Despliega el menú
Aragón

La DGA paga por fin las becas de comedor de verano y asegura que este curso lo hará antes

Las familias de unos 12.000 niños reciben el pago con cuatro meses de retraso.

Imagen de archivo de un comedor escolar de Zaragoza.
Imagen de archivo de un comedor escolar de Zaragoza.
P. F.

El Departamento de Educación ha comenzado a pagar esta semana, con cuatro meses de retraso, las becas de comedor de verano a las que tienen derecho unos 12.000 niños. Es el quinto año que Aragón cuenta con estas ayudas estivales para luchar contra la pobreza infantil, y el año que más tarde se han pagado. En 2017 las familias recibieron el dinero en torno al 25 de de octubre y este año, casi un mes más tarde.

"He cobrado, por fin, este miércoles. La ayuda no ha llegado ni para la comida del verano, ni para el material de principio de curso y casi nos llega para Navidad. Yo aprovecharé el dinero para comprar ropa en las rebajas a mi hijo", comenta Cristina Yagüe, zaragozana de 29 años y madre de un chico de 12. Le debían 180 euros por los dos meses de verano.

Su hijo, que estudia 6º de Primaria, tiene beca de material escolar y de comedor durante el curso. "Las becas son una ayuda muy importante para las familias con pocos recursos", subraya. Ella está en el paro, estudiando para la oposición de celador del Salud. Prevé que el examen sea en primavera y sueña con aprobar para poder alquiler un piso con su hijo. Ahora viven con sus padres porque no pueden permitirse un alquiler.

Los niños que tuvieron beca de comedor el pasado curso escolar (unos 12.000) tenían derecho a las ayudas de verano y estaban pendientes de cobrar. Son familias cuyos ingresos anuales son inferiores al doble del Iprem (esto es, que ganan menos de 13.000 euros al año). La ayuda es de 180 euros por el primer hijo y 120 más por cada uno de los siguientes hasta un máximo de 600 euros.

Aragón cuenta con becas de comedor de verano desde 2014 gracias a un fondo contra la pobreza infantil del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales, y el apoyo también del Ayuntamiento de Zaragoza, que este año aporta un tercio del presupuesto. La DGA ha ido simplificando los trámites para que todos los beneficiarios de la beca durante el curso escolar pudieran percibirla también en verano y -en teoría- para agilizar el pago. De hecho, este año Educación ya pidió en marzo los datos bancarios a las familias para poder pagar cuanto antes.

Sin embargo, "problemas administrativos" de Hacienda han retrasado el pago aún más. Para el próximo verano, Educación prevé que los trámites se agilicen y las familias puedan recibir la ayuda antes. "Este curso podrán pagarse las becas de verano antes, ya que en mayo se publicó el decreto que regula el servicio de prestación de comedor escolar, que cubre ya todo el periodo entre septiembre y agosto. Al pasar de ser subvención a prestación, el proceso será más rápido. De todas formas, habrá que esperar a conocer qué alumnos hacen uso del programa de apertura de centros en verano", explican desde Educación.

El Departamento da la posibilidad a los alumnos con beca de cobrar un cheque por valor del comedor escolar durante julio o agosto (180 euros en total) o de que se apunten al programa de ocio 'Abierto por vacaciones', con actividades y uso del comedor. La gran mayoría elige la primera opción. "Hasta que el Departamento no conoce el número de estudiantes que elige cada opción no puede comenzar el proceso para el pago de los cheques", apuntan.

Tras el retraso de los dos últimos años, algunas familias pedían un cambio en el sistema. "Si las becas van a llegar tan tarde, no nos sirven para comprar comida. Podían cambiarlo y darnos tarjetas de alimentación para gastar en verano", apuntaba Nerea Rodríguez, que esperaba el pago de 420 euros por tres de sus hijos.

Etiquetas
Comentarios