concejales proponentes que hayan dejado de pertenecer, por cualquier causa, al grupo municipal al que pertenecía al inicio de su mandato". Y en estas circunstancias están  los del PAR, que la firmaron junto a los otros tres del PP y el independiente ya expulsado de Ciudadanos. Como la Corporación está formada por once ediles, no prosperaría al necesitarse en estas circunstancias de diez votos y solo sumar siete.

Aliaga ha explicado que la decisión implicala prohibición a Carlos Rodrigo, Lucio Vicente y María Pilar de ejercer "ningún tipo de representación institucional u orgánica" ni la utilización del logotipo ni las siglas del PAR, como se recoge en la propuesta de resolución de la comisión de disciplina.

Los afectados tendrá ahora un plazo de diez días para interponer un recurso de alzada ante la comisión ejecutiva, que a su vez deberá resolverlo en su primera sesión una vez se haya registrado. "La expulsión ya se ha comunicado por burofax y por correo electrónico a los ediles y al Ayuntamiento", ha puntualizado.

La comisión de disciplina y la dirección del partido no ha atendido las alegaciones de los concejales, que exigieron la suspensión del proceso al entender que el partido infringió su derecho a la defensa al darles solo 48 horas para alegar al expediente. "La comisión habrá analizado las alegaciones, y nos ha comunicado una propuesta y sobre esta base se ha tomado la decisión", ha añadido.

Etiquetas
Comentarios