Aragón

educación

Ocho días para pedir las becas de comedor y libros para el próximo curso

Todos los alumnos que tienen ahora beca de comedor (unos 11.800) recibirán directamente la ayuda de verano.

Comedor del colegio María Moliner de Zaragoza.
Comedor del colegio María Moliner de Zaragoza.
P. F.

Las familias ya pueden pedir las becas de comedor y libros para el próximo curso. El plazo para entregar las solicitudes en los colegios comenzó este lunes 27 y terminará el próximo viernes 7 de junio (salvo que Educación decidiera ampliarlo por el fallo informático que ha afectado al Gobierno de Aragón este martes 28). 

El periodo para solicitar estas ayudas se ha adelantado respecto al curso pasado . La DGA publicó en el BOA la convocatoria para las ayudas de material curricular el viernes, dos días antes de las elecciones autonómicas. Las familias tienen que descargar una solicitud que está colgada en la web del Departamento de Educación, rellenarla y presentarla con la documentación necesaria en el colegio. Así que los interesados disponen de ocho días hábiles para este trámite, incluido este miércoles.

Las becas de comedor tienen este curso un procedimiento distinto, ya que por un cambio normativo dejaron de ser consideradas subvenciones y pasaron a ser prestaciones. En este caso, las familias tienen que realizar la solicitud directamente en el centro, en el mismo plazo que las becas de comedor (entre el 27 de mayo y el 7 de junio).

Los requisitos para solicitar tanto las becas de comedor como las de libros son los mismos que el año pasado. Tienen derecho a estas ayudas las familias cuyo ingresos no superen el doble del IPREM (12.908 euros anuales). Para calcularlo se tiene en cuenta la declaración de la renta del año pasado, con los datos de 2017. Este curso, unos 11.800 niños tienen beca de comedor, que cubre todo el curso y se prolonga al verano, y unos 18.000 tienen ayuda para material curricular.

Esta beca cubre hasta un máximo de 160 euros por alumno en Primaria, 230 en la ESO y Formación Profesional Básica ,y 100 en Educación Especial. La ayuda económica es tanto para libros de texto como otros materiales impresos o en formato digital. Una novedad es que los estudiantes están obligados a dejar los materiales en el colegio al finalizar el curso para que pasen a formar parte del banco de libros.

Como otros años, la Federación de asociaciones de padres de alumnos de la escuela pública (Fapar) ha habilitado en su sede un punto de información y ayuda para que las familias puedan pedir las becas. "Hay personas que no disponen de internet para poder rellenar la solicitud y nosotros les ayudamos a hacerlo. Pero después tienen que llevarla al colegio", aclaran desde Fapar. Tenían previsto comenzar este martes, pero los problemas informáticos del Gobierno de Aragón lo han impedido. Prestarán esta ayuda hasta el jueves 6, de 9.30 a 13.30 y de 17.00 a 19.00 en su sede en Zaragoza (calle San Antonio Abad, 38).

"Es positivo que se está avanzando en la simplificación de los trámites para las familias. Siempre recordamos que debería ajustarse el requisito económico para tener en cuenta la situación económica actual de las familias y no la de hace dos años años, que refleja la declaración de la renta", apuntan desde Fapar.

Becas de verano

Las ayudas para comedor escolar no terminan en junio con la finalización de las clases. Por sexto año, el Gobierno de Aragón organiza las becas de comedor de verano. En este caso también se han ido simplificando los trámites. Todos los alumnos que tienen beca de comedor durante el curso (11.800 en este 2018-19) tienen derecho a ayuda para alimentación en verano. Las familias no tienen que hacer ningún trámite y la recibirán automáticamente, según confirman desde el Departamento de Educación.

Otra cuestión es cuándo la recibirán. El año pasado este trámite se demoró mucho por "problemas administrativos". Las familias cobraron a finales de noviembre la ayuda correspondiente a los meses de julio y agosto. Educación da la posibilidad a las familias de cobrar la ayuda por los dos meses (180 euros por niño) o de participar en el programa de ocio Abierto por vacaciones y usar el comedor. La inmensa mayoría elegia la primera opción.

Etiquetas
Comentarios